El Velero Digital

OPUS DEI: documentos, artículos y testimonios
sobre el Opus Dei y su fundador

FAQ sobre el Opus Dei  El Opus Dei y los Papas
El fundador del Opus Dei y la Madre Teresa.

Artículo recomendado
Descubrir a Cristo en cada hombre

Por Brian Kolodiejchuck, M.C., Postulador de la causa de canonización
de la Madre Teresa de Calcuta

[ Contenido | Buscar | Volver a El Velero Digital ]

"La actividad del Opus Dei se ha extendido más aún por los cinco continentes y las opiniones son más serenas y, casi siempre, positivas" Entrevista a Mons. Fernando Ocáriz

"El Opus Dei nace en la Iglesia y de la Iglesia: es, por tanto, uno de los modos, plurales, a través de los que el Espíritu Santo interviene en la vida de la Iglesia".

Canonización de Josemaría Escrivá: homilías y discursos Juan Pablo II y Mons. Javier Echevarría Documentos

"Saludo cordialmente al prelado y a todos los miembros del Opus Dei: os agradezco todo lo que hacéis por la Iglesia".

La causa de canonización de Josemaría Escrivá FLAVIO CAPUCCI, Postulador General del Opus Dei Documentos

"La evidencia de la fama de santidad del Fundador del Opus Dei era patente: alrededor de 6.000 cartas postulatorias enviadas a la Santa Sede por personas de más de cien países demostraban el interés con el que amplios sectores de la sociedad eclesial y civil aguardaban la apertura de la Causa. Se dirigieron al Santo Padre, entre otras personas, 69 cardenales, 241 arzobispos, 987 obispos (más de un tercio del episcopado mundial) y 41 superiores de órdenes y congregaciones religiosas".

 
En el Seminario Conciliar de Madrid Card. Darío Castrillón y otros. Artículos

Sobre el fundador del Opus Dei señaló su ejemplaridad "como sacerdote secular, pues en su vida gastada al servicio de la Iglesia, ha sabido amar al mundo con la caridad de Cristo".

Una canonización esperada con alegría por los obispos españoles Varios obispos españoles (9-1-2002)- Testimonios

"Queridos miembros de la Prelatura del Opus Dei y de la Sociedad de la Santa Cruz, lleváis intensamente en vuestros corazones el amor de Dios, a la Iglesia y al mundo".

Su intercesión enriquece a toda la Iglesia Personalidades del mundo católico (26-2-2002) - Artículos

"Compartimos la gran alegría del Opus Dei por la canonización de mons. Escrivá de Balaguer. Como tantas veces ha dicho el Papa, ‘los carismas son don de Dios y esperanza para los hombres’".

Cardenales y obispos hablan sobre la canonización de Josemaría Escrivá Varios cardenales y obispos (24-2-2002) - Artículos

"El desarrollo del Opus Dei es fruto de la fe, amor y total entrega del beato Josemaría a la voluntad de Dios".

Comunidades religiosas esperan con alegría la canonización de Josemaría Escrivá Mons. Flavio Capucci (Roma), 25-2-2002 - Artículos

"No puedo explicarle en tan sólo unas líneas lo que siento en estos momentos (...) Los santos siempre me estimulan mucho, pero en este caso, mi devoción al beato Josemaría y mi cariño al Opus Dei todavía me impulsan con más fuerza. Los escritos del Padre han sido desde hace mucho tiempo mi alimento y, desde que me nombraron Superiora, la fuente en la que bebo y hago beber a las hermanas que el Señor me ha confiado".

Descubrir a Cristo en cada hombre Brian Kolodiejchuck, M.C., Postulador de la causa de canonización de la Madre Teresa de Calcuta (26-2-2002) - Artículos

"Los pobres, los enfermos, los desahuciados, fueron las armas para vencer en su batalla de que el Opus Dei echara a andar. En ambos casos, tanto para el fundador del Opus Dei como para la Madre Teresa, en la raíz de este compromiso se advertía la fe, que les hacía descubrir a Cristo en cada hombre".

Escrivá pertenece ya al tesoro de la Iglesia Entrevista al cardenal Franz König (Arzobispo Emérito de Viena), La Vanguardia (Barcelona), 21 de diciembre de 2001 - Artículos

Veo que la prensa católica informa regularmente sobre el Opus Dei. Ya no hay protestas y voces negativas, gente que diga: "Lo que el Opus Dei hace no puede hacerse así", o "es demasiado cerrado". Estas cosas han pasado. El pensamiento del fundador está empezando a cuajar.
 

Josemaría Escrivá fue un "extraordinario hijo de la Iglesia" Monseñor Manuel Monteiro de Castro, Nuncio en España (31-1-2002)- Testimonios

"Es precisamente en cada Iglesia local donde queda el fruto del apostolado que desarrollan los fieles del Opus Dei".

Pasión por la libertad Salvador Bernal - Artículos

¿Qué posición tienen los miembros del Opus Dei en la vida pública de las naciones? La respuesta, rota por una espontánea ovación, se inició con estas palabras verdaderas: “¡La que les dé la gana!".

Asunción Muñoz González (Damas Apostólicas) Asunción Muñoz González- Testimonios

"Ha dejado escritas a sus hijos del Opus Dei páginas muy sobrenaturales, muy bellas, sobre el dolor, la expiación, el amor y la fortaleza de los enfermos".

Mons. Fray José López Ortiz (Arzobispo de Grado) Fray José López Ortiz - Testimonios

"El Padre tenía un espíritu abierto, un corazón magnánimo, y sabía que la Obra no venía contra nada ni a hacer sombra a nadie, sino que, para el Opus Dei, cualquiera que trabajase en servicio del Señor era muy querido".

Cardenal José María Bueno Monreal (Arzobispo de Sevilla) José María Bueno Monreal- Testimonios

"Josemaría no hacía ostentación de su labor, no anunciaba ni pregonaba las cosas del Opus Dei. No guardaba, sin embargo, ningún secreto. Hablaba con naturalidad y sencillez y, cuando se le oía, se descubría que indudablemente estaba haciendo una labor importante; nueva, muy nueva".

Fray Silvestre Sancho Morales, O.P. Fray Silvestre Sancho Morales- Testimonios

"Yo pienso que una de las características del Opus Dei es la alegría, como fruto del ejemplo del Padre. Recuerdo con qué alegría me trataban sus hijos, a los que yo no conocía. Esto, para mí, es muy importante".

Milagros del Santísimo Sacramento (Carmelita Descalza) Milagros del Santísimo Sacramento- Testimonios

"Puedo asegurar por lo que he visto y por todo lo que me han contado que los sacerdotes del Opus Dei son ejemplares. Son como Mons. Escrivá decía que tenían que ser: sacerdotes por dentro y sacerdotes por fuera. Los seglares son también buenísimos; son las personas que más nos entienden y más caridad tienen con nosotras. Todos son edificantes, no hablan nunca mal de nadie y dan siempre buen ejemplo.

En estos tiempos en que tantas cosas que fueron santas se desmoronan, Dios ha suscitado su Obra con verdadero espíritu divino. La canonización del Padre redundará en mucha gloria de Dios. Se ha extendido por todo el mundo tan rápidamente, está dando tan buenos frutos que clama en voz alta que todo en ella es de Dios, aunque muchos -que quizá no son tantos- la contradigan porque la contradicción es una nueva señal de Dios. El Señor nos ha dicho “por los frutos los conoceréis” y los frutos del Opus Dei son hermosísimos.

Sor María del Buen Consejo Fernández Rodríguez (Agustina Recoleta) Sor María del Buen Consejo Fernández Rodríguez - Testimonios

"Por medio de unas chicas del Opus Dei conocí Camino; su lectura me ayudó mucho. Y al leerlo, yo les decía a las monjas: Este libro dice lo que el Fundador de la Obra vive: Así es él: fervoroso, alegre".

Sor María Jesús Sanz Zubiría (Hija de la Caridad) Sor María Jesús Sanz Zubiría- Testimonios

"Solamente ver cómo se ha extendido por todo el mundo el Opus Dei y el bien que hace, me mueve a creer que este hombre ha de llegar pronto a los altares y así lo pido para gloria de Dios y bien de la Iglesia".

Sor Isabel Martín Rodríguez (Hija de la Caridad) Sor Isabel Martín Rodríguez- Testimonios

"Me enteré de que era el Fundador del Opus Dei y no tuve más remedio que pensar: “Pues a tal Señor, tal honor”. Y siempre he comentado que el Opus Dei tiene que ser una institución de gente buena, generosa, alegre y de espíritu grande. Porque así era el alma de su Fundador y porque si no, no llegarían a pertenecer a ello. Porque creo que requiere mucha entrega vivir en el mundo dado por completo a Dios".

Sor Engracia Echeverría (Hija de la Caridad) Sor Engracia Echeverría- Testimonios

"He querido testimoniar mi recuerdo claro y mi opinión de Religiosa y Superiora, para que, a mayor Gloria de Dios, sirva para que la vida y la obra de un hombre de Dios, sacerdote de los enfermos y fundador del Opus Dei, pueda ser contada entre el ejemplo de los santos".

Sor Eulalia Illanar Tejedor (Agustina Recoleta) Sor Eulalia Illanar Tejedor- Testimonios

"Sabíamos -porque nos lo había dicho- de la fundación del Opus Dei en 1928. Recuerdo también, los comentarios de las Madres sobre su gran piedad y amor de Dios, su celo por el bien espiritual de las almas, su respeto y veneración al Sacramento de la Eucaristía, su generosidad".

 

 

OPUS DEI: IDEAS RÁPIDAS
(tomado de http://www.ideasrapidas.org/opusdei.htm)
 

¿QUÉ ES EL OPUS DEI?

1. ¿Qué significa Opus Dei? Opus Dei significa en latín Obra de Dios.
2. ¿Qué es el Opus Dei? Según el punto de vista se pueden dar varias definiciones:
Desde el punto de vista espiritual, el Opus Dei es un camino de santificación en el trabajo profesional y en el cumplimiento de los deberes ordinarios del cristiano.
Una definición descriptiva: el Opus Dei está formado por personas de todas las profesiones (agricultores, enfermeras, arquitectos, amas de casa,...), que tienen en común la búsqueda de la santidad en esa vida corriente.
En cuanto a la actuación, el Opus Dei es una gran catequesis, pues ofrece formación cristiana a quien lo desea.
Para los que lo conocen, el Opus Dei es una familia. Aluden así a la caridad cristiana llena de afecto y simpatía acogedora que el Opus Dei enseña en sus medios de formación.
Desde el punto de vista jurídico, de organización eclesiástica, el Opus Dei es una Prelatura personal de la Iglesia católica. (Simplificando un poco, una Prelatura personal viene a ser una diócesis con unas características peculiares).
3. ¿Cuando nació el Opus Dei? Dios nuestro Señor hizo ver el Opus Dei a San Josemaría Escrivá el dos de octubre de 1928.
4. ¿En qué países se puede encontrar el Opus Dei? En toda América y buena parte de Europa; en Australia, Nueva Zelanda y en muchos países de Asia y Africa (por ejemplo, Japón, Filipinas, India, Kazajistán, Kenia, Nigeria, Congo, Camerún, etc.). Más detalles.
5. ¿Quién puede pertenecer al Opus Dei? Pueden pertenecer al Opus Dei las personas que han recibido esa vocación divina; una llamada de Dios a buscar la santidad en el trabajo, y a promover en otros ese encuentro con el Señor en la vida ordinaria.
6. ¿Cómo saber si se tiene esa vocación? Una vocación es un gran don divino. Para descubrirla es necesario rezar preguntando a Dios por su voluntad. También se precisa conocer la opinión de los directores del Opus Dei, que lógicamente conocen bien las características de la vocación al Opus Dei y ayudarán a discernir si uno tiene esa vocación.

HISTORIA BREVE DEL OPUS DEI

En la historia del Opus Dei, como en cualquier institución cristiana, lo principal es la actividad divina en el interior de las personas. Pero esto es difícil de reflejar en breves líneas por ser asuntos espirituales. Si nos fijamos más en los aspectos exteriores, la historia del Opus Dei puede resumirse así:
Inicios del Opus Dei
1928 . . . Fundación. El día dos de octubre, en Madrid, Dios nuestro Señor muestra el Opus Dei a San Josemaría Escrivá.
1933 . . . Se abre el primer centro del Opus Dei: la academia DYA que pronto pasó a ser residencia universitaria.
1941 . . . El obispo de Madrid Mons. Leopoldo Eijo y Garay, que conoce y bendice el Opus Dei desde sus comienzos, otorga su aprobación diocesana. Tres años después ordena a los tres primeros sacerdotes del Opus Dei: Mons. Álvaro del Portillo, D. José Mª Hernández de Garnica y D. José Luis Muzquiz.
1947 . . . La Santa Sede emite la primera aprobación pontificia. El año anterior San Josemaría Escrivá se ha trasladado a vivir a Roma.
1950 . . . Pio XII concede la aprobación definitiva del Opus Dei.
Expansión del Opus Dei
El Opus Dei nació en España, pero con vocación universal. En cuanto lo permitió la segunda guerra mundial, el Opus Dei empezó su desarrollo en otros países:
1946-47 . . . Comienza el Opus Dei en Europa: Portugal, Italia, Gran Bretaña, Francia, Irlanda.
1949-51 . . . Inicios en América: México, EEUU, Chile, Argentina, Colombia, Venezuela.
1951-57 . . . En otros países de Europa y América.
1958 . . . . . . Comienzos del Opus Dei en África y Asia: Kenia y Japón.
1959-62 . . . En otros países.
1963 . . . . . . Se empieza en Oceanía: Australia.
etc . . . . . . . (Actualmente se encuentra en más de sesenta países).
Madurez del Opus Dei
1969 . . . San Josemaría Escrivá convoca un Congreso extraordinario del Opus Dei para estudiar el paso jurídico a Prelatura Personal, figura que acaba de crear el concilio Vaticano II.
1975 . . . Fallece en Roma San Josemaría Escrivá. En ese momento pertenecen al Opus Dei unas 60.000 personas. Le sucede Mons. Álvaro del Portillo.
1982 . . . Juan Pablo II establece el Opus Dei como Prelatura Personal.
1994 . . . Fallece en Roma Mons. Álvaro del Portillo. Le sucede Mons. Javier Echevarría.
2002 . . . Juan Pablo II canoniza a San Josemaría Escrivá, que así entra a formar parte de los santos de la Iglesia católica. En esos momentos hay unas 84.000 personas del Opus Dei.


 

A continuación, una selección de preguntas de interés y algunas intervenciones del Prelado del Opus Dei:

 

OPUS DEI: PREGUNTAS FRECUENTES

  1. ¿Qué es el Opus Dei?

  2. El Opus Dei es una "Prelatura personal". ¿Qué es eso?

  3. ¿El Opus Dei se dirige a un grupo particular de gente?

  4. ¿Qué novedades ha introducido el Opus Dei?

  5. ¿Puede haber personas casadas en el Opus Dei?

  6. ¿Qué compromisos adquieren los fieles de la Prelatura? ¿Hay votos?

  7. ¿Qué relación tienen los fieles de la Prelatura con el obispo diocesano y las otras estructuras de la Iglesia?

  8. ¿Cuál es el número de fieles del Opus Dei?

  9. ¿Qué actividades realiza el Opus Dei como organización?

  10. ¿A qué se dedica la gente del Opus Dei?

  11. ¿Los fieles del Opus Dei desarrollan actividades políticas?

  12. ¿Es secreta la pertenencia al Opus Dei?

  13. ¿Los fieles del Opus Dei tienden a un punto de vista común en política o temas sociales?

  14. ¿El Opus Dei es conservador?

  15. ¿Es polémico el Opus Dei?

 

DECLARACIONES DE MONS. JAVIER ECHEVARRÍA A LA PRENSA:

Las diócesis y el Opus Dei

La influencia del Opus Dei

Conservador o progresista

El feminismo

La familia

"Sin estar en la Iglesia, el Opus Dei se desharía"

El Opus Dei y los obispos diocesanos

 


¿Qué es el Opus Dei?

El Opus Dei es una Prelatura personal de la Iglesia Católica que ayuda a los fieles cristianos a buscar la santidad en y a través de sus actividades diarias, especialmente mediante el trabajo.

El Opus Dei fue fundado en 1928 por un joven sacerdote Católico de 26 años, Josemaría Escrivá, que murió en 1975 y fue beatificado por el papa Juan Pablo II en 1992.

El Opus Dei es una "Prelatura personal". ¿Qué es eso?

Una Prelatura personal es una entidad jurídica dentro de la estructura jerárquica de la Iglesia, presidida por un Prelado y dependiente de la Sagrada Congregación de los Obispos, a la que pueden pertenecer laicos y clérigos. La erige la Santa Sede para fines pastorales u organizativos específicos, y está regulada por los estatutos que aprueba la Santa Sede. El término personal indica que se organiza y define por personas, de forma análoga a las diócesis y parroquias, que se organizan por áreas geográficas.

¿El Opus Dei se dirige a un grupo particular de gente?

No. Cualquier persona puede pertenecer al Opus Dei, independientemente de sus talentos, habilidades o su estrato social. Es Dios quien da la vocación, y en la práctica hay personas de todas clases. Cuando el Opus Dei se ha desarrollado durante el tiempo necesario en un país, la mezcla social de los fieles de la Prelatura es muy parecida a la que puede haber en el país en cuestion. Un objetivo del Opus Dei es promover la llamada universal a la santidad, lo que implica que cada persona es llamada por Dios para ser santa, con independencia de su ocupación o su posición social.

Por supuesto, las labores corporativas del Opus Dei (escuelas, hospitales y otros proyectos sociales) están abiertos a cualquiera, sin importar la raza, nacionalidad, la religión o el estrato social. En ocasiones, esta perspectiva ha supuesto un planteamiento innovador en países donde no había esta mezcla cultural o social.

¿Qué novedades ha introducido el Opus Dei?

En una ocasión, un miembro del Vaticano dijo al beato Josemaría que el Opus Dei había llegado "con un siglo de anticipación". La novedad del espíritu del Opus Dei se refiere, entre otros puntos, a:

Cuando fue fundado, muchos aspectos del espíritu del Opus Dei, aunque se basa en el Evangelio, fueron considerados revolucionarios durante un tiempo, hasta el punto de que algunos lo consideraron una herejía: aspectos como el papel radical de los laicos en la Iglesia y en el mundo; el papel de la mujer; la visión del matrimonio como un camino para ser santo; el amor al mundo creado por Dios, como un lugar donde se puede buscar la santidad; y que las dificultades y alegrías de la vida ordinaria, del día a día, pudieran servir para santificarse. Muchas de estas ideas formaron parte más tarde de la enseñanza oficial de la Iglesia, especialmente durante el Concilio Vaticano II.

¿Puede haber personas casadas en el Opus Dei?

Sí. De hecho, la inmensa mayoría de los fieles de la Prelatura están casados. Algunos son solteros, y de ellos unos cuantos son sacerdotes (menos del 2% del total)

¿Qué compromisos adquieren los fieles de la Prelatura? ¿Hay votos?

No hay votos en el Opus Dei. Los fieles hacen un compromiso con el Opus Dei simplemente por su honor de cristianos. Se comprometen a buscar la santidad y a ayudar a otros a hacer lo mismo según el espíritu del Opus Dei, que significa buscar la santidad primordialmente en y a través del trabajo cotidiano y en el cumplimiento de sus deberes como cristianos, conservando siempre su libertad personal.

¿Qué relación tienen los fieles de la Prelatura con el obispo diocesano y las otras estructuras de la Iglesia?

Las relaciones de los fieles laicos del Opus Dei con sus párrocos, obispos y con el Papa es exactamente la misma que los demás fieles católicos. Como otros cristianos, tienen obligaciones con las regulaciones diocesanas y siguen las enseñanzas y líneas del obispo y participan plenamente en la vida de su parroquia en función de sus circunstancias. Sus obligaciones con el Opus Dei son complementarias y empiezan donde termina la autoridad del obispo y se refieren a aspectos (por ejemplo, en su vida espiritual y al apostolado) en los que los fieles tienen libertad para buscar su propio camino de santificación.

¿Cuál es el número de fieles del Opus Dei?

Forman parte de la prelatura más de 84.000 personas, de las que en torno a 1.800 son sacerdotes. Del total de fieles, alrededor de la mitad son mujeres y la mitad hombres. La distribución por continentes es, aproximadamente, la siguiente:

¿Qué actividades realiza el Opus Dei como organización?

Como organización, el Opus Dei ayuda a la gente ordinaria a vivir conforme a su fe cristiana en su actividad diaria ofreciéndoles la ayuda espiritual y la formación que necesitan para conseguirlo. Recuerda la llamada universal a la santidad -la radical idea de que cada persona está llamada por Dios para santificarse- especialmente mediante el trabajo profesional y las actividades cotidianas. Para ello se ofrecen retiros espirituales, ratos de oración, cursos de filosofía y teología, dirección espiritual, etc., en primer lugar para sus miembros pero también para otros que desean recibir esta ayuda espiritual.

La actividad principal del Opus Dei la realiza cada uno de sus miembros, actuando con su iniciativa personal con libertad y responsabilidad. Hay otras labores corporativas en las que el Opus Dei garantiza los aspectos doctrinales y espirituales. Son siembre iniciativas sin ánimo de lucro que ofrecen servicios educativos, de caridad o con un carácter social similar, e incluyen centros culturales, colegios y universidades, residencias de estudiantes, clubs juveniles, escuelas agrarias y centros médicos.

¿A qué se dedica la gente del Opus Dei?

La mayoría realiza su trabajo profesional, vive con su familia y desempeña su vida social con plena normalidad, viviendo exactamente como lo harían si no fueran del Opus Dei. El espíritu del Opus Dei les anima a realizar con esmero esas actividades diarias para ofrecerlas como algo valioso para Dios y para prestar una ayuda mayor a su familia, a sus amigos y a la sociedad. De este modo, procuran crecer en las virtudes cristianas en y a través de su trabajo y en sus actividades del día a día, y animan a otros a hacer lo mismo.

Para ello, frecuentan los sacramentos y dedican parte de su tiempo diario a la oración, a la lectura espiritual y otros actos de devoción. Procuran practicar la mortificación cristiana, especialmente en pequeñas cosas -en el trabajo, en la vida de familia, pensando antes en los demás, cuidando los detalles, etc. Asisten a unos ejercicios espirituales una vez al año, así como a clases o cursos sobre la fe y otros aspectos para mejorar su vida cristiana.

¿Los fieles del Opus Dei desarrollan actividades políticas?

Los fieles del Opus Dei pueden desarrollar cualquier actividad honesta que ellos elijan. Como todos los cristianos y buenos ciudadanos, la gente del Opus Dei tiene un interés activo en el bien común, aunque la gran mayoría no tienen una actividad política profesional. Como cristianos corrientes, su vocación es garantizar que sus actividades seculares se adecúan al orden natural y moral. Los que se involucran en política lo hacen sin representar en modo alguno al Opus Dei, sino como ciudadanos libres y responsables, siguiendo sus propios criterios y respondiendo en la misma forma y medida que cualquier otro ciudadano. El Opus Dei no tiene ningún interés en las actividades políticas de ningún miembro, ni asume nunca ninguna responsabilidad al respecto.

¿Es secreta la pertenencia al Opus Dei?

No. Cualquier tipo de secreto está expresamente prohibido por los estatutos que regulan el Opus Dei. En la práctica, los colegas, amigos y conocidos de los miembros siempre sabrán su pertenencia porque ellos mismos lo dan a conocer, especialmente por el sentido apostólico que procuran dar a todas las cosas que hacen. Sin embargo, los fieles de la Prelatura no tienen ninguna razón para destacar o hacer pública su pertenencia, porque la búsqueda de la santidad en el Opus Dei es personal, un rasgo de su vida privada.

¿Los fieles del Opus Dei tienden a un punto de vista común en política o temas sociales?

No. Cada fiel del Opus Dei, al igual que cualquier cristiano, forma su propio juicio con absoluta libertad e independencia, adoptando el punto de vista que le parezca mejor en las materias en las que la Iglesia no haya defendido una postura (por ejemplo, en la inmensa mayoría de las cuestiones políticas, sociales y económicas). El Opus Dei no puede inmiscuirse nunca, y de hecho nunca lo hace. Su fin es exclusivamente espiritual y apostólico.

¿El Opus Dei es conservador?

Los adjetivos como "conservador" pueden tener un sentido distinto cuando se aplican a la política o a cuestiones religiosas. Si por "conservador" se entiende que procura adecuarse a las enseñanzas de la Iglesia, entonces la respuesta es afirmativa: el Opus Dei es conservador. Pero si uno piensa en términos políticos, entonces el Opus Dei no es ni de derechas ni de izquierdas, porque cada fiel del Opus Dei decide su propia postura en esos asuntos: entre la gente del Opus Dei se encuentra gran diversidad de opiniones en temas políticos.

En cuestiones espirituales y doctrinales, naturalmente los fieles del Opus Dei, como cualquier otro católico, siguen las enseñanzas de la Iglesia cuando se ha definido en un tema concreto. Pero, por ejemplo, incluso en materias de naturaleza teológica o filosófica no hay ninguna escuela de pensamiento del Opus Dei, y los fieles de la Prelatura son tan libres como cualquier otro católico para seguir una postura u otra.

En otro nivel, muchos aspectos del espíritu del Opus Dei, lejos de ser "conservadores", se podrían considerar radicales y revolucionarios, como se demuestra en parte en algunas de las incomprensiones que sufrió el Opus Dei, especialmente en los primeros años.

¿Es polémico el Opus Dei?

El Opus Dei ha tenido mucha fama tanto dentro como fuera de la Iglesia. El Opus Dei todavía es una organización joven dentro de la Iglesia, y como otras nuevas instituciones, el Opus Dei ha sido mal entendida en ciertas ocasiones. Estas críticas se han referido a veces a su fidelidad al Papa, a los obispos o a la fe católica. En otras ocasiones, la razón de la controversia, real o aparente, es no haber entendido correctamente algunos aspectos básicos sobre el Opus Dei, como por ejemplo:

no entender que en cuestiones sociales, políticas, familiares, económicas y profesionales, los fieles del Opus Dei se forman su propia opinión y actúan con absoluta libertad y responsabilidad personal;

confundir el carácter íntimo o personal del compromiso con Dios con un carácter secreto, siendo conceptos bastante distintos;

no entender la diferencia entre la condición secular o laical de los fieles de la Prelatura, por un lado; y el estado canónico y las implicaciones de la vida consagrada, por otro.

Cualquier persona familiarizada con la historia no se sorprendería al encontrar controversias en torno a una nueva institución de la Iglesia. De hecho, Jesucristo advirtió repetidas veces a sus seguidores que encontrarían esas incomprensiones.


DECLARACIONES DE MONS. JAVIER ECHEVARRÍA A LA PRENSA

Las diócesis y el Opus Dei

¿Cuáles son sus relaciones con los Obispos diocesanos, y con los sacerdotes y párrocos?

Dentro de una profunda y radical unidad, las relaciones son diversas, como corresponde a la variedad de situaciones humanas y eclesiales de los fieles de la Prelatura del Opus Dei. Se trata, siempre, de relaciones llenas de respeto, adhesión, sincero afecto y afán de colaborar, lógicamente, dentro de la misión confiada por la Santa Sede a la Prelatura. Permítame que insista: el Opus Dei, en palabras de nuestro Fundador, siempre tira del carro en la misma dirección que los Obispos diocesanos. Por eso mismo, la mayor parte de los frutos de vida cristiana de la labor apostólica del Opus Dei queda en las diócesis.

"ABC", Madrid, 5/11/1994

 

La influencia del Opus Dei

¿En qué medida el Opus Dei puede influir sobre los acontecimientos del mundo y, en particular, de la Iglesia? ¿De que modo influye la situación actual sobre la Prelatura?

El principal influjo que los fieles del Opus Dei ejercen es por medio de la oración: todos los laicos y sacerdotes de la Prelatura, casi 80.000, rezan diariamente por el Papa, por los obispos, por la unidad de los cristianos, por este mundo que aman apasionadamente. Estoy convencido que esta súplica individual, y al mismo tiempo compacta, que se eleva continuamente a Dios desde los cinco continentes, es un gran bien para la Iglesia y para la sociedad.

Por otra parte, el Opus Dei no tiene una estrategia global de acción en la sociedad. Sin embargo, el espíritu de santificación del trabajo ordinario que anima a los fieles del Opus Dei, constituye un estímulo en sus vidas que los empuja a hacer de su propio trabajo un servicio eficaz a los demás y un instrumento para promover la justicia y ejercer la caridad con sus semejantes. Al mismo tiempo, el trabajo es ocasión de apostolado personal con nuestros semejantes y, por consiguiente, de servicio a la Iglesia.

La situación actual del mundo influye en el Opus Dei del mismo modo que influye en la Iglesia entera, porque la Prelatura del Opus Dei es una porción de la Iglesia. La difusión actual de la secularización y del espíritu de autosuficiencia representan hoy una dificultad real —o al menos un desafío— para nuestros apostolados como para el de toda la Iglesia. Pero también existen elementos positivos y, de hecho, en el Opus Dei comprobamos diariamente que en todo el mundo se cuentan por miles los jóvenes —también mujeres y hombres de todas las edades— deseosos de responder con generosidad y entusiasmo al ideal de un cristianismo vivo y exigente que los fieles de la Prelatura procuran transmitir.

Agencia de noticias "KAS", Polonia, 17/05/1995

 

Conservador o progresista

¿El Opus Dei es una institución conservadora?

Si se usan los términos "conservador" o "progresista" en sentido político, no podría contestar a la pregunta, porque ese esquema no sirve cuando se habla de la Iglesia. Si se emplea la palabra "conservador" fuera de ese contexto político, se podría decir que toda la Iglesia es "conservadora", porque conserva y transmite el Evangelio de Cristo, los sacramentos, el tesoro de la vida de los santos, sus obras de caridad. Por razones análogas, toda la Iglesia es "progresista", porque mira al futuro, cree en los jóvenes, no busca privilegios, está cerca de los pobres y de los necesitados. O sea, el Opus Dei es conservador y progresista como lo es toda la Iglesia, ni más ni menos.

Presència, España, 23/07/2000

 

El feminismo

En alguna oportunidad Ud. ha hecho mención a un feminismo auténtico. ¿Qué quiere decir?

Juan Pablo II —en la Carta que dirigió a las mujeres en el mes de junio pasado— señalaba que el feminismo ha sido una realidad sustancialmente positiva. Es cierto que algunos excesos se han mostrado, a la postre, dañinos para la mujer. Pero podríamos decir que han sido los efectos secundarios. Lo importante es que se han conseguido muchas mejoras relativas a la condición de la mujer en el mundo.

Cuando he hablado de feminismo auténtico he querido referirme a todo aquello que supone servir a la causa de la mujer. Pienso que en el camino del feminismo se han atravesado otras reivindicaciones (la revolución sexual, el miedo demográfico) que han terminado por desviar el movimiento para la liberación de la mujer de sus verdaderos fines. Por eso, considero que el verdadero feminismo tiene todavía muchos objetivos que alcanzar. Son aún frecuentes las situaciones degradantes para la mujer, que han de ser modificadas: violencia —en el ámbito social y en el ámbito doméstico—, discriminación en el acceso a la educación y a la cultura, situaciones de dominación o falta de respeto, etc. El núcleo del verdadero feminismo es, como resulta obvio, la progresiva toma de conciencia de la dignidad de la mujer. Muy distinto es, en cambio, el núcleo de otros feminismos —de ordinario, agresivos—, que lo que pretenden es afirmar que el sexo es antropológicamente y socialmente irrelevante, limitándose su relevancia a lo puramente fisiológico.

La toma de conciencia de la dignidad de la mujer ha de difundirse entre las propias mujeres, erradicando toda forma de complejo de inferioridad. Y teniendo la valentía de llamar a las cosas por su nombre: rebelándose también, por ejemplo, ante los estragos que causa el vergonzoso negocio de la pornografía; ante la triste y equivocada afirmación del derecho a provocar el aborto; ante la desgracia social —no es otra cosa, además de la ofensa a Dios— del divorcio.

Pero esa toma de conciencia de la dignidad de la mujer ha de difundirse también entre los hombres, hasta eliminar todo engañoso pensamiento de superioridad y todo deseo de dominio. Es cierto que el feminismo está configurando un nuevo modelo de mujer, pero —en el fondo— está interpelando al hombre, que tiene que aprender a mirar y a tratar a la mujer de un modo nuevo.

Nuestro Señor, que es infinitamente Justo e infinitamente Sabio, creó al hombre y a la mujer con misiones distintas, teniendo la misma posibilidad de santificarse. Tratar de alterar ese orden es poco consecuente, y estamos viendo a qué resultados conduce: falta de comprensión y de convivencia, ausencia de entendimiento de la humanidad.

"EL MERCURIO", Santiago de Chile, 21/01/1996

 

La familia

¿Cree que mantener el espíritu cristiano en una familia es más difícil ahora que en otros tiempos?

Sin duda hay dificultades nuevas, pero esto no significa que antes no hubiera ninguna. En todo caso, a mí no me gusta hablar de dificultades, sino de desafíos. Y a los desafíos es preciso responder de modo constructivo.

Educar a los hijos no es sólo preservarlos de peligros y resistir a las influencias nocivas del ambiente: es, sobre todo, realizar una apasionante tarea positiva, que el Señor ha puesto en manos del padre y de la madre.

Es una tarea difícil, en efecto, pero la ayuda de Dios, que es el factor más importante, no falta nunca a quien la pide en la oración. ¡Cuántas veces ha sido precisamente el acicate de la responsabilidad por la educación de los hijos lo que ha llevado a los padres a acercarse a Dios!

"DIÁRIO DO MINHO", Braga, Portugal, 2/10/2000

 

"Sin estar en la Iglesia, el Opus Dei se desharía"

¿Cuál es la relación con los nuevos movimientos y asociaciones en la Iglesia, con la vida religiosa?

Cuando rezo el Credo, me gusta paladear cada una de las notas que definen a la Iglesia: Una, Santa, Católica y Apostólica. La Iglesia es intrínsecamente una, no un conglomerado de elementos dispersos. Es un organismo, un cuerpo, el Cuerpo Místico de Cristo, en el que los diferentes miembros, con su enriquecedora diversidad, se necesitan unos a otros.

Todo el valor del Opus Dei reside en que es parte de la Iglesia: sin ese estar en la Iglesia, el Opus Dei se desharía. Por eso, cualquier otra luz que se enciende para servir a Jesucristo, me resulta cercana, algo propio, expresión de la iniciativa del mismo Espíritu, del empeño por anunciar a Cristo.

En el plano práctico, el Opus Dei procura mantener una relación fraterna con todas las realidades de la Iglesia. Y cuenta con el apoyo de la oración y el cariño de muchas personas: por mencionar sólo un ejemplo, más de quinientas comunidades contemplativas son cooperadoras del Opus Dei.

ALFA Y OMEGA, Madrid, España, 21 de febrero de 2002

 

El Opus Dei y los obispos diocesanos

Su experiencia como obispo de una Prelatura personal es muy diferentes a la de los obispos que encabezan una diócesis. ¿Cuáles son sus particularidades?

En los cuatro sínodos de obispos en los que he participado como padre sinodal, he sentido la solidaridad de mis hermanos en el episcopado. Como miembros del colegio episcopal, compartimos, unidos al Papa, la responsabilidad sobre toda la Iglesia. Se aprende mucho de los demás.

Desde luego, la extensión geográfica de la prelatura del Opus Dei, desde China a Estonia, del Líbano a la India, de México a Uganda, nos sirve para palpar diariamente las realidades más variadas. (...)

También, estamos en contacto permanente con los problemas de los hombres, desde los más banales a los más graves: el hambre (hay fieles de la Obra que no pueden hacer más que una comida al día, como por ejemplo en los Andes peruanos o en alguna isla de Filipinas); la guerra o la inseguridad en Tierra Santa, Colombia, Congo o Sudáfrica y en tantos otros países; o los desafíos intelectuales más serios, como por ejemplo los que se refieren a la bioética.

Pero los medios son siempre los mismos: la Cruz y el Evangelio. Y la misión que la Prelatura ha recibido de la Iglesia atañe a todos los hombres: recordar a cada uno que Dios le ama y espera ser correspondido en la vida ordinaria. En otras palabras, la llamada universal a la santidad allí donde nos encontremos.

El Opus Dei participa pues en la misión de la Iglesia y comparte con ella y en ella "la alegría y la esperanza, la tristeza y el sufrimiento de los hombres" (Vaticano II, Constitución Gaudium et Spes, n° l).

Uno de los retos a los que se enfrentan los fieles de la prelatura es el desconocimiento que se tiene de Jesucristo en grandes áreas del mundo y en amplias capas de la población, desde Suecia a Kazajstán, de Singapur a Finlandia.

Asimismo, nos enfrentamos a la anorexia espiritual de la Vieja Europa; a su "cultura de la muerte"; y a la búsqueda de la igualdad educativa formulada "a la baja", que son causa de una emotividad exacerbada que revela una falta de referencias y ausencia de coraje, en especial a la hora de combatir los propios defectos, los propios pecados.

Este panorama quedaría incompleto si no mencionáramos el actual deseo del Absoluto entre la juventud, el crecimiento de una conciencia ecológica bien enfocada, y una mayor apertura a la existencia de Dios. Esta palabra, pese a que aún quema en los labios de muchos políticos occidentales, sigue interpelando a mucha gente. Un gran número de jóvenes está descubriendo la novedad de Cristo.

Querría añadir que, gracias a Dios, esta sed de renovación, este deseo de ampliar las fronteras, no pertenece sólo a los jóvenes. Hay, en todos los niveles de las sociedad, hombres y mujeres humanamente maduros, quizá adultos, que mantienen un corazón joven, dispuesto a recibir y a darse.

Sophie de Ravinel, Famille Chrétienne (France), 1 de enero de 2002

 


Última modificación: sábado, 13 de septiembre de 2008 12:42

Opus Dei: documentos, artículos y testimonios sobre el Opus Dei y su fundador

Opus Dei al día

Volver a la página principal de El Velero Digital

Conocer el Opus Dei. Artículos de autoridades eclesiásticas en la prensa internacional en los años que rodean a la beatificación de Josemaría Escrivá por Juan Pablo II.

Opus Dei: opiniones de protagonistas. Testimonios de gran valor histórico. Recopilación de intervenciones de personalidades eclesiásticas entre los años 1975 (fecha de fallecimiento del fundador del Opus Dei) y 1990, muy cerca ya de su beatificación por Juan Pablo II.

Opus Dei: preguntas frecuentes

OPUS DEI: Universidad de Navarra

Iniciativas promovidas por personas del Opus Dei

Escribir a elvelerodigital.com