PORTADA
elvelerodigital.com


PORTADA
Lengua y Literatura


Lengua y literatura

 


La oración simple


 

Los dos elementos básicos de la oración son el sujeto y el predicado.

 

  SUJETO (SN-Suj)

- El sujeto es aquel sintagma nominal (grupo de palabras unidas entre sí en torno al nombre) que concuerda en número y persona con el verbo.

El sujeto es "agente" si realiza la acción del verbo (Juan come manzanas), oración activa;

y es "sujeto paciente" si la recibe (Las manzanas son comidas por Juan), oración pasiva.

Cuando analicemos una oración sintácticamente, el sujeto lo expresamos como SN-SUJ (si el sujeto es paciente, en las oraciones pasivas, lo expresamos SN-SUJ PAC). SN significa Sintagma Nominal.

 

  PREDICADO (SV-PV o SV-PN)

- El predicado es aquello que se dice del sujeto. Señala una acción, proceso o estado: (Juan salta; Juan duerme; Juan está enfermo)

Según el verbo (parte principal del predicado) podemos clasificarlo en:
- Predicado Verbal (el verbo predicativo es el núcleo del predicado: Juan estudia inglés);
- Predicado Nominal (el verbo copulativo simplemente une el sujeto con el atributo: Juan es inteligente).

Al analizar escribiremos SV-PV (Sintagma Verbal - Predicado Verbal) o SV-PN (Sintagma Verbal - Predicado Nominal).

 

  El Predicado Nominal (SV-PN)

Se caracteriza porque lleva un verbo copulativo (o semicopulativo) y un atributo. Ambos elementos son imprescindible.

El verbo funciona como enlace ("cópula") entre sujeto y atributo, no tiene valor semántico. El que aporta el significado al predicado es el atributo.

 

Verbos copulativos son, propiamente: ser, estar o parecer: Javier es abogado; Luisa está cansada; Tu pelo parece rubio.

En estos casos el atributo se puede pronominalizar con lo. En los ejemplos anteriores: Javier lo es; Luisa lo está; Tu pelo lo parece.

 

Se llaman verbos semicopulativos a aquellos que, ocasionalmente, funcionan como copulativos:

Juan se encuentra cansado de la excursión (= Juan está cansado); Felipe se quedó preocupado por tu situación (equivale a Felipe está preocupado).

En estos casos el verbo "encontrar" no equivale a "hallar algo", ni el verbo "quedar" a "estar en un lugar". Es decir, pierden su valor de verbo pleno, y equivaldría a sustituirlo por un verbo copulativo (en general, al verbo estar).

Pero, en el caso de estos verbos, el atributo no se puede pronominalizar.

Los verbos más usuales que pueden funcionar son: encontrarse, seguir, quedar, volverse, acabar, terminar, ponerse, hallarse, permanecer, andar, etc. Ejemplos: Jaime se volvió inteligente, Luisa sigue enferma, El poeta terminó loco, Mi hijo anda despistando, etc. 

 

El atributo es aquello que se dice del sujeto: Juan es simpático; Ana es mi amiga; Luis es de Pamplona; La respuesta fue ...

Hay una identificación entre sujeto y atributo: Juan = simpático; Ana = mi amiga; Luis = pamplonés (de Pamplona); La respuesta =  sí.

El atributo puede ser un sintagma adjetival [Luisa es hermosa], sintagma nominal [Luisa es arquitecto; El libro es mío], sintagma preposicional [Luisa es de Valladolid], un sintagma adverbial [Luisa es así], o una proposición subordinada [Pedro y Alba son quienes trabajaron en la mina].

 

En ocasiones los verbos copulativos no llevan atributo; en esos casos la oración no es atributivo sino predicativa (puesto que no hay identidad entre el sujeto y otro complemento del verbo). Entonces el verbo "ser" equivale a suceder o existir y "estar" equivale encontrarse o hallarse en un lugar.

Por ejemplo: La asamblea fue en tu casa (es un CC, equivale a La asamblea se celebraró en tu casa); Carmen está en Barcelona (es un CC de Lugar, equivale a Carmen se encuentra en Barcelona); El concierto será esta tarde (es un CC); Alfredo está en Móstoles (CC); Felipe se parece a su abuelo (es un CI).

En estos casos, el verbo es predicativo (es el núcleo del predicado) y el predicado es verbal (PV).

 

¿Cómo se reconoce el atributo en una oración?

- El verbo del predicado es copulativo. Hay una identificación entre el sujeto y el atributo

- Se puede pronominalizar por "lo". Carmen es mi hermana (Carmen lo es); Jaime parece aburrido (Jaime lo parece); Tus manos están congeladas (Tus manos lo están). ¡Ojo!, esto sucede con los verbos copulativos, no con los semicopulativos.

 

Los siguientes complementos del verbo nunca pueden aparecer en el predicado nominal (PN): complemento directo (CD), complemento predicativo (C.Pvo.), complemento de régimen, complemento preposicional regido o suplemento (C.Rég. o Supl), complemento agente (C.Ag.). Sí puede llevar complementos circunstanciales (CC) y, en ocasiones, complemento indirecto (CI).

 

  El Predicado Verbal (SV-PV)

El núcleo es el verbo predicativo. Aporta una información significativa al sujeto (Toni compró un coche; Diego lee el periódico; El defensa llegó tarde al balón...). Puede ir acompañado de complementos verbales:

    - Complemento directo (CD)

    - Complemento indirecto (CI)

    - Complemento circunstancial (CC)

    - Complemento Predicativo (C.Pvo.)

    - Complemento de Régimen, Suplemento o Complemento Preposicional Regido (C.Rég. o Supl.)

    - Complemento Agente (C.Ag.)

 

El Complemento Directo (CD)

Es un sintagma nominal (o S.Prep. con la preposición "a") que algunos verbos (llamados transitivos) necesitan para completar su significado y poder construir el predicado verbal.

Veamos los dos verbos siguientes:

- "Reírse". Podemos decir "Yo me río" y la oración tiene sentido completo (es un verbo intransitivo);

- "Traer". No podemos decir: "Yo traigo" porque no tiene sentido completo; necesita un complemento directo (CD) que expresa lo que se trae: "Yo traigo los bocadillos".

  El CD puede ser un pronombre (Tráeme eso; lo traigo) cuando sabemos a qué nos referimos.

  Se llaman verbos transitivos los que requieren un CD: traer, exponer, comprender, comprar, llevar, entregar, etc. Y son intransitivos los que no necesitan ese complemento (pero sí pueden llevar otros): residir, palidecer, nacer, crecer, etc.

A veces, un verbo transitivo se construye sin CD, pero este existe: lo prueba el hecho de que podemos preguntar por él:

Comeremos a las dos. - ¿Qué vamos a comer? - Comeremos pollo (CD).

  El CD puede ir precedido de la preposición "a" o sin preposición. Va con la preposición "a" cuando su núcleo es un nombre de persona: He visto a Sara. Y va sin ella cuando el nombre es de cosa: Ya he visto esa película. Pero un nombre de persona irá sin a cuando no esté bien individualizado: Busco empleado (frente a Busco al empleado). A su vez, la "a" puede preceder a nombres de cosa, cuando son complementos directos de un verbo que habitualmente lleva un complemento de persona: "Trata a su moto con mimo".

  Cualquier CD puede ser sustituido por los pronombres átonos de 3ª persona: lo, la, los, las, se (además del leísmo admitido que veremos más abajo): La trata con mimo. En el caso de la 1ª y 2ª persona, son los mismo que el del CI: me, nos, te, os (Me/nos/te/os trata con mimo).

El algunas ocasiones se puede confundir un CD con un CC de tiempo o cantidad. Comprueba si puede conmutarse por los pronombres átonos. Ejemplos: El tablón mide tres metros = los mide; La conversación duró tres horas = las duró; La estantería cuesta treinta euros = los cuesta.

 

El Complemento Indirecto (CI)

Expresa la persona, animal o cosa que recibe el beneficio o el daño de la acción verbal y consiste en un sintagma preposicional -S.Prep- precedido de la preposición a. Puede conmutarse por le o les y se. También, al igual que el CD, por me, nos, te, os.

  Los complementos introducidos por la preposición para no son CI, sino CC de finalidad (Lo recaudaron para los pobres) o CN (Necesito comida para perros).

  Ya conocemos los pronombres que pueden ser CI, con o sin preposición: Llamó la atención a esos = les llamó la atención. (Sobre los pronombres lo, la, le insistiremos enseguida).

A veces se duplica el CI en una oración: Le dije a Gabriel tu respuesta; A mi hermana le gusta Mozart. Son cosas curiosas que tiene nuestra lengua.

  Pueden llevar CI tanto los verbos intransitivos (Le enfadó la broma) como los transitivos (Alicia contó la película a sus hermanos).

 

¿Cómo distinguir el CD del CI?

Como ya sabes, el CD puede conmutarse por los pronombres lo, la, los o las; el CI, por le o les.

Puede resultar difícil distinguir el CD del CI porque ambos pueden llevar la preposición "a". He aquí un criterio para reconocerlos:

  Pronominalización. Si se sustituye el CD por un pronombre personal, este varía según el género:

Miró a Pablo - Lo miró.  Miró a Teresa - La miró.  Miró a sus padres - Los miró.

En cambio, al sustituir un CI por un pronombre, este es invariable en género (siempre le o les):

Entregó el paquete a Pablo (o a Teresa) - Le entregó el paquete.

Entregó el paquete a ellos (o a ellas)      - Les entregó el paquete.

  Transformación en oración pasiva. Al transformar una oración de voz activa (regaló) a voz pasiva (fue regalado) el CD pasa a ser el sujeto paciente de esa nueva oración. El CI, en cambio, permanece inalterable. Por ejemplo:

 - Andrés regaló el ramo de flores a la ganadora del concurso.

       SUJ                            CD                            CI

 - El ramo de flores fue regalado por Andrés a la ganadora del concurso.

          SUJ PAC                                      C. Ag.                       CI

 

Los pronombres personales de 3ª persona como CD y CI.

Vamos a ver cuáles son los usos originarios de los pronombres personales de 3ª persona:

Como CD

lo (los)

la (las)

Lo miró (a Pablo).

La miró (a Inés).

Los miró (a ellos).

Las miró (a ellas).

Como CI

le (les)

Le di un beso (a Pablo).

Le di un beso (a Teresa).

Les di un beso (a ellos)

Les di un beso (a ellas).

Veamos ahora algunos usos que se apartan de estos:

  Leísmo. En muchos lugares, se usa le como CD, y se dice Le vi (a Lucas) en vez de Lo vi.

Este uso es aceptable cuando nos referimos a nombres masculinos de persona en singular (como en el ejemplo). Pero es incorrecto si esos nombres van en plural o si nos referimos a nombres femeninos de persona o a nombres de animales u objetos. Es incorrecto: Señora, a usted no le* he llamado; A mi perro no le* he visto hace rato; Ese libro ya le* he leído.

  Laísmo. En ciertos sitios, se emplea la como CI femenino, y se dice La* dije la verdad a Lola; en vez de Le dije (a ella). Este uso es siempre incorrecto.

  Loísmo. Absolutamente vulgar e incorrecto es el uso de lo como CI: Lo* prestó los patines, en vez de Le prestó los patines.

 

[Bachillerato] Dativo ético y el CI.

No debemos confundirlos aunque se parezcan, pues utilizan los mismo pronombre átonos (me, te, le, se, nos, os, les). El dativo ético da expresividad o énfasis a la oración, pero no aporta ninguna información adicional. Se puede omitir y la oración se entiende perfectamente. Veamos unos ejemplos donde podemos quitar los pronombres puestos entre paréntesis: La abuela (se) tomó toda la sopa; El bebé (me) comió toda la papilla; Ana (se) aprendió el poema de Góngora; El chico (nos) ha salido respondón. La función en estos casos del pronombre átono es dativo ético.

 

El Complemento Circunstancial (CC)

Expresa circunstancias de la acción verbal que la completa y le añade información, que se puede suprimir sin que varíe la esencia del mensaje. Veámoslo con un ejemplo múltiple: "Raquel miró el paisaje por la ventana (lugar) durante mucho rato (tiempo) con disimulo (modo) por curiosidad (causa) con los prismáticos (instrumento)".

Puede ser un sintagma adverbial (Ana trabaja allí), un sintagma preposicional (Juan lee con dificultad) o un sintagma nominal (Nevará el martes).

Los complementos circunstanciales se pueden clasificar en tiempo (Llovió toda la tarde), modo (Llueve con intensidad), lugar (Llueve en Murcia), causa (Llora por el frío), finalidad (Llora para conmoverte), compañía (Iré con Juan), instrumento (Lo dibujó con este lápiz), cantidad (Llueve mucho), destinatario (Lo dejó para Ana).

Todos los verbos (tanto copulativos como predicativos) pueden llevar uno o varios complementos circunstanciales (CC).

 

El Complemento de Régimen, Suplemento o C. Preposicional Regido (C.Rég. o Supl)

El Complemento de Régimen (C.Rég) o Suplemento (Supl) es, siempre, un sintagma preposicional que necesitan algunos verbos para poder formar el predicado.

Observemos estas oraciones:

         "Hablamos inglés".        "Hablamos de noche".         "Hablamos de cine".

- En la primera oración, tenemos un CD: "Hablamos inglés" - "Lo hablamos".

- En la segunda, hay un CC de tiempo: de noche; este puede sustituirse por un adverbio: "Hablamos entonces".

- En la tercera, el sintagma de cine no puede sustituirse ni por el pronombre lo (CD), ni por un adverbio: podría sustituirse por de ello, de eso (es decir, un sintagma preposicional formado por la preposición utilizada, aquí de, más un pronombre). Este tipo de complemento verbal, construido con preposición y absolutamente necesario para que el verbo al que complementa pueda funcionar en la oración es el Complemento de Régimen.

 

Comparemos estas dos oraciones:
"Recuerdo aquel pueblo"
y "Me acuerdo de aquel pueblo".
Notemos que, en el primer caso, podremos decir "Lo recuerdo". [aquel pueblo es CD]
En cambio, en el segundo caso, habríamos de decir "
Me acuerdo de él
". [de aquel pueblo es C.Rég.]

 

Son muchos los verbos que pueden llevar complemento de régimen (confiar +en, faltar +a, pensar +en, informar +de, protestar +por...)  pero destacan los verbos pronominales (es decir, los que van siempre acompañados por un pronombre: acordarse, quejarse, burlarse, etc.).

El complemento de régimen puede ir con diversas preposiciones (carecer de...; consiste en...; cuento con...; protesta por...; invita a una cena...).

Ejemplos de oraciones con C.Rég.: El príncipe renunció a sus derechos, Esta mañana hablamos de política, La reunión trató sobre los dinosaurios, Pedro confía en Jaime, Contamos con tu apoyo, etc.

 

[Bachillerato] Complemento circunstancial y el Complemento de régimen.

En general, un C.Rég. no se sustituye por un adverbio. Un CC, sí. Un C.Rég. es necesario para el verbo; un CC, no.

En los ejemplos "Ana se dirige a la escuela (allí)"; "Carlos reside en Bilbao (allí)" vemos que tanto "a la escuela" como "en Bilbao" son elementos necesarios para la comprensión del verbo y aunque son permutables por un adverbio de lugar los consideramos C.Rég.

En estos casos, como en "La carta viene de Grecia" o "Dejé la carta en la repisa", algunos consideran que es tan aceptable poner C.Rég. como CC.

 

El Complemento Predicativo (C.Pvo.)

He aquí otro elemento del predicado verbal. Partamos de este ejemplo: "Las atletas llegaron exhaustas".

El adjetivo exhaustas, por una parte, complementa al verbo (parece un CC de modo: nos dice cómo llegaron las atletas: exhaustas). Pero, por otra parte, se relaciona con el sujeto (Las atletas) y concuerda con él en género y número, como el adjetivo atributo en una oración como Las atletas están exhaustas.

Estamos, pues, ante un "híbrido" de complemento del verbo y de atributo. Recibe el nombre de complemento predicativo (C.Pvo.). He aquí otros ejemplos:

Él conducía tranquilo; Ella paseaba tranquila; Ellos estudiaron tranquilos; Ellas discutían divertidas.

 

El complemento predicativo del complemento directo

Partamos de dos ejemplos:

"El padre llamó charlatán al hijo". "El padre llamó charlatanas a las hijas".

En los dos casos, el adjetivo se refiere, a la vez, al verbo (cómo lo llamó, o cómo las llamó) y al complemento directo (concuerda en género y número con él). Recibe el nombre de complemento predicativo del complemento directo (C.Pvo. del CD).

 

  Llevan este tipo de complemento verbos como elegir, nombrar, encontrar, considerar, juzgar, declarar y otros. Por ejemplo:

Han elegido delegado a Juan - Lo han elegido delegado.

Han nombrado directora a Marta - La han nombrado directora.

Declararon inocente al acusado - Lo declararon inocente.

Cuando decimos sólo complemento predicativo nos referimos al que afecta al sujeto y al verbo.

 

Confusión del C.Pvo. con el CC de Modo y el Atributo.

El C.Pvo. se parece:

- a un atributo, pero no lo es puesto que acompaña a un verbo predicativo.

Antonio regresó cansado; es parecido a Antonio estaba cansado, pero el verbo regresar no es copulativo.

- a un CC de modo, pero no lo es puesto que es un adjetivo y no un adverbio.

Antonio regresó tranquilo; es parecido a Antonio regresó tranquilamente. El primero es un adjetivo que concuerda con el sujeto; el segundo es un adverbio -palabra invariable- y, por tanto, un CC.

 

El complemento agente (C.Ag.)

Es un sintagma preposicional introducido por la preposición por, que determina quién ha hecho lo que indica la acción expresada por el verbo en voz pasiva:

Voz pasiva: "El jugador (Sujeto Paciente) fue sancionado (verbo en voz pasiva) por el árbitro (C.Ag.)"

Voz activa: "El árbitro (Sujeto) sancionó (verbo en voz activa) al jugador (CD)".

 

Una oración está en voz pasiva cuando el sujeto recibe la acción del verbo. En ese caso, el ejecutor de la acción está en el predicado: el complemento agente.

La oración del ejemplo anterior es una oración pasiva analítica. Podemos, en ocasiones, transformarla en pasiva refleja mediante el pronombre "se".

  El libro fue encontrado en mal estado (por su dueño).

  El libro se encontró en mal estado.

Hemos añadido "se" (IPR: indicador de pasiva refleja) y hemos puesto el verbo en voz activa (encontró). La oración sigue siendo pasiva -el libro sigue recibiendo la acción-. El complemento agente se suprime ya que suele utilizarse cuando no importa quién realiza la acción.

 

No debemos confundir el C.Ag. con el CC de causa. Ambos son introducidos con la preposición "por". En "El festival fue suspendido por la lluvia" el sintagma subrayado es la causa de la suspensión. En "El sótano fue anegado por las aguas", si transformamos la oración en activa ("Las aguas anegaron el sótano") comprobamos que "las aguas" es el agente de la acción.

 

CLASES DE PREDICADOS

Predicado nominal

Predicado verbal

 

Núcleo: Verbo predicativo

Complementos

(verbo copulativo) 

cópula

+

atributo

  Oración transitiva.

  Oración intransitiva.

CD: Lo necesitan los verbos transitivos.

  Sin preposición o introducido por a.

  Sustituible por lo, la, los, las.

CI: Recibe el beneficio o daño de la acción.

  Introducido por a.

  Sustituible por le, les.

CC: Expresa circunstancias varias.

C.Rég.: Lo necesitan algunos verbos para poder usarse.

  Empieza siempre por preposición.

CPvo: Complementa al verbo y concuerda con el sujeto o CD. Se parece, pero no es, a un CC de modo (no es adverbio) y a un atributo (pero el verbo no es copulativo).

C. Ag: Indica quién hace lo que expresa el verbo en voz pasiva.

 

  Oración activa.

  Oración pasiva.

 

 


Teoría y ejercicios de oraciones simples:

La oración simple

      Teoría (partes de la oración: sujeto, predicado y tipos de complementos verbales)

      La oración simple en una hoja (apuntes concentrados para alumnos de 2º Secundaria)

      56 cuestiones básicas sobre sintaxis (preguntas frecuentes de alumnos de 2º Secundaria)

      Cuestiones sobre oraciones simples resueltas

      120 oraciones simples resueltas analizadas sintácticamente (sencillas, para alumnos de 3º de Secundaria)

      Otras 30 oraciones simples analizadas sintácticamente (para alumnos de 3º de Secundaria)

      Análisis sintáctico de oraciones simples (50 ejercicios resueltos)

      Las oraciones impersonales

      Valores de "que"

      Valores de "se"

      Clasificación de las oraciones (verbos, modalidad oracional, naturaleza predicado)

 


PORTADA


CORREO