PORTADA
elvelerodigital.com


Literatura
Libros recomendados por edades

350 novelas imprescindibles para tu biblioteca

ACLARACIÓN PREVIA: La clasificación por edades es puramente orientativa. Hay libros que son para todas las edades y otros que dependen de la madurez de cada persona, de su estado de ánimo, de su capacidad lectora, de su sensibilidad, de tantos factores que hacen de cada persona única.


 


10-11 años


Novelas de calidad para iniciar en la lectura (y, por lo tanto, aptas también para mayores).


 

Las crónicas de Narnia de C. S. Lewis (Planeta). Escritas inicialmente para su joven sobrina con intención catequética. El lector avispado encontrará similitudes que abarca desde la Creación hasta el Juicio Final, pasando por el pecado original, la Redención, la conciencia, la amistad, la libertad personal y las consecuencias de elegir el bien o el mal, etc. Pero también se puede disfrutar leyéndolo sin tales interpretaciones. Hay siete volúmenes: El sobrino del mago; El león, la bruja y el armario; El caballo y el muchacho; El príncipe Caspian; La travesía del Viajero del Alba; La silla de plata y La última batalla.

 

 

Carta al rey de Tonke Dragt (Anagrama. 465 pág.). Premiada como la mejor novela infantil del siglo XX en Holanda. Novela muy buena de aventuras situada en la Edad Media. La noche anterior a ser nombrado caballero, el joven Tiuri, a pesar de la prohibición tajante de no hablar con nadie, abre la puerta a un extraño que le pide de modo apremiante que lleve una carta al Caballero Negro del Escudo Blanco. Tiuri accede pero, cuando por fin llega junto al Caballero, veo que ha sido atacado está agonizando. Le ruega que entregue la carta al vecino rey Unauwen. Tiuri emprende enseguida un largo viaje plagado de dificultades y aventuras, perseguido por misteriosos enemigos y, también, ayudado por diversas gentes que se convertirán en amigos inseparables.

Los mismos personajes, pero en peripecias diferentes, los encontrarás en El secreto del Bosque Salvaje. (Anagrama. 484 pág.).

 

Ciudad de huérfanos de AVI (Casals. 394 pág.). Una especie de Oliver Twist pero situado a finales del siglo XIX. Por cierto, cuando crezcan, que lean esa magnífica novela de Charles Dickens, cuya trama dista mucho de la presentada en las películas que llevan su título. Maks, de 13 años, en su afán por ayudar a la maltrecha economía familiar, trabaja de repartidor de periódicos en las peligrosas calles de Nueva York. En ellas se encuentra Bruno, jefe de una panda de matones que se la tiene jurada por no "compartir" con él los beneficios. En una ocasión en que Bruno está a punto de propinarle una paliza en un sucio y oscuro callejón sin salida, le salva, a bastonazos una misteriosa chica. Entonces se establece una extraña relación entre ella, Macks y su familia. Los problemas no han hecho más que empezar.

 

 

Tania Val de Lumbre de Maria Parr (Nórdica. 228 pág.). Un relato fresco y moderno de esta escritora noruega, que nos recuerda la vieja historia de Heidi, obra que no por vieja deja de ser interesante. Tania es pelirroja y tiene los rizos de un león. Se apellida Val de Lumbre como el lugar en el que vive, un pequeño y remoto valle. Las dos cosas que más le gusta hacer son: a) deslizarse en trineo por Cerro Chico, la pendiente más empinada de la montaña al grito de «velocidad y autoestima», aunque suele acabar estrellándose contra el rosal de Sally y enfadando al malvado Klaus Hagen que odia los niños; b) estar con su adorado Gunnvald, que aunque tiene setenta y cuatro años es su mejor amigo... claro que en el pueblo no hay mucho niños, pero aunque los hubiera él seguiría siendo su preferido. Cuando Gunnvald tiene que ir al hospital, a Tania le van a ocurrir muchas cosas y, entonces, la historia se complica bastante.

 

Harry Potter de J. K. Rowling. Novelas que no necesita presentación. Quizás haya que esperar a que pasen al olvido las películas para volver a leer con calma estos libros. Muy bien escritos y dirigidos a lectores de 10-12 años que iban creciendo según avanzaba la serie. Sirve, básicamente, para tomar gusto por la lectura.

 

Corazón de Edmundo de Amicis (Alianza. 288 págs.). Una novela clásica infantil italiana a modo de diario de un niño en el que se intercambian narraciones como la historia de Marco, de los Apeninos a los Andes. Aunque se nota que está escrito en una época diferente de la nuestra, algunas de sus enseñanzas siguen siendo actuales.

 

Heredero de Josemaría Carreras Guixé (Eiunsa. 269 págs.). Una novela con los tintes épicos de El Señor de los Anillos pero más adecuada para niños.

 

La historia de Iqbal de Francesco D’Adamo (SM. 157 pág.). Primer encuentro con el dolor y las injusticias de mundo. Inspirada en una noticia leía en la prensa por el autor, cuenta la lucha de un niño pakistaní por escapar de la esclavitud.

 

El jardín secreto de Frances H. Burnett (Siruela. 424 pág.). Una caprichosa y mimada chiquilla, nacida en la India, se encuentra de repente, por causas de una mortal epidemia de peste, sin más familia que un estricto y excéntrico tío lejano que vive en un pueblo perdido de Inglaterra. Claramente, le cambiará la vida.

 

No es invisible de Marcus Sedgwick (Bambú. 274 pág.). Una niña, que pronto nos daremos cuenta de que es ciega, decide ir a buscar a su padre al otro lado del Océano pues sospecha que está en peligro. Para ello decide "secuestrar" a su hermano pequeño para que le guíe.

 

El príncipe de Tarsis de Antonio Sánchez-Escalonilla (Editex. 248 pág.). Un estudiante de ESO se despierta en una nave griega camino del mítico reino de Tartessos. Viviremos aventuras y conoceremos la Historia.

 

Flora y Ulises de Kate DiCamilio (Grantravesía. 231 pág.). Flora, una jovencita inquieta, observa atónita cómo su vecina se traga con el aspirador una ardilla. Sale en su rescate y tras salvar su vida, descubre que se ha vuelto inteligente. Cosa que le vendrá bien para resolver los problemas en que meterá.

 

Iván de Aldénuri de Juan Antonio Pérez Foncea (Libros Libres). Trilogía de las aventuras del Iván de Aldénuri compuesta por El Bosque de los Thaurroks, La herencia de Bèrehor y El asedio de Muilh Athern.

Como se deduce por esos nombres tan extraños, la historia sucede en un lugar imaginario con pacíficas tribus que viven de la subsistencia y la pesca y que sufren crueles ataques, tanto por mar como por tierra, de implacables piratas y alimañas sedientas de sangre.

El protagonista es un joven sencillo, amigable y familiar que las dificultades le irán forjando su alma de héroe. Sigue los patrones de las historias de aventuras que favorecen y animan la lectura en los más jóvenes.

 

 

El capitán Miguel y Juan el Navegante de Martín Casariego (Anaya. 320 págs.). Otro clásico libro de aventuras: prisioneros, fugas, descubrimientos de ciudades de oro, misterio… Si te gusta, lee, del mismo protagonista: El capitán Miguel y el misterio de la daga milanesa.

 

Ut y las estrellas de Pilar Molina Llorente (Planeta. 176 pág.).

Ut es hijo de uno de los cazadores mejor considerados de una tribu prehistórica que, a diferencia de sus dos hermanos, aborrece la caza y la guerra. Él busca algo más: una explicación a la violencia y una salida para evitar la crueldad. Su actitud ante la vida, su amor por los demás y su inquietud creadora le hacen diferente y por ello, a la vez, temido y repudiado. Un libro que es un verdadero alegato contra la violencia.

 

El misterio del manantial de Natalie Babbitt (Obelisco. 176 pág.). Una niña descubre una fuente escondida en un bosque de la que mana agua que provoca una enfermedad incurable: te convierte en inmortal. Lo que parece un juego divertido se convertirá en un dilema moral.

 

Ulisses Moore (Montena) de Pierdomenico Baccalario. Serie de libros (ya va por el 16) de literatura fantástica donde Jason y su hermana Julia intentan descifran los misterios que esconde Ulysses Moore.

 

Crónicas de la Atlántida de Joaquín Londaiz Montien (Montena. 448 pág.). Una historia atractiva en la que el rey de la Atlántida, Fédor IV, desaparece misteriosamente justo cuando los rebeldes van a invadir el país. La historia continúa en Los juegos Atlantes.

 

La princesa y los trasgos (288 pág.) y La princesa y Curdie (Siruela. 260 pág.) de George MacDonald. Las clásicas y entrañables historias de inocentes princesas, malvados trasgos, jóvenes valientes, llenas de misterio, humor y aventuras con las que disfrutaron en su infancia autores como Lewis Carroll y J.R.R. Tolkien. En el primer libro, una pequeña princesita, huérfana y de la que el rey, su padre, apenas le dedica tiempo por sus múltiples deberes, pasará un temporada en una casa de campo. Allí, como es inquieta, me meterá en problemas. Pero menos mal que un simpático minero -Curdie- la salvará de los temibles trasgos. En el segundo... bueno, continúa con más aventuras.

 

Las aventuras de "Los cinco" de Enid Blyton.

Es la serie más famosa de su Enid Blyton, autora también de las famosas series de Los Siete Secretos y Torres de Malory.
Los protagonistas son tres hermanos, Ana, Dick y Julián, y su prima Jorge. Los cuatro se suelen reunir en vacaciones en la bahía de Kirrin, donde vive Jorge, y juntos suelen pasar aventuras en las que prácticamente siempre acaban ejerciendo de detectives, buscando tesoros, resolviendo misterios o desenmascarando a criminales. El quinto miembro del grupo es el perro de Jorge, Tim. Un inteligente compañero de aventuras que en más de una ocasión les sacará las castañas del fuego. En total publicó 21 títulos: desde "Los Cinco y el tesoro de la isla" publicado en 1942, "Otra aventura de los Cinco"... hasta "Los Cinco otra vez juntos" publicado en 1963

 

Matilda,

Charlie y la fábrica de chocolate,

Danny, campeón del mundo
de Roald Dahl.

Tres novelas bien conocidas: la primera supone una prueba no apta para alérgicos al chocolate; en la segunda, una pequeña chiquilla descubre que posee un don; y en la tercera, nos encontramos con un chaval lleno de complejos que ha de superar.

 

La palabra impronunciable de Antonio Sánchez-Escalonilla (LibrosLibres. 244 pág.).

Existe una puerta misteriosa entre nuestro mundo y el Mundo de los Sueños. Una puerta que sólo puede abrirse mediante la Palabra Impronunciable, el más complicado y poderoso de los conjuros. Velmordia, líder de los ángeles siniestros, la busca para aniquilar el mundo de los humanos. Ha reunido para ello, un ejército de las peores pesadillas jamás soñadas. Según las profecías, sólo alguien puede arruinar su plan: un muchacho de doce años llamado Sergio que dibuja cómics, devora libros y juega desastrosamente al fútbol. Indy, un querubín de quinto nivel, intenta prepararlo, pero hace tiempo que el chico no cree en los ángeles y se niega a colaborar. Mientras tanto, Velmordia está en camino y el tiempo corre a su favor.

 

El Belén que puso Dios de Enrique Monasterio. (Palabra. 127 pág.).

"Al principio quiso Dios poner un belén, y creó el universo para adornar la cuna. Primero inventó el tiempo, y lo dividió en meses, en semanas, en días. Los días estaban formados por millones de años, que son como instantes para Dios. Y empezó su trabajo. Hizo el cielo, y lo llenó de estrellas y de pájaros. Hizo la luz, y luego el sol (así lo cuenta la Biblia, aunque parezca raro), y encendió una lámpara blanca en la noche para que se viera bien la cara de Jesús; no fuesen a equivocarse los ángeles de la Nochebuena. Hizo las montañas, tan auténticas que parecían de corcho, y las coronó de águilas y de nieve".

Es un libro para disfrutar en Navidad; para niños y para los que son como niños. Es una original, y tradicional, reinterpretación del Belén en el que cada figurita tiene su propia historia. Lleno de humor, ternura, sentido común, teología...

Marcelino pan y vino de José María Sánchez Silva. (Palabra. 127 pág.). La historia del niño travieso y de buen corazón que un día ofreció un trozo de pan a un Cristo macilento ha dado la vuelta al mundo a través de sus múltiples traducciones a los más diversos idiomas. Durante mucho tiempo fue el libro español más traducido del siglo XX, mereció el Premio Andersen, y Marcelino es ya un punto de referencia inevitable en la literatura infantil española. Pero es que además es un libro de una calidad literaria poco común, como podrá comprobar quien se decida a entrar en sus sencillos y profundos entresijos.

 

 


12-13 años


Comienzan las sagas de novelas -muchas de fantasía-, junto con otras más voluminosas y que empiezan a tocar temas más profundos que la simple diversión.


 

Sagas de libros


Trilogía de los Trípodes: 1. Las Montañas Blancas; 2. La ciudad de oro y de plomo; 3. El estanque de fuego de John Christopher. Ciencia-ficción ambientada en un mundo futuro paramedieval. La Humanidad está dominada por unos misteriosos artefactos en forma de Trípode. Todos pasan, a los catorce años, por una ceremonia de iniciación. Pero algunos no están de acuerdo con ese rito. Entre ellos, Will Parker, uno de los protagonistas (relata la historia en primera persona), que no se somete y huye a las Montañas Blancas para averiguar la verdad. Frente a las habituales historias futuristas de tinte pesimista, aquí se hace un planteamiento positivo de lucha por la libertad.

 

 

Una vez / Después / Ahora de Morris Gleitzman (Kailas).

Félix tiene diez años, es judío, y vive en un orfanato esperando el día en el que sus padres vuelvan a buscarle.

Una vez es un relato conmovedor narrado por la voz de un niño. La inocencia de Félix se somete a un duro proceso de conocimiento del mundo, un mundo en guerra que es parte de la historia reciente de Europa. Entonces Félix y Zelda vuelven a ser los protagonistas de esta experiencia, en la que dos niños intentan escapar de la persecución nazi y se enfrentan al odio de sus enemigos pero también encuentran la amistad y la generosidad mas desinteresadas. Ahora nos vuelve a sumergir en la vida de Félix pero con un inesperado punto de vista.

 

 

 

La lección de August / El juego de Christopher / Charlotte tiene la palabra / La historia de Julian / El libro de preceptos del señor Browne de R. J. Palacio (Nube de Tinta). Historias de una escuela protagonizadas por un niño muy especial: August.Pullman. Tras el éxito de la primera novela, La lección de August (muy recomendable para padres y educadores), se lanzó a las secuelas de menor interés.

Crónicas de Prydain de Lloyd Alexander (Alfaguara). Compuesto por cinco volúmenes en los que cuenta la historia del aprendiz de porquero, Taran, que sueña con convertirse en un gran guerrero. Para ello se pone al servicio del mago Dallben y, aunque por el camino que menos espera, se irá convirtiendo en un héroe. Los volúmenes son: El libro de los Tres, El caldero mágico, El Castillo de Llyr, Taran el Vagabundo y El gran Rey.

 

 

Cinder de Marissa Meyer (Montena. 427 pág.). Una curiosa adaptación del cuento de la Cenicienta. La Tierra se enfrenta a la invasión de alienígenas procedentes de la Luna. Le seguirán otras novelas: Scarlet (Caperucita Roja), Cress (Rapunzel) y Winter (Blancanieves).

 

Artemis Fowl de Eoin Colfer. Serie de novelas en las que un niño, demasiado listo para su edad, quiere dominar el mundo -tanto el nuestro como el mundo de las Criaturas Mágicas que habitan en el subsuelo. Para ello utiliza métodos poco convencionales y no muy apropiados. Escrito en tono de humor ya va por el octavo volumen.

 

Trilogía de Howl de Diana Wynne Jones (Editorial Berenice).

 Trilogía para chicos familiarizados con la literatura de fantasía donde saben que cualquier cosa puede suceder. Con cierta originalidad, algo de parodia posmoderna y sin los tópicos de este subgénero moderno.  Los títulos son: El castillo ambulante (347 pág.); El castillo en el aire (315 pág.) y La casa de los mil pasillos (324 pág.)

 

Corazón de tinta de Cornelia Funke (Siruela. 598 pág.).

Mortimer «Mo» Folchart y su hija de 12 años, Meggie, comparten su pasión por los libros y un don: si leen en voz alta, pueden hacer aparecer a los personajes del libro. Pero un peligro acecha: por cada personaje de ficción que llegue al mundo real desaparecerá una persona, que se irá al mundo de ficción... Hace tiempo Mo compró un ejemplar de un libro muy buscado. Es Corazón de Tinta, un libro repleto de ilustraciones y de extrañas y maléficas criaturas que, desde que su hija Meggie tenía tres años, conserva escondido. Fue entonces cuando, mientras lo leía en voz alta, su mujer desapareció en ese misterioso mundo de ficción. Capricornio, el villano de Corazón de Tinta, desea hacerse con ese ejemplar único para controlar el poder sobre la encarnación del mal: la Sombra. Para ello, secuestrará a nuestros héroes y los embarcará en un peligroso viaje... Sangre de tinta y Muerte de tinta completan la serie.

 

Novelas de aventuras y fantasía


El hobbit de J. R. R. Tolkien. (Minotauro. 288 pág.). Nada original podemos decir de esta novela publicada en 1937 y que inicia una nueva era junto con  El Señor de los Anillos en las novelas de aventura y fantasía.

 

La llamada de lo salvaje de Jack London (Vicens Vives. 154 pág.) Una gran novela de aventuras de la época de la fiebre del oro protagonizada por Buck, el perro vigoroso que ha caído en manos de los buscadores de oro, demuestra con la devoción hacia su amo que los perros pueden ser más humanos que el hombre. Ya empezaba el autor a intuir los destrozos en la naturaleza del hombre por su afán desmesurado de riquezas. En Colmillo blanco, la otra gran novela sobre la naturaleza y protagonizada por un perro, es el contacto con el hombre lo que degrada al protagonista. Es el choque entre civilización y naturaleza, la perpetua pugna entre el bien y el mal, la supervivencia del más fuerte, el determinismo genético, la selección natural. Pero siempre deja abierta una esperanza a la redención del hombre.

 

El misterio de la isla Tökland de Joan Manuel Gisbert (Espasa. 320 pág.). Un excéntrico millonario crea un colosal laberinto subterráneo, plagado de trampas, pruebas y enigmas, en un apartado islote de Océano Índico, llamado Tökland. En el esconde el mayor de los secretos del universo que será desvelado a quien sea el primero en llegar.

 

El misterio de la noria de Londres de Siobhan Dowd (Editex. 255 pág.). Una de las novela de intriga policíaca preferida por los alumnos ingleses. Un chico se queda perplejo al comprobar que su amigo, que había subido a una noria gigante, no baja del habitáculo cuando da la vuelta completa.

 

Los escarabajos vuelan al atardecer de Maria Gripe (SM. 225 pág.). Tres niños entran en una misteriosa casa abandonada donde sucede algo inexplicable. Novela de misterio y de seres sobrenaturales.

 

La isla de Bowen de de César Mallorquí (Edebé. 510 pág.). Unos científicos investigan un misterioso paquete que ha causado las muertes de numerosas personas. Novela donde se van acumulando aventuras que empiezan en la capital de España y les lleva a unas remotas islas cercanas al Círculo Polar Ártico. Se nota que el escritor se ha leído las novelas de Julio Verne.

 

Papá Piernaslargas de J. Webster (Turner. 204 pág.).

Judy Abbot, que ha vivido toda su vida en un orfanato, tiene un misterioso benefactor que está dispuesto a pagarle los estudios. A cambio, ella solo tiene que enviarle una carta al mes, no hacer preguntas, y nunca esperar respuestas.

Pero sus cartas están muy lejos de ser las de una modosa huerfanita. Judy mezcla las anécdotas universitarias con sus ideas, dibujos y teorías sobre quién será su benefactor, al que llama Papá Piernaslargas.

Una novela epistolar llena de ternura, sentido del humor y un romanticismo muy poco convencional, que nos lleva hasta un final sorprendente y, por supuesto, feliz. Por eso es una novela que gustará también a las mamás.

 

 

La hija del capitán de Alexander Pushkin (Susaeta. 97 pág.). En la Rusia del último tercio del s.XVIII, el hijo único de un militar es enviado a realizar el servicio militar por su padre a la frontera con los cosacos “para que madure”. Y tanto que va a madurar. Se inspiró en una historia real que le sorprendió a Pushkin.

 

El libro de la selva de Rudyard Kypling (Alfaguara. 98 pág.). Breve novela de las aventuras de Mowgli -niño criado entre lobos- y su vida en la selva junto a personajes conocidos como el oso Baloo, la serpiente Kaa o la pantera Bagheera. Esta historia es completada por otros relatos independientes que tienen a la selva y sus criaturas como escenario y protagonistas. Si te gusta este tipo de historias puede leer también El libro de las tierras vírgenes, una colección de relatos de aventuras que tiene como protagonistas, especialmente, a animales en la selva de India.

 

El misterio de eunuco de José Luis Velasco (SM. 160 pág.).

En la corte cordobesa del califa Al-Haken II se ha producido un terrible suceso: Sudri, el eunuco favorito del califa, ha aparecido muerto. Todos los indicios apuntan a que el joven mozárabe, Rodrigo, es el único posible culpable. No obstante, el médico Hantal Idrissi y su hijo comenzarán una investigación que destapará traiciones, odios y venganzas. Una novela de intrigas enclavada en el ambiente de la Córdoba califal.

Del mismo autor son:

Atrapado en la oscuridad (Bruño, 105 pág.) donde el joven Jorge se despierta de repente, con un fuerte dolor de cabeza, en un lugar desconocido donde no ve, ni oye absolutamente nada.

El manuscrito godo (Espasa, 215 pág.) donde el joven godo Witi sacará adelante la construcción que le costó la vida a su abuelo. Se enfrentará a diversas confabulaciones y conspiraciones.

 

El ídolo de Aruba de José Ferrer Bermejo (Anaya. 168 pág.).

Novela descerebrada, de pura acción, sin más pretensiones que entretener y tomar gusto por la lectura. El protagonista, Silvestre, un chico de catorce años, narra la historia en primera persona: "Mi padre dice, con su poco ortodoxo vocabulario, que como siga así me voy a acapullar del todo. Claro que la opinión de mi padre, francamente, no me preocupa, pues él, y no otro, es el culpable de mi ajetreada existencia; por causa suya pierdo horas de estudio y de lectura en absurdas peripecias que, además, a veces resultan harto peligrosas y siempre molestas. Porque mi padre es ladrón".

Nos cuenta una de esas aventuras, en la que ambos se introducirán en una secta religiosa que posee un valioso idolillo de obsidiana, para apropiarse de él.

 

 

Lluvia de millones de Frank Cottrell Boyce. (Salamandra. 187 págs.).

¿Qué harías si un día te cayera del cielo un montón de dinero y sólo tuvieras 17 días para gastarlo? A este dilema se enfrentan, pobrecitos ellos, los hermanos Damian y Anthony Cunningham después de encontrar una bolsa repleta de miles de libras esterlinas, unos días antes de que la moneda inglesa sea reemplazada por el euro. Pero, por desgracia, los afortunados hermanos tienen, en asuntos monetarios, ideas muy diferentes. Damian es un apasionado de los santos y, en su afán por emularlos y hacer el bien, se encuentra con una desbordante oferta de ONGs dispuestas a salvar el mundo. Anthony, bastante menos idealista, duda entre comprar juegos digitales, móviles de última generación o, por qué no, invertir en negocios inmobiliarios. En todo caso, mientras intentan ponersede acuerdo, deberán cuidarse mucho de una imprevista amenaza, la de alguien que pretende recuperar la bolsa perdida.

 

 

La historia interminable de Michael Ende (Alfaguara. 419 pág.). Bastián Baltasar Bux, un niño poco sociable, se apodera de un libro que resulta ser mágico y le hace entrar al reino de la Fantasía, mundo en peligro de ser devorado por la nada. Necesitan su ayuda, y Bastián comienza a vivir una aventura tras otra.

 

El príncipe de Tarsis de Antonio Sánchez-Escalonilla (Editex. 272 pág.). Héctor es un tranquilo estudiante de ESO fascinado por la Historia Antigua y los relatos mitológicos. Una inesperada visita al Museo Arqueológico le depara, sin embargo, una sucesión de fantásticas aventuras a través del espacio y del tiempo. A bordo de una nave griega, traspasará las columnas de Hércules, se encontrará con el mítico reino de Tartessos y revivirá muchas historias del mundo clásico que siguen siendo eternamente actuales.

 

La isla del tesoro de Robert Louis Stevenson (Anaya. 288 pág.).
Al día siguiente de la muerte de su padre, Jim Hawkins descubre casualmente un extraño mapa en el baúl de un viejo pirata que ha muerto en su posada. El mapa será el responsable de una emocionante expedición a una isla desconocida en busca del mítico tesoro del capitán Flint. Pero la aventura será también una especie de «viaje de iniciación» para Jim, que de huérfano desvalido pasará a convertirse en adulto, obligado a tomar decisiones por la fuerza de la adversidad y el deseo del triunfo. Una novela admirablemente construida, tanto por el propio interés de la intriga como por el carácter de sus vigorosos personajes y el lenguaje inconfundible de los mismos.

Novelas famosas, también consideradas clásicos juveniles, son, la novela de aventuras Secuestrado, la novela histórica La flecha negra y la novela de terror El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde.

 

 

Sembrar inquietudes


Boris de Jaap Ter Haar (Noger. 134 pág.). Un niño busca sobrevivir durante el cerco de Leningrado en la 2ª guerra mundial. La guerra vista con los ojos de un niño.

 

El chico de las manos azules de Eliacer Cansino (Bruño. 221 pág.). Un chico se queda huérfano durante la guerra de Bosnia. Decide entonces llega a España donde cree que encontrará la paz.

 

Momo de Michael Ende. (Alfaguara 228 pág.). Novela simbólica-fantástica. Gusta a jóvenes y mayores. Invita a la reflexión. Momo tiene un pequeño y despreciable don: sabe escuchar e invertir el tiempo en sus amigos. Eso resulta un peligro para los Hombres Grises, que roban a las personas el tiempo, forzándolos al activismo hasta extremos angustiosos, impidiéndoles disfrutar la vida.

 

El niño con el pijama de rayas de John Boyne (Salamandra. 224 pág.).

Bruno es un niño de ocho años. Vive en Berlín, a comienzo de los años 40 del pasado siglo, rodeado de todos los caprichos y lujos propios de un jerarca nazi en el momento de su máxima expansión. Se traslada, por el nuevo empleo de su padre, a una zona aislada, en otro país, donde debe entretenerse sin compañía de ningún niño y sin poder salir del perímetro de los límites de la finca. Pero es un niño inteligente y caprichoso que está dispuesto a aceptar esta vida aburrida. Se las ingenia para escaparse, a pesar de las serias advertencias de su madre, y, atraído por la curiosidad se acerca a una curiosa granja donde hay mucha gente, y por consiguiente, muchos niños. Allí, a través de unas alambradas, se inicia una amistad con un nuevo amigo que viste un pijama de rayas, llamado Shmuel. Sorprende un poco que un niño tan espabilado para unas cosas sea tan inocente para otras. Escrito de una manera sencilla, nos presenta siempre los acontecimientos a través de los ojos del protagonista.

 

La evolución de Calpurnia Tate de Jacqueline Kelly (Roca Editorial. 272 pág.). Una niña de comienzos del siglo XX a la que no le gusta que la recluyan en la cocina, busca el apoyo de su huraño abuelo para que le ayude a convertirse en una científica. Si te gusta, lee la continuación: El curioso mundo de Calpurnia Tate (Rocabolsillo. 316 pág.).

 

Theodore Boone. Joven abogado de John Grisham (Montena. 223 pág.). Serie de novelas policíacas protagonizadas por un chico hijo de un prestigioso abogado.

 

Bibiana y su mundo de José Luis Olaizola (Biblioteca Online. 152 pág.). Bibiana -Bibi-, huérfana de madre, quiere sacar adelante a su padre alcohólico.

 

Cucho de José Luis Olaizola (Biblioteca Online. 122 pág.). Cucho vive su abuela impedida por quien se desvive para animarla.

 

Pájaros en la cabeza de Ramón Homs y Xavier Fábrega (Tundra. 180 pág.). Novela divertida e ilustrada que despierta la afición por la ornitología. Es una historia sencilla y familiar en la un padre y su hijo mayor,  por una apuesta, empiezan a investigar la diferencia entre dos especies de aves.

 

El vendedor de noticias de José Luis Olaizola (Espasa Calpe. 176 pág.).

Esta novela de caballerías nos transporta al siglo XI cuando España estaba dividida en muchos reinos lo cual tenía más inconvenientes que ventajas ya que siempre había motivos para estar en guerra. Sobrevivir en la sociedad feudal no era nada fácil y para muchos la guerra se convertía en el único medio de vida. La categoría más ínfima que vivía a costa de las guerras era la de los vendedores de noticias. Iban de un bando a otro de un reino a otro traficando con la información y ofreciéndola al mejor postor. Era un oficio en extremo peligroso ya que se les consideraba como espías y las leyes permitían que fueran ahorcados o decapitados allí donde se les encontrara. Pero a Sebastián un muchacho de catorce años que vivía con su abuelo el peligro no le atemorizaba era incapaz de resistirse a la tentación de echarse al monte en busca de noticias. Lo llevaba en la sangre. Sin embargo su destino unido a su ansia por lograr un sueño le conducirá a unirse a las huestes de El Cid Campeador.

 

 


14-16 años
(los adolescentes)


Junto a algunos títulos de entretenimiento, si tiene costumbre de leer, conviene obras y autores que hagan reflexionar. Pueden introducirse en algunos clásicos cuya traducción esté cuidada.


Sagas de libros


The Giver: 1. El Dador de recuerdos; 2. El busca del azul; 3. El mensajero; 4. El hijo de Lois Lowry (Everest). Una distopía diferente a la moda actual de mundos en conflicto cargados de violencia y destrucción. Son cuatro libros con historias aparentemente independientes que se van relacionando entre sí según avanzan. En ella se describe un mundo en el que la vida es ordenada, previsible, indolora. La vida social está completamente regulada por un Comité de Ancianos. Además de la acción y misterio propio de novelas futuristas plantea a lector problemas que pueden plantearse en el mundo actual.


Leviathan / Behemoth / Goliath de Scott Westerfeld (Rocabolsillo).Estamos en la víspera de la Primera Guerra Mundial. Pero no va a pasar lo que hemos leído en los libros de texto. Unos darwinistas han creado unas especias nuevas con el tratamiento de ADN y las utilizan las fuerzas británicas como armas de ataque. Por su parte, el ejército alemán y el imperio austro-húngaro han desarrollado una tecnología militar puntera. Es, pues, una guerra tecnológica, no ideológica. Un joven príncipe austríaco y una joven darwinista se lanzan a parar la guerra cada uno por su cuenta… hasta que se encuentran.

 

Los horrores del siglo XX


La luz que no puedes ver de Jacqueline Kelly (Rocabolsillo. 316 pág.). Vidas paralelas de una chica ciega francesa y un huérfano alemán durante la 2ª Guerra Mundial.


La bibliotecaria de Auschwitz de Antonio G. Iturbe (Planeta. 488 pág.). En el campo de concentración de Auschwitz Fredy Hirsch ha levantado en secreto una escuela. En un lugar donde los libros están prohibidos, la joven Dita esconde bajo su vestido los frágiles volúmenes de la biblioteca pública más pequeña, recóndita y clandestina que haya existido nunca. En medio del horror, Dita nos da una maravillosa lección de coraje: no se rinde y nunca pierde las ganas de vivir ni de leer porque, incluso en ese terrible campo de exterminio, «abrir un libro es como subirte a un tren que te lleva de vacaciones». Todo tantas grandes historias, tiene una base real.


La ladrona de libros de Markus Zusak (Lumen. 544 pág.). Curiosa novela cuya narradora es la Muerte. Nos cuenta en primera persona la historia de Liessel, una niña alemana que descubre durante la segunda guerra mundial el placer de la lectura y el horror de la guerra.


Un largo camino de Slavomir Rawicz (Palabra. 362 pág.). En 1939, Rawicz, un joven oficial de caballería polaco, fue arrestado por los soviéticos y enviado, después de brutales interrogatorios, al inhóspito campo de concentración 303, en el corazón de Siberia. Consciente de que permanecer allí hubiera significado una muerte segura, organizó su escapada junto a otros seis compañeros.


El secreto de mi madre de J. L. Witterick (Nube de tinta. 208 pág.). Interesante y original historia , tanto en la forma como su contenido, de una polaca que esconde durante la contienda en su casa tanto a judíos y como a nazis. Son breves narraciones independientes contadas por sus protagonistas.


Un día en la vida de Iván Denísovich de Alexander Solzhenitzin. (Plaza y Janés. 155 págs.). Es éste uno de los más conocidos y también más escalofriantes testimonios de la crueldad que sufrieron millones de deportados en los campos de trabajo soviéticos. Las terribles condiciones de vida y las vejaciones descritas con detalle por Solzhenitsyn en Archipiélago Gulag cobran aquí entidad literaria y, bajo la forma de novela, inmortalizan un drama que nunca caerá en el olvido. El protagonista, Iván Denísovich Shújov, lleva encerrado ocho años –de una condena de diez– en un campo de trabajo situado en algún lugar de la estepa siberiana. Aunque en teoría se halla allí por «traición a la patria», la realidad es mucho más amarga: durante la guerra contra Alemania, fue capturado por los nazis, pero logró escapar y reintegrarse en las filas soviéticas. Se le acusó entonces de haber huido del ejército soviético con la intención de traicionar, y de regresar para ejercer de espía para los alemanes. A fin de evitar la condena a muerte, reconoció los hechos de los que se le acusaba y fue mandado al Gulag. Éste es el relato de uno de sus días en el campo de trabajo.

 

Historias reales contadas por sus protagonistas:

El esbirro de Sergei Kourdakov (Palabra. 320 pág.).

Historia de un joven ruso, educado en orfelinatos y escuelas oficiales estatales y que va ascendiendo rápidamente como miembro activo del Partido Comunista y que a una temprana edad tuvo responsabilidades importantes dentro de la Marina soviética y de la policía. Una de las acciones que le marcarán su vida serán una serie de operaciones secretas contra los "creyentes". Ese encuentro, lleno de violencia física, le llevará a plantearse una transformación interior pues descubre desde su ingenuidad inicial, las mentiras del comunismo, su incoherencia y lo que destruye personalmente al hombre. Libro muy ameno, profundo y que se lee de un tirón.

El relato se inicia cuando, a bordo de un buque de la Armada soviética, avista las costas de Canadá. Tiene pocos minutos para llevar a cabo su propósito de lanzarse a las gélidas aguas y no morir en su intento de llegar a tierra firme.


El hombre en busca de sentido de Víctor E. Frankl (Herder. 184 pág.). Relato de la estancia del autor, un prestigioso neurólogo y psiquiatra, en los campos de exterminio de Auschwitz y Dachau. Cuenta cómo, a pesar de las brutalidades sufridas en tales sitios, la vida merece la pena ser vivida con profunda alegría y agradecimiento.


Un seminarista en las SS. de Gereon Goldmann (Palabra. 296 pág.). Un chico muy vivo e inteligente descubre su vocación de franciscano, pero ha de compatibilizarla con servir en las SS. Condenado a muerte en varias ocasiones, encerrado en un campo de concentración, acaba su vida como misionero en Japón. Una vida impresionante.


El precio a pagar de Joseph Fadelle (Rialp. 208 pág.). El autor, de una influyente familia musulmana irakí, se encuentra accidentalmente con un cristiano a quien decide convertir al islam. Pero quien sufre el proceso de conversión -de una forma sorprendente- es el propio autor. Comienza entonces su sobrecogedor calvario.


Evasión del Campo 14 de Blaine Harden (Kailas. 260 pág.). Otra historia real de otra huida, esta vez es la del primer hombre nacido en un campo de concentración que escapa de Corea del Norte.


Correr para vivir de Lopez Lomong (Palabra. 297 pág.). Narra su historia desde el secuestro siendo niño por unos guerrilleros en Sudán hasta convertirse en el abanderado de EE.UU. en las Olimpiadas de Pekín. Impresionante.


Un adolescente en la retaguardia de Plácido Mª Gil Imirizaldu (Encuentro. 216 pág.). Recuerdos de un muchacho, ahora monje benedictino, que vivió los sucesos de la guerra civil española en el Monasterio de El Pueyo, cerca de Barbastro.


El otro árbol de Guernica de Luis de Castresana (Eiunsa. 243 pág.). La infancia del escritor. Un niño de la guerra civil española que lo llevan como refugiado a Francia con otros chicos de Bilbao.


Un saco de canicas de Joseph Joffo (DeBolsillo. 296 pág.).

El peluquero Joffo, un honrado judío establecido en el París ocupado por los nazis, decide dispersar a su familia para evitar el cruel y previsible destino que la espera. Sus hijos pequeños Joseph (autor de la obra) y Maurice tienen que sobrevivir solos en un mundo desquiciado huyendo, utilizando técnicas del más puro estilo picaresco, hacia el sur, la Francia libre donde viven unos parientes. Eso será el día en el que, al regresar del trabajo descubre que sus padres han sido detenidos por la Gestapo. En ese momento comienza la larga marcha para salvar sus vidas.

Dirigido a un público similar es  Cuando Hitler robó el conejo rosa, novela ficticia, donde la llegada al poder de Hitler cambiará la vida de Anna y su familia. Por su condición de judíos deberán abandonar su país y sus cosas más queridas, entre ellas su conejo de peluche, símbolo de la infancia recién arrebatada.

 

La adolescencia y su mundo


Blanca como la nieve, roja como la sangre de Alessandro D’Avenia (Debolsillo. 256 pág.). No lo leas en época de exámenes, porque si te gusta, no estudiarás. Tampoco quiere decir que guste a todos los adolescentes... ¿quién les entiende? Novela contada por su protagonista, un chico de dieciséis años que va descubriendo el amor y la poesía, la amistad, que el mundo no es de color de rosa sino de rojo. Eso sí, a golpe de humor, de ingenio, de sentimiento, de dolor... Muy bien escrito y no es sólo para adolescentes.

La siguiente novela que escribió, Cosas que nadie sabe (Debolsillo. 336 pág.), parece mejor. Cuenta la vida de una chica de catorce años. El abandono del hogar por su padre y el comienzo del instituto marcarán su nueva vida. En ella, un carismático profesor y un alumno mayor la van a liar. En Italia ya publicó su tercera novela, Ciò che inferno non è, todavía no traducida al castellano.


Vigo es Vivaldi de José Ramón Ayllón (Bruño. 175 pág.). Diario de Borja, estudiante de Bachillerato en un instituto de Vigo, en el que cuenta el mundo de su pandilla del instituto, especialmente desde la llegada de una nueva compañera en clase, Paula, de que quedará fascinado.


Diario de Paula de José Ramón Ayllón (Bruño. 160 pág.). Es la misma clase, el mismo grupo de amigos que Borja, pero contado por Paula. Al igual que "Vigo es Vivaldi", es un enfoque distinto al de Borja pero también alejado, como aquél, de los estereotipos de identificar a la juventud con los tópicos de irresponsabilidad, obsesionada por la movida y grupos de riesgo. Una novela agradable de leer para todos los públicos.


Palabras en la arena de José Ramón Ayllón (Palabra. 256 pág.). Otros personajes, pero con temática similar. El verano de un muchacho en la playa, siempre al borde del amor, y un septiembre con una inmensa novedad.


La vida sale al encuentro de José Luis Martín Vigil (Juventud. 360 pág.). El duro paso de la infancia a la adolescencia de Ignacio. Situado en la Galicia marítima de los años 50.

Un muchacho de quince años nos relata su vida en el seno de su familia, en el círculo de sus amigos y en el colegio donde está interno. Todo ello en el transcurso de un año pródigo en contrariedades para él. La descripción es minuciosa en detalles. Se siente su gran admiración por su padre, el cariño hacia su hermano, la total entrega que hace de su confianza en el padre Úrcola... y el amor por su prima. El protagonista posee un corazón grande y un temple magnífico, a pesar de las caídas.

Se nota que está escrito en otra época donde los valores que predominaban en la sociedad eran otros muy distintos, también su forma de escribir. Por eso, le puede costar enganchar a un adolescente de hoy.

 


Y decirte alguna estupidez, por ejemplo, te quiero de Martín Casariego (Anaya. 176 pág.). La edad del pavo en estado puro. Juan, dieciséis años, se enamora de Sara, la chica nueva de su clase. Ésta le pide que robe para ella unos exámenes. Para reírse un rato.


Pupila de águila de Alfredo Gómez Cerdá. (SM 186 pág.). Martina es una chica de pueblo que va a Madrid para prepararse a estudiar en la universidad. Dos personas llenarán su vida: su hermano, al que apenas conoció y del que heredó, tras suicidarse, una casa; e Igor, un chico que ha conocido en el hospital (ingresó por intentar suicidarse).


Helena o el mar del verano de Julián Ayesta. (1952) (Acantilado. 87 págs.). Cuenta el paso de la niñez a la adolescencia explicada con los ojos y sentimientos del protagonista. Novela lírica, esto es, muy bien escrita que transmite más sentimientos que historias. Es el cambio de la visión de Helena; pasa de ser una niña con la que juega a convertirse en el primer amor adolescente. Su lectura requiere cierta sensibilidad.

 

Novela realista


Patio de corredor de Montserrat del Amo. (SM 160 pág.). Macario y su familia intentan salir adelante en los difíciles años de la posguerra española. Viven en un piso modesto con un patio de corredor, en el que los vecinos cotillean sobre la vida y milagros de cada uno. Maruja, la mayor de los hermanos, es una joven rebelde e inconformista que está dispuesta a irse de casa e iniciar una nueva vida. Encontramos en esta novela una galería de personajes que reflejan dramas y alegrías de una época dura de nuestra historia reciente.


Aquel verano de Miguel Aranguren. Rodrigo es un chico de quince años, hijo único y huérfano de madre, que pasará unas vacaciones en el Cantábrico donde descubrirá su primer amor, la naturaleza y el misterio de la vida de su padre.


Cinco panes de cebada de Lucía Baquedano (SM. 175 págs.). Una maestra inicia su vida docente en un pueblo del Pirineo navarro. Llega con mucha ilusión, pero pronto chocará con la dura realidad. Descubrirá que su misión como docente será otra muy diferente. Allí descubrirá que la belleza de las personas está oculta en muchas ocasiones bajo una capa de rudeza y modales toscos.


Caperucita en Manhattan de Carmen Martín Gaite. (Siruela.264 pág.). En Nueva York vive Sara Allen, a la que le encanta visitar a su abuela -una entusiasta del bingo, la bebida y el tabaco que vive en Manhatan-. Su gran ilusión es llevarle una tarta de fresa a su abuela. En el camino encontrará al lobo -un pastelero multimillonario que vive cerca de Central Park- y, sobretodo, a Miss Lunatic, una anciana lunática que se esconde durante el día en la estatua de la Libertad y que sale por las noches para ayudar a las personas que sufren.


Kafka y la muñeca viajera de Jordi Sierra i Fabra. (Siruela. 145 pág.).

Recreación novelada de una anécdota de Kafka. Un año antes de su muerte, paseando por un parque en Berlín, encontró a una niña llorando desconsolada: había perdido su muñeca. Para calmar a la pequeña, el autor de La metamorfosis se inventó una peculiar historia: la muñeca no se había perdido, se había ido de viaje, y él, convertido en cartero de muñecas, tenía una carta que le llevaría al día siguiente al parque. Aquella noche Franz escribió la primera de las muchas cartas que, durante tres semanas, entregó a la niña puntualmente, narrando las peripecias de la extraordinaria muñeca desde todos los rincones del mundo. Según cuenta Dora Dymant, su compañera en aquellos días, el estado febril con el que Kafka escribía esas cartas era comparable al de cualquiera de sus inmortales obras. Jamás volvió a saberse nada, ni de la niña, ni de aquellas cartas.

 

Novelas históricas o con rasgos autobiográficos


El héroe del Caribe. Blas de Lezo de J Pérez–Foncea (LibrosLibres. 310 pág.). El brillante historial del marino guipuzcoano Blas de Lezo ya había derrotado en tres ocasiones a la armada británica. Pero tanta era su superioridad numérica y tan segura daban su victoria, que antes de la batalla acuñaron una medalla conmemorativa de la toma de Cartagena de Indias. Penoso error. Ese puerto era la llave que abriría a la corona británica el dominio de toda América y la expulsión absoluta de los españoles. El ataque, llevado a cabo en 1741, se topó sin embargo con una defensa valiente, inteligente y eficaz que humilló a Inglaterra y prolongó un siglo la potencia naval y territorial de España en el Atlántico. Esta novela relata con detalle esta hazaña, en la que introduce historias paralelas protagonizadas por Fernando, un joven oficial, y Consuelo, una muchacha a quien su madre quieren casar con quien no ama. Asimismo, presenta el peligroso enfrentamiento estratégico que tuvo lugar entre el almirante Blas de Lezo y el envidioso virrey Eslava. Aunque tuvo razón en todas las decisiones que se tomaron según su criterio, y pese a ser la suya la victoria militar más importante en los cuatro siglos de presencia española en América, Blas de Lezo fue menospreciado por la Corte de Madrid -enterrado en una fosa común- y sólo ahora se empieza a reivindicar su memoria a nivel popular. Bien documentada y ambientada, el volumen incluye el diario completo real de Blas de Lezo sobre los hechos. Aquí puedes ver una entrevista autor sobre el libro.

Del mismo autor y con el mismo rigor en documentación histórica, sobre la verdadera peripecia Armada Invencible -bastante diferente de la que nos ha transmitido la leyenda negra, es la novela Invencibles. (Libroslibres. 272 pág.).


Querido Bruto de José Ramón Ayllón (Palabra. 208 pág.).

Esta novela es una compilación de cartas que Julio César escribe al que fuera uno de sus asesinos, y en las que reflexiona sobre la vida y la muerte, sobre la política y la vanidad del poder.

El 15 de marzo del 44 antes de Cristo, treinta puñaladas acabaron con la vida del general romano que había conquistado las Galias y derrotado a Pompeyo. Su genio militar solo es una de las facetas del extraordinario orador, escritor, estadista y político que enterró la República romana y alumbró el Imperio.

Así lo pone de manifiesto esta novela histórica por la que se pasean Lucrecio y Cleopatra, Catón y Marco Bruto, Cicerón y Pompeyo, Julia y Servilia, Catilina y Espartaco, Catulo y Clodia, Ariovisto y Vercingetórix. A pesar de su astucia y perspicacia, César cometió un error irreparable: no fue capaz de imaginar la conspiración que segaría su poder, sus proyectos y su vida.


El águila de la Novena Legión de Rosemary Sutcliff (Plataforma. 351 pág.). La historia de la misteriosa Legión romana desaparecida en el siglo II en el norte de las tierras británicas.


La luz apacible de Louis de Wohl (Palabra. 376 pág.). Muy buena novela ambientada en la Europa del s. XIII y centrada en la apasionante figura de santo Tomás de Aquino.

El último cruzado de Louis de Wohl (Palabra. 512 pág.). La vida novelada del hermanastro de Felipe II, don Juan de Austria, que dirigió la batalla de Lepanto.

Otras novelas de este autor son: Asalto al cielo (sobre Santa Catalina de Siena y su tiempo), El mendigo alegre (San Francisco de Asís), El Oriente en llamas (San Francisco Javier), Venciste, Galileo (Juliano, el apóstata), Corazón inquieto (San Agustín de Hipona) , etc.


La columna de hierro de Taylor Caldwell (Maeva. 829 pág.). Novela histórica de la época de Cicerón y el esplendor del Imperio Romano. Una magnífica recreación histórica.


Atrapados en el hielo de Caroline Alexander (Planeta. 306 pág.). La impresionante novela de la aventura de la expedición a la Antártida de Shackleton a principios del siglo XX.


El águila de la nieve de Wallace Breem (Alamut Ediciones. 320 pág.). Algunos disfrutaron tanto de ella que dijeron que era la mejor novela sobre los tiempos de la decadencia y caída del Imperio romano.


El faro de Alejandría de Gillian Bradshaw (Salamandra. 512 pág.).

La presente novela transcurre a fínales del siglo IV, siendo Valente emperador de Oriente, en la época en que el Imperio oriental está envuelto en guerras religiosas, entre los arrianos y los “nicenos” (partidarios del Concilio de Nicea, que había condenado la doctrina de Arrio, consistente en negar la divinidad de Jesucristo), y las guerras exteriores, contra los bárbaros y los hunos, que hostigan continuamente el Oriente. El personaje histórico más relevante es Atanasio (San Atanasio), obispo de Alejandría; la protagonista es una mujer que, teniendo una enorme admiración por la medicina, se dedica a su estudio disfrazándose de varón, ya que a las mujeres les estaba vedada tal profesión. La protagonista vive en Éfeso, después en Alejandría y más tarde en la Tracia, y sus aventuras están bien relatadas y se leen con mucho agrado.


El contador de arena de Gillian Bradshaw (Salamandra. 384 pág.).

Biografía novelada de la época juvenil de Arquímedes. La novela está muy bien narrada y documentada -teniendo en cuenta los pocos datos históricos que se conocen-. De fácil lectura para cualquier persona, no cuenta los grandes descubrimientos del personaje (gran matemático, físico e ingeniero) junto con su lado romántico. Otros novelas históricas son: El heredero de Cleopatra (vida de Cesarión, hijo de Julio César y Cleopatra), la trilogía que recrea el ciclo Artúrico (de la que sólo se ha traducido El halcón de mayo), Norte Oscuro (Memnon es un etíope, legionario de Roma, que hace como explorador el servicio militar en Britania, junto al muro de Adriano), Rodas, la hija del Sol (la acción se desarrolla en el Mediterráneo oriental a mediados del siglo III a.C. El protagonista ataca una nave pirata en la que estaba prisionera la favorita del rey de Siria), etc.


La ciudadela de Archibald J. Cronin (Palabra. 370 pág.). Novela que afianza la vocación de médico. Cuenta la conmovedora lucha de un médico contra la corrupción del sistema sanitario en la Europa de entreguerras. El primer trabajo de Andrew Manson, un joven médico idealista, es en un pueblo minero de Gales donde se enfrentará a todo tipo de problemas médicos y humanos. Más tarde, cuando se traslade a Londres, el materialismo hará cambiar, momentáneamente, su visión de la vida, que recuperará gracias a la integridad de su mujer y sus amigos. Otras novelas del mismo autor, y similar temática, son Los verdes años e Historia de un maletín.


Mi planta de naranja-lima de José Mauro Vasconcelos (Asteroide. 178 pág.). Novela autobiográfica en la que cuenta el sufrimiento de un niño ante el hambre, la injusticia y la pobreza. Probablemente te hará llorar. Cuenta la historia de Zezé, quien de mayor quiere ser poeta y llevar corbata de lazo, pero de momento es un niño brasileño de cinco años que se abre a la vida. En su casa es un trasto que va de travesura en travesura y no recibe más que reprimendas y tundas; en el colegio es un ángel con el corazón de oro y una imaginación desbordante que tiene encandilado a su maestra. Pero para un niño como él, inteligente y sensible, crecer en una familia pobre no siempre es fácil; cuando está triste, Zezé se refugia en su amigo Minguinho, un arbolito de naranja lima, con quien comparte todos sus secretos, y en el Portugués, dueño del coche más bonito del barrio.


Soldados de Salamina de Javier Cercas. (Tusquets. 216 págs.). En los últimos meses de la Guerra Civil española, un miliciano anónimo perdona la vida a un prófugo Sánchez Mazas, escritor e ideólogo falangista. Un joven periodista topa por casualidad con una historia fascinante de la Guerra Civil española, y se propone reconstruirla. Cuando las tropas republicanas se retiran hacia la frontera francesa, camino del exilio, deciden fusilar a un grupo de presos franquistas, entre los que se encuentra Rafael Sánchez Mazas, fundador e ideólogo de Falange. En la confusión, Sánchez Mazas logra huir del fusilamiento colectivo, y logrará vivir emboscado hasta el final de la guerra, protegido por un grupo de campesinos de la región, aunque siempre recordará al miliciano de extraña mirada que, tras descubrirlo y encañonarlo, no lo delató. El narrador se propone desentrañar el secreto del enigmático Sánchez-Mazas, de su asombrosa aventura de guerra.

 

Novelas de aventuras


Jaque en la red de Santiago Herraiz (Bruño. 183 pág.). Un grafitero ve un asesinato y se mete en problemas. Libro de intriga y de aventuras donde junto a los problemas de la destrucción de la familia, las mafias y la inmigración brilla el valor de la amistad. Engancha.


Amordazados de Santiago Herraiz (Bruño. 153 pág.). Del mismo estilo trepidante del anterior. En esta ocasión es un chico que se da cuenta, accidentalmente, de que sus nuevos vecinos están preparando un atentado terrorista.


La sangre del pelícano de Miguel Aranguren (Libros Libres. 480 pág.).

El descubrimiento de un tremendo asesinato en el romano parque de Villa Borghese une a un sacerdote con un glamoroso pasado y a un viejo policía de deprimente presente al que la vida le ha ido apartando de su religión. En China, una iglesia renacida a pesar de las persecuciones espera ilusionada la visita secreta de un enviado del Papa. En París, un brujo convertido en estrella mediática se proclama el verdadero representante del único Dios en un espectáculo que siguen millones de personas. Mientras, en el Albaicín granadino unas monjas de clausura sufren una serie de ataques y amenazas en su convento... La ambientación es envolvente, y suficientemente amplia como para que aborde temas como la persecución religiosa en la China comunista, los conflictos entre musulmanes y cristianos en Occidente, la furia adoctrinadora de ciertas organizaciones internacionales o la emergencia de un auténtico show business en torno a la religión. Su lectura resulta muy entretenida.


Buena suerte de David Baldacci (Zeta. 380 pág.). Es una novela un poco distinta de sus clásicas "superventas". Aunque el final de la novela es trepidante, cuenta la vida de dos chicos de familia acomodada, y un tanto consentidos, que cambia radicalmente por un suceso inesperado. Entrará en escena la bisabuela, que vive aislada en las agrestes montañas de Virginia llevando la dura vida propia de las gentes del campo. Allí irán a parar estos dos chicos.


El guardiamarina Bolitho de Alexander Kent. Saga de novelas de aventuras marineras. Esta primera comienza en 1772, cuando, a la edad de dieciséis años, Bolitho embarca como guardiamarina en el Gorgon, un navío de línea de setenta y cuatro cañones, con órdenes de navegar hacia África oriental para reprimir a quienes osaban oponerse a la marina de Su Majestad. Ya de regreso a su Cornualles natal, disfruta de un merecido permiso mientras su barco está en reparaciones. Pero la región en que pasó su infancia está infestada de contrabandistas y malhechores, y Bolitho tiene que interrumpir su descanso para embarcarse de nuevo.


La lista de Frederick Forsyth (Plaza y Janés. 336 pág.). En el norte de Virginia se encuentra la sede de la TOSA, una unidad gubernamental de actividades de soporte para operaciones técnicas. Bajo este nombre tan poco preciso se esconde su verdadera y única misión: identificar, localizar y destruir a quienes representan una amenaza para Estados Unidos. Los nombres de todos ellos se apuntan en una lista aprobada por el presidente y conocida como: la lista de los asesinables. Esta organización existe. La lista, también. Un día se añade un nombre nuevo: el Predicador. Nadie conoce quién se oculta tras el apelativo. Solo se sabe que es el responsable de diecisiete asesinatos y que utiliza internet para radicalizar a jóvenes islámicos y que sigan así sus instrucciones de asesinar. Pero acaba de cometer un gran error: su última víctima es un general jubilado de los marines y el padre del Rastreador, miembro destacado de la TOSA. Con un dominio perfecto del árabe, el Rastreador lleva seis años dedicado a eliminar a los altos mandos de Al Qaeda. Esta vez, su misión será muy diferente porque la motivación que dirige sus pasos es personal. Empieza la caza.


El Señor de los Anillos de J. R. R. Tolkien. Libro que, cronológicamente viene a continuación de El hobbit, cuenta las aventuras de un grupo de seres (elfos, hobbits, enanos, humanos) que forman la Comunidad del Anillo en su intento por destruir el Anillo Único, forjado por Sauron -el auténtico villano de la historia, que como todos los villanos reales y fantásticos, pretende ser el único amo del mundo. Es la historia del héroe del pueblo llano, de aquella persona que aún sabiendo que su destino puede ser fatal, lucha por cumplirlo, pues de él depende la continuidad de su mundo. Es un obra cumbre -no sólo en su género fantástico- de la literatura contemporánea, no solo por su calidad literaria sino por sus distintos niveles de lectura que profundiza de modo alegórico en la naturaleza humana.


La huida de Nathan de John Gilstrap. Un peligrosísimo delincuente huye de un reformatorio tras asesinar cruelmente a un vigilante. La sociedad se lanza tras él para aniquilar a semejante criminal. El pequeño problema es que el autor tiene doce años y la realidad es otra muy distinta. Otra novela de suspense que se lee de un tirón.


Miguel Strogoff de Julio Verne (Acento, 393 pág.). Famosa novela de las aventuras del correo del Zar, que en una trascendental misión secreta, debe atravesar Siberia para avisar e impedir una invasión tártara organizada por un traidor.

Contiene todos los elementos de la novela de aventuras que, junto con La vuelta al mundo en 80 días (La conocida apuesta del flemático caballero británico Phileas Fogg con sus colegas en la compromete toda su fortuna).

Otras novelas de aventuras de Julio Verne son: Veinte mil leguas de viaje submarino (donde aparecerá el famoso Capitán Nemo), La isla misteriosa (cinco náufragos en una isla desierta, pero no están solos), El rayo verde, (una expedición que busca ese curioso efecto óptico del sol con ciertas propiedades mágicas), Un capitán de quince años (protagonizado por el joven Dick Sand), Escuela de robinsones (novela inspirada en Robinson Crusoe), Viaje al centro de la Tierra, Los hijos del capitán Grant, Cinco semanas en globo (su primera novela de aventuras que inspirará al resto), etc.


Zalacaín el aventurero de Pío Baroja (Espasa. 248 págs.). Novela llena de acción y aventuras que cuenta la inquieta vida de Martín Zalacaín en el marco de la última guerra carlista.


El señor de las moscas de William Golding (Alianza. 288 págs.).

La novela, publicada en 1954, cuenta las aventuras de un grupo de niños, únicos supervivientes en una isla desierta a consecuencia de un accidente aéreo, que acaba por dividirse en dos facciones belicosas. La obra constituye una fábula moral acerca de la condición humana, que apunta hacia las pasiones ocultas que anidan en la naturaleza del hombre, en clara oposición al buen salvaje de Rousseau.

Son infinidad los símbolos que Golding introduce en esta narración. Puede leerse en diversos niveles de interpretación y en todos se sacan lecciones interesantes. El sentido de la caracola, del fuego, de las pinturas con que se disfrazan, de la cabeza del cerdo (El Señor de las moscas) y otros muchos aspectos que sin duda tienen un carácter simbólico. Algunos se quedarán en la historia de unos niños, como puede ocurrir si se ve la película del mismo título, pero la fábula va mucho más allá.


Príncipe y mendigo de Mark Twain. (Palabra 179 pág.). En esta clásica novela juvenil se cuenta la historia de dos jóvenes idénticos como gotas de agua que se intercambian sus papeles durante una temporada: el joven rey de Inglaterra y un mendigo llamado Tom Conty. Del mismo autor es la magistral novela costumbrista y de acción La aventuras de Huckeleberry Finn. En ella Huck tiene que huir en compañía del esclavo negro Jim cuando su padre alcohólico le reclama. Cuenta en primera persona todas sus peripecias. Este personaje es el amigo inseparable de Tom, protagonista de Las aventuras de Tom Sawyer donde relatan sus historias, poco modélicas, en el pueblo Petersburgo.


El enigma del maestro Joaquín de Sigrid Heuck. (SM 158 pág.). Una original novela que te hará cambiar tu forma de "mirar" los cuadros de arte. Peter compra un libro sobre el pintor Patinir. Se fija en un cuadro que se conserva en El Escorial -hacia donde decidirá viajar desde Holanda para verlo- en el que un cadáver que se lanza en una balsa al mar lleva un papel plegado en la cintura con un mensaje. Decide investigar qué dice ese papel. Entrará entonces en una apasionante investigación sobre el siglo XVI, sus costumbres y su cultura.


Cometas en el cielo de Khaled Hosseini. (Salamandra 384 pág.).

Sobre el telón de fondo de un Afganistán llena de ricas y ancestrales tradiciones, la vida en Kabul se desarrolla durante el invierno de 1975 ignorante de que se avecina uno de los periodos más sinietros y crueles que hayan padecido los milenarios pueblos que la habitan. Cometas en el cielo es la conmovedora historia de dos padres y dos hijos, de su amistad y de cómo las elecciones personales van forjando nuestro destino. Empeñado en demostrar a su padre que ya es un hombre, Amir se propone ganar la competición anual de cometas de la forma que sea, incluso a costa de su inseparable Hassan, un hazara de clase inferior que ha sido su sirviente y compañero de juegos desde la más tierna infancia. A pesar del fuerte vínculo que los une Amir se aprovecha de la fidelidad sin límites de su amigo y comete una traición que los separará de forma definitiva. Así, con apenas doce años, el joven Amir recordará durante toda su vida aquellos días en los que perdió el gran tesoro de la amistad.


¡Viven! de Piers Paul Read (Z Bolsillo. 448 págs.).

A pesar de haber transcurrido 40 años desde la tragedia, sigue vivo el recuerdo de la gesta de superación de los supervivientes. En 1972 partió de Montevideo, con destino a Santiago de Chile, un avión de las fuerzas aéreas uruguayas en el que viajaba el equipo de rugby Old Christians y sus acompañantes. Las infernales condiciones climatológicas determinaron la catástrofe y el aparato se estrelló en los Andes. Sólo dieciséis de los cuarenta y cinco pasajeros que viajaban en el avión sobrevivieron al accidente y a los casi tres meses de indescriptibles rigores que sufrieron a consecuencia del hambre, el frío y el dolor. Sin otras provisiones, se vieron obligados a enfrentarse al horror de alimentarse con la carne de sus compañeros muertos, en un acto desesperado por conservar la vida. ¡Viven! relata esta escalofriante peripecia y la de los familiares que en ningún momento dejaron de buscarlos.

 

Libros de "autoayuda"


El caballero de la armadura oxidada de Robert Fisher (Obelisco. 112 pág.). Había una vez un caballero que pensaba que era bueno, amoroso y generoso. Luchaba contra sus "enemigos" que eran malos, mezquinos y odiosos. Rescataba damiselas en apuros y mataba dragones... Siempre llevaba puesta su reluciente armadura, hasta que un día su esposa e hijo le amenazaron con irse si no se quitaba la odiosa armadura. Y sucedió algo sorprendente. Un cuento ideal para quien se plantee empezar bien el próximo curso.


La princesa que creía en los cuentos de hadas de Marcia Grad (Obelisco. 224 pág.).

Criada por un rey y una reina estrictos e inflexibles, la delicada Victoria crece soñando que algún día será rescatada por un príncipe encantador tal y como ocurre en los cuentos de hadas. Pero cuando es rescatada las cosas no suceden como tenía previsto y el príncipe deja de ser encantador y la princesa, siguiendo el consejo de un sabio búho, emprende un emocionante viaje por el Camino de la Verdad, al final del cual descubrirá que los cuentos de hadas pueden hacerse realidad. Este relato maravilloso, en la línea de El caballero de la armadura oxidada, simboliza el viaje que todos hacemos en la vida a medida que separamos la ilusión de la realidad y descubrimos qué somos en realidad y cómo funciona ese milagro cotidiano que es la vida.


¿Quién se ha llevado mi queso? de Spencer Jhonson (Empresa Activa. 112 pág.).

Había una vez dos ratoncitos y dos hombrecillos que vivían en un laberinto. Estos cuatro personajes dependían del queso para alimentarse y ser felices. Como habían encontrado una habitación repleta de queso, vivieron durante un tiempo muy contentos. Pero un buen día el queso desapareció...

¿Y qué hago ahora?

Esta fábula simple e ingeniosa puede aplicarse a todos los ámbitos de la vida. Con palabras y ejemplos comprensibles incluso para un niño, nos enseña que todo cambia, y que las fórmulas que sirvieron en su momento pueden quedar obsoletas. El "queso" del relato representa cualquier cosa que queramos alcanzar "la felicidad, el trabajo, el dinero, el amor" y el laberinto es la realidad, con zonas desconocidas y peligrosas, callejones sin salida, oscuros recovecos... y habitaciones llenas de queso.


Fish! de Stephen C. Lundin (Empresa Activa. 128 pág.).

Es una edición revisada, del libro del mismo estilo del anterior. Además de la historia del libro original sobre el famoso mercado de Pikes Place en Seattle, han agregado tres breves historias reales más de empresas que han aplicado la filosofía “Fish!”.

 

Divulgación científica, histórica y biografías



Una breve historia de casi todo de Bill Bryson (RBA. 640 pág.). Libro de divulgación científica escrito con un estilo claro, sencillo y ameno. Aborda la historia de la ciencia desde la perspectiva de cómo fue evolucionando el saber y aspectos curiosos de la vida de sus protagonistas, con sus grandezas, miserias y rarezas. Principalmente trata conceptos de la geología, la física y la química.


Grandes personajes del Siglo de Oro de Juan Belda Plans (Palabra. 423 pág.). Atractivas biografías, breves y amenas, de los españoles que cambiaron el mundo y que vivieron en el siglo XVI.


  La noche en que Frankenstein leyó El Quijote de Santiago Posteguillo (Círculo de Lectores. 240 pág.).
Breves relatos de los acontecimientos curiosos y olvidados de cómo se crearon algunas de las principales obras de literatura.


Peste & Cólera de Patrick Deville (Anagrama. 240 pág.). Libro que recorre las pequeñas historias que hay alrededor de los principales descubrimientos científicos de finales del s. XIX y primera mitad del s. XX.


Fundada sobre roca de Louis de Wohl. (Palabra 229 pág.). Amena y reducida historia de la Iglesia desde sus orígenes hasta mediados del siglo XX que ayuda, también, a tener una visión básica de lo que hoy es Europa y Occidente.


El joven que llegó a Papa, Juan Pablo II de Miguel Álvarez. (Casals 176 pág.). Breve, sencilla y entretenida biografía que repasa los momentos más memorables de su apasionante vida.


El mago de las palabras. J.R.R. Tolkien de Eduardo Segura. (Casals 128 pág.). De estilo similar al anterior, nos da una sorprendente y clarificadora visión del autor de El Señor de los Anillos.


Dioses, tumbas y sabios de C. W. Ceram. (Destino. 407 págs.). Narra las aventuras de aquellos intrépidos arqueólogos empeñados en descubrir los secretos de civilizaciones ya desaparecidas: Troya, los aztecas, la tumba de Tutankhamón, Pompeya, Nínive, el Valle de los Reyes, los secretos de la escritura cuneiforme, etc.


Cuentos


Relatos de lo inesperado de Roald Dahl.

Canción de Navidad de Charles Dickens.

Relatos de los Mares del Sur de Jack London.

 

 


+18 años


Clásicos de la literatura universal para leer despacio, disfrutar y aprender


Selección personal y reducida de obras representativas de la literatura occidental, dirigida a un público general, no especializado. Por eso omitimos esas obras maestras consideradas "infumables" para un lector medio. En algunas se sugieren una determinada traducción (especialmente en las más antiguas, por su adaptación al lenguaje actual, sin perder su esencia) para facilitar su lectura.

 

El nacimiento de la literatura

– Biblia. (s. VIII a. C. - II d. C.). Traducción de la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra. Es una edición muy completa y multitud de anotaciones (en formato digital).

Si no quieres leerlos enteros, puedes seleccionar, para conocer lo básico de la cultura occidental los cuatro Evangelios (Mateo, Marcos, Lucas y Juan) y los Hechos de los Apóstoles -esto lo correspondiente al Nuevo Testamento, aunque sea empezar por el final del libro-. Del Antiguo Testamento, las narraciones del Génesis y Éxodo (desde la Creación hasta la entrega a  Moisés de las Tablas de la Ley), los libros de Samuel (centrados en la figura del rey David), y los breves relatos de Ruth, Tobías, JuditEster y Job. Y si quieres unir poesía y sabiduría: los Salmos (atribuidos a David), el Cantar de los Cantares (con la magnífica traducción de Fray Luis de León por el que fue denunciado), Proverbios, Eclesiastés y el Libro de la Sabiduría.

 

– Odisea de Homero. (s. VIII a. C.). Junto con la Ilíada son las dos grandes epopeyas griegas. La Ilíada es una historia lineal de un episodio de la guerra de Troya (que culmina con la pelea final entre Héctor y Aquiles). En la Odisea se cuenta el accidentado regreso a casa de uno de los héroes: Odiseo -o Ulises-, el rey de Ítaca. Una traducción sobresaliente es de la colección Austral (traducido por Luis Segalá). Debido a una afrenta al cíclope Polifemo (al que le arranca el único ojo para escapar de una muerte segura en la isla donde habían ido a avituallarse) el dios Neptuno le impide durante largo tiempo su regreso a casa donde le esperan su esposa Penélope (que lucha por librarse de los pretendientes) y su hijo Telémaco (que descubrirá que su padre está vivo por boca de los reyes Néstor y Menelao). Ulises pasa por un sinfín de aventuras: la diosa Calipso, el famoso canto de sirenas, las tierras de Circe, baja al Hades donde se encuentra con su madre y algunos héroes amigos como Aquiles y Agamenón, etc.

 

– Tragedias de Sófocles: Edipo Rey y Antígona. (s. V a. C.). En la misma colección Austral (aunque traducido por Manuel Fernández-Galindo) podemos leer las tragedias completas de Sófocles. Al igual que en la Odisea de Homero, destacan en estas obras la profundidad y sensibilidad del alma humana ante el dolor, la injusticia, el destino; muestra el miedo, la ambición, el amor de unas personas que lo siente con la misma intensidad que lo sentimos tantos siglos después. Quizás las dos más famosas y representadas sean estas dos piezas del Ciclo de Tebas. En la primera Edipo, para evitar que se cumpla la profecía que vaticina que matará a su padre y se casará con su madre huye de la ciudad donde le criaron. En la segunda, Antígona desoye la ley humana del rey que prohíbe enterrar a su hermano, muerto en batalla, porque hay otra ley anterior que dicta que ha de enterrarlo. Sófocles es especialista en analizar el comportamiento del hombre ante situaciones extremas.

 

Metamorfosis de Publio Ovidio Nasón. 8 d. C. Poema narrativo, también bellamente traducido y con anotaciones en la misma colección Austral que los anteriores. Tiene esta obra de Ovidio la peculiaridad de ser la más conocida de nuestros escritores clásicos desde la Edad Media al Renacimiento. No hay obra de Garcilaso, Góngora, Quevedo, Cervantes, Lope de Vega que no haga referencia a la mitología griega. También lo encontramos en la pintura y escultura: Velázquez, Tiziano, Rubens, etc. Todas esas referencias pasaron por la lectura, y estudio profundo, de esta curiosa obra de Ovidio. En ella el autor narra en quince libros la historia del mundo desde su creación hasta la deificación de Julio César (no podía ser de otra forma, tratar así a su protector). Todas acaban y se inician con una transformación. Puede cansar un poco su lectura continuada, pero podemos ir a buscar en el índice las historias más conocidas: Dafne, Europa, Narciso, Eco, Alfeo, el rapto de Proserpina, Dédalo e Ícaro, Píramo y Tisbe, etc.

 

La Edad Media, Renacimiento y Barroco

– El Conde Lucanor de Don Juan Manuel y otros clásicos castellanos.

Son pocas, todavía, las adaptaciones de obras clásicas en castellano. Hay todavía demasiado respeto por ellas. Esta adaptación de El Conde Lucanor, de Emilia Navarro de la Editorial Bambú, es muy accesible para cualquier edad y transmite muy bien el pensamiento y los valores del caballero medieval que D. Juan Manuel pone en boca del Conde Lucanor y su consejero Patronio.

Recientemente apareció los cuentos de Calila e Dimna, adaptados por José María Merino en Página de Espuma. También el Poema de Mio Cid, adaptado por Francisco López Estrada en la Editorial Castalia (en la interesante Colección Odres Nuevos). La Biblioteca Didáctica Anaya tiene numerosas obras clásicas castellanas: La Celestina, Fuente Ovejuna, El alcalde de Zalamea o El caballero de Olmedo que están muy bien anotadas y con introducciones que nos ambientan en la época.

 

En la literatura medieval, en otras lenguas, es muy interesante El cuento del Grial, de Chrétien de Troyes, una obra inacabada del s. XII que cuenta las primeras aventuras de Perceval  en la corte del rey Arturo y sus caballeros. Una obra muy sencilla e inocente de la que derivarán tantas historias conocidas.

Otra obra interesante, del siglo XIII, es el anónimo Cantar de los Nibelungos, de origen germano,  un cantar de gesta de las trágicas aventuras del joven Sigfrido y la bella Krimilda.

 

– El ingenioso hidalgo/caballero Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes Saavedra.

Es difícil saber cuándo se ha de leer El Quijote. Cada persona tiene su tiempo. Algo se debe estudiar en la época escolar, lógicamente. Algunos -pocos, y cada vez menos- quedan pronto prendados por la humanísima figura del flacucho hidalgo manchego. Otros, hasta su época universitaria no llegarán a disfrutar de sus disparatadas historias. Pero la mayor parte no lo harán hasta su época adulta. Entonces descubrirán que este inocente e ingenuo caballero no representa sino a nuestra propia naturaleza humana con toda su grandeza y miseria, con sus sueños, ilusiones y anhelos. Es una novela para leer poco a poco, aunque en su momento fue un best-seller, y así se leyó, hoy necesitamos digerirlo a pequeños sorbos.

 

– El teatro de Shakespeare y el teatro clásico francés.

Aunque el teatro está para ser representado, podemos disfrutar leyendo el teatro de Shakespeare. En él encontramos reflejados los distintos modelos del actuar humano: la duda de Hamlet, la ambición de Macbeth y su esposa, la traición de las hijas de buen rey Lear. Toda una retahíla de personajes con sus virtudes y defectos, reflejados también en sus comedias. De entre sus obras podemos destacar las tragedias Hamlet, Macbeth, El Rey Lear y Romeo y Julieta; las comedias El sueño de una noche de verano, Noche de reyes y El mercader de Venecia; y el drama histórico Enrique V.

Del teatro clásico francés, lo más conocido son las comedias corrosivas de Molière, en las lleva al extremo los vicios de personajes ridículos, como podemos comprobar en la famosa comedia El avaro. Como obra trágica destacamos la tragedia Fedra de Racine, una reelaboración del mito griego fijándose en las obras de Eurípides y Séneca.

 

El siglo XIX

Los cuentos del siglo XIX. El siglo XIX se caracterizó por un renacimiento del cuento. Aunque el hombre siempre ha contado cuentos y se conservan colecciones de ellos en todas las tradiciones literarias, hasta este siglo no se trabajó como un género singular. Citaremos algunos autores y sus más conocidas historias. Edgar Allan Poe y sus obras de terror como El retrato oval, El corazón delator y El gato negro. Junto con Poe, el otro autor que inicia las narraciones inquietantes, de misterio y elementos fantásticos es Hoffmann, del que puedes leer El hombre de la arena. Nikolai Gogol: el iniciador del realismo ruso con El capote , aunque si quieres una historia llena de nacionalismo romántico, lee Taras Bulba. Charles Dickens. con sus famosos Cuentos de Navidad. (1837). Los cuentos, aparentemente para niños, de Óscar Wilde. Los incisivos relatos (más bien, novelas cortas) de Iván Turgueniev: Primer amor (1860); Padres e hijos y Relato de un hombre superfluo. No puede faltar los clásicos Cuentos populares de los hermanos Grimm; los Cuentos de la Alhambra de Washington Irving y las Leyendas de Bécquer. El cuento naturalista francés, representado por El collar de Maupassant y Un corazón sencillo de Flaubert. Y terminamos citando a quien supo tocar la fibra sensible de sus lectores con sus historias, a Tolstoi; destacamos: El poder de la infancia, Pobres gentes, Sin querer, ¿Cuánta tierra necesita un hombre?, etc.

 

Las grandes novelas del siglo XIX

Es una novela de personajes. Se analiza en interior de la persona: sus pensamientos, inquietudes, temores, anhelos. En la primera parte de este siglo, cuando predomina el Romanticismo, en el protagonista prima el sentimiento sobre la razón, y es frecuente la acción, en ocasiones trepidante. En la segunda parte, durante el Realismo y más en el Naturalismo, la acción queda relegada a un segundo plano y se fijan especialmente en la evolución psicológica de los personajes. En Realismo pretende mostrar, sin interpretar, la realidad tal cual es; los protagonistas son, en general, miembros de una clase acomodada (la burguesía). En el Naturalismo el escritor se escora obsesivamente hacia personajes marginales y enfermizos.

Orgullo y prejuicio de Jane Austen (1813). Es la novela más famosa de la autora británica (son también conocidas Sentido y sensibilidad y Mansfield Park). Es una novela romántica, de formación de caracteres (especialmente los dos protagonistas: Elizabeth y Fitzwilliam). Cuenta las peripecias de unos jóvenes que viven despreocupadamente en la campiña inglesa y los desvelos de una madre por casar a sus cinco hijas, especialmente con la llegada de un nuevo vecino soltero y adinerado. El libro comienza con la célebre frase «Es una verdad mundialmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa».

 

Cumbres borrascosas de Emily Brontë. (1847). Autora también de Jane Eyre. Otro clásico de la literatura inglesa que fue recibido con frialdad por la crítica del momento y que fue tomando solera con el tiempo. Cuenta las tempestuosas relaciones entre Heathcliff y Catherine. Una historia de odios, rencores y perdón. Nada que ver con la vida idealizada por Austen.

 

– Los novios de Alessandro Manzoni (1827) (Rialp 544 pág.). Considerada como la más importante obra de la novela italiana moderna (y estudiada en las aulas italianas junto a La Divina Comedia de Dante Alighieri). Cuenta las peripecias de unos novios, Renzo y Lucía, para salvar multitud de dificultades y conseguir casarse. Aprovecha este argumento para construir una novela histórica durante la ocupación española del Milanesado a comienzos del siglo XVIII. No desaprovecha la ocasión para atacar a los austriacos y describir (a veces, demasiado exhaustiva) la peste que sufrió Milán en 1630.

 

– Eugenia Grandet de Honore de Balzac (1833). Es una de las novelas que componen su gran producción La comedia humana en la que pretende, siguiendo las pautas el incipiente estilo del Realismo, describir todos los personajes y estamentos de la sociedad francesa de comienzos del siglo XIX. En este caso es la historia de una sencilla e ingenua chiquilla, Eugenia. Es educada estrictamente por su padre, un avaro y ambicioso nuevo rico provinciano. Pero esa educación de adoración de la riqueza no hace mella en su hija, de natural alegre y generosa. Ello le traerá problemas con la llegada de su primo, un joven apuesto pero que acaba de quedarse huérfano y en la miseria.

 

– El conde de Montecristo de Alejandro Dumas (1845). Una de las más grandes novelas de aventuras que cuenta la historia de una venganza por una grave traición de unos amigos que le acarreó al protagonista un injusto encarcelamiento. Como las grandes historias, tiene su inspiración en hechos reales. La acción transcurre en el Mediterráneo, Francia e Italia, durante el primer tercio del siglo XIX. Contiene, además de los ingredientes de las novelas de aventuras, los temas de la justicia, amistad, honor, venganza, piedad y perdón.

 

– Moby-Dick de Herman Melville (1851). Tiene relación con la obra anterior: la inspiración del autor en un hecho real. Melville utilizó esa anécdota para crear un riquísimo mundo interior en la figura del capitán Ahab junto con una pormenorizada descripción de la vida marinera de la época. Su ritmo lento la hace, al comienzo, difícil de leer. Eso sí, como te enganche, la considerarás una de las mejores novelas jamás leídas.

 

– Madame Bovary de Gustave Flaubert (1856). Novela realista, con tintes naturalistas, que en su momento escandalizó su publicación en Francia y su autor fue denunciado por mostrar una historia escandalosa. Es la historia de una joven que de tanto leer novelas rosas creyó que el mundo era una novela sentimental. Y así anduvo buscando su príncipe azul. Se casó creyendo encontrarlo pero, claro, la vida no es de color rosa, así que siguió buscando consuelos en una falsa espiritualidad, en unos falsos amantes. Mientras iba dejando pasar la vida, arruinando a su familia, despreciando a su hija recién nacida y torturando a su enamorado esposo. Y como un corazón egoísta no tiene fondo terminó por arruinar todo lo que tocaba, incluida su propia vida con un final desolador. Algunos compararon los sueños de Emma con los de Alonso Quijana... La "pequeña" diferencia es que mientras el inolvidable hidalgo castellano dedicó su vida a un ideal altruista -«Caballero soy armado, que corre el mundo para desfacer agravios y enderezar entuertos, y no podría sin esta mi lanza, en cuya punta está el hierro de la justicia, y sin esta espada que me sirve, y la paz de Dios sea con todos.»- la pobre Madame Bovary la dedicó a satisfacer su propio ideal que es ella misma, sus caprichos y egoísmos. Algo que hoy está más de moda que los sueños de Don Quijote.

 

Fiodor Dostoievski y León Tolstoi.

Crimen y castigo / Los hermanos Karamazov / El idiota / El jugador (Novela corta) de Fiodor Dostoievski.

  Ana Karenina / Guerra y paz / La sonata a Kreutzer, La muerte de Iván Ilich y La felicidad conyugal (Novelas cortas) de León Tolstoi.

 ¿Quién como Dostoievski para penetrar en lo más profundo, recóndito y escondido del alma humana? Tolstoi es el novelista del alma rusa. El primero expresa como nadie el alma del hombre torturado por su entorno y su conciencia. El segundo, comienza desnudando la alta sociedad burguesa para llegar al alma del campesino ruso.

Bien es cierto que en el mundo actual de la inmediatez y de los eslóganes superficiales, cuesta adentrarse en las novelas de estos autores. Pero si vencemos esta primera barrera se disfrutará de una literatura de una calidad y profundidad insuperable. En ellas conoceremos unos personajes que nos acompañarán siempre: Rodia, Sofía y Dunia (Crimen y castigo), Aliosha, Vania, Mitia y Zósimo (Los hermanos Karamazov), el príncipe Myshkin (El idiota), Ana, Vronski, Lyovin y Kitty (Ana Karenina), Natasha, Pierre, el príncipe Andréi, Nikolái, María... (Guerra y paz), etc.

 

Charles Dickens (1812-1870).

El universo de las obras de Dickens gira en torno a tres pilares. En primer lugar, es el novelista de la vida cotidiana: en su mundo, las historias se desarrollan en la familia y el trabajo. En segundo lugar, el escritor muestra predilección por los pobres, los humildes y, especialmente, los niños. Por último, a pesar de las dificultades y de la angustia existencial, sus libros siempre acaban con un final feliz y en sus personajes hay un sentido de trascendencia que les permite encontrar la alegría y la esperanza de vivir.

Las dos mejores obras son, probablemente, aquellas que llena de rasgos autobiográficos de su infancia: Oliver Twist y David Copperfield. No podemos dejar de leer el breve Cuento de Navidad ni Historia de dos ciudades, una obra diferente, una novela histórica situada durante la Revolución Francesa.  Notables son Casa desolada, La pequeña Dorrit o Tiempos difíciles.

 

 

La novela en siglo XX

Entramos en el siglo de la aniquilación del hombre a gran escala. Tiempo de guerras despiadadas como jamás habían sido imaginadas. Época también de totalitarismos que asfixian a la persona que piensa al margen del sistema. En consecuencia, la novela arrastrará esta visión fatalista de la vida humana. La nueva visión del hombre (nihilista, existencialista, escapista, modernista, etc.) desplaza a los modelos tradicionales literario. No obstante, esta lista de estilos variados.

 

Una de las novelas que mejor expresen esa angustia, vacío y sinsentido del hombre moderno sea una pequeña obra de un judío nacido en Praga y que muere joven de tuberculosis sin apenas notarse su paso por el mundo. Se trata de Frank Kafka que publicará en 1915 el relato La metamorfosis. En ella nos cuenta que un insignificante comercial de una pequeña empresa, que trabaja para sacar adelante a sus padres y hermana, se despierta un día convertido en un insecto asqueroso (algo parecido a una cucaracha). Intenta hacer vida normal con esa apariencia pero de va dando cuenta de la imposibilidad de ello. Progresivamente le van echando en cara que no hace nada por retornar a su forma humana, le van desplazando del círculo familiar y profesional, hasta considerarle como algo molesto para la paz familiar, la convivencia y conveniencia de todos. Lo mejor de debe hacer es morirse. En todo momento acepta su situación, acusándose a sí mismo de haber hecho algo mal -no sabrá nunca el motivo- y aceptando resignadamente su nueva fisonomía, asumiendo poco a poco los gustos e instintos de su nueva naturaleza. ¿Qué nos quiere decir Kafka con esta obra? El sinsentido de la vida humana en todas su facetas y con todas sus crueldades.

 

El extranjero de Albert Camus (1942). Sin los elementos fantásticos de La metamorfosis pero con el mismo fondo nihilista escribió Camus la mayoría de sus obras. Esta fue su primera obra. En ella el protagonista, Meursault aceptará su condena a muerte por un asesinato sin mostrar ni arrepentimiento, ni miedo, ni sorgullo, ni entimiento humano alguno. Por más que intentan humanizarlo a través del amor, la amistad o el miedo, no reacciona ya que tiene asumido el absurdo de la vida y, por consiguiente, su fortaleza está precisamente en ese ateísmo práctico.

 

El lobo de mar de Jack London (1904. Mondadori. 372 pág.).

Novela de aventuras y de pensamiento escrita a comienzos de siglo por este autor de relatos de aventuras (principalmente sobre animales y los habitantes de las regiones australes). Durante su juventud fue absorbido por las ideas de Nietzsche. En este libro, contado en primera persona por su protagonista, un náufrago rescatado del mar por un capitán sin escrúpulos que simplemente necesitaba un pinche de cocina por la muerte del anterior. Se producirá una larga lucha dialéctica entre él y el capitán Lobo Larsen en el que cada cual llevará hasta el final de las aventuras sus convicciones. Muy interesante para estudiantes de filosofía (además de leerla como una simple novela de aventuras).

 

El halcón maltés de Dashiell Hammet (1930). Modelo de novela negra. Una novela policíaca, nacida de la época de los gansters donde el detective privado trabaja a base de sus puños, inteligencia y contactos en el hampa de donde rara vez sale su la cara partida y algunas costillas rotas.

 

El poder y la gloria de Graham Greene (1940). Novela de corte existencialista. Cuenta la profunda lucha interior de un sacerdote, que se considera poco ejemplar, que es buscado durante las matanzas y persecuciones del clero católico en el México revolucionario hacia 1930 durante la Guerra Cristera. A pesar de considerarse un cobarde se juega la vida continuamente por administrar los sacramentos.

 

El principito de Antoine Saint-Exupery. 1943. La novela francesa más leída y traducida de todos los tiempos. Curioso, sí. Se trata de un libro, aparentemente infantil, que trata, en realidad, de temas profundos relacionados con el sentido de la vida, la soledad, la amistad, el amor y su pérdida.

 

El gran Meaulnes de Alain-Fournier. 1913. Si la anterior es la más leída, a ésta la consideran la mejor francesa de los últimos siglos. No sé si es para tanto. Relata la historia del impulsivo y temerario joven Augustin que busca su amor perdido. En esa búsqueda pasará de la infancia a la madurez.

 

Las uvas de la ira de John Steinbeck (1939). Obra de denuncia por la que recibió el Premio Pulitzer. Ambientada en las consecuencias de la crisis económica de 1929 en Norteamérica. Los pequeños productores agrícolas son expulsados de sus tierras por cambios en las condiciones de explotación de las mismas y obligados a emigrar a California para poder sobrevivir. La historia se concreta en la familia Joad en su éxodo desde Oklahoma hacia California en busca de mejores condiciones de vida. Steinbeck exalta los valores de la justicia y la dignidad humana en un país que vive una etapa de profunda injusticia económica y política.

 

El guardián entre el centeno de J. D. Salinger. 1951. Novela icono de la juventud estadounidense. Tiembla si conoces a quienes se sienten muy identificados con el protagonista. Es posible que seas tú mismo. Contado en primera persona por su protagonista, un jovencito neoyorquino de 16 años que le acaban de comunicar, el día que por las fiestas de Navidad regresa a casa, de que ha sido expulsado de su escuela por una pelea. Lógicamente, como modelo de adolescente rebelde con todo y con todos, no acepta semejante injusticia. Y nos comienza a dar su versión de los hechos, comenzado desde el principio de los tiempos.

 

El señor de las moscas de William Golding (1954). Novela que desafía la teoría (todavía vigente en los planes de estudios de nuestra querida Europa) del buen salvaje de Rousseau. Un avión cargado de colegiales se estrella en un isla desierta. Sólo algunos de ellos sobreviven y deciden organizarse para poder salir con vida de allí. Pero no es una novela al estilo de Dos años de vacaciones de Julio Verne. Enseguida surgen disputas y enfrentamientos que les hará progresivamente animalizarse. Su lectura pausada lleva a una serie de reflexiones interesantes sobre muy variados temas de actualidad. Su autor recibió el Premio Nobel en 1983.

 

El viejo y el mar de Ernest Hemingway (1952. Debolsillo. 208 pág.). Ultimo libro publicado en vida del autor y su obra más famosa. Es una sencilla novela que cuenta la lucha de un anciano pescador de la isla de Cuba por romper la mala racha sin pescar que dura casi tres meses. Le llevará a alta mar donde luchará contra un marlín. El amor a la naturaleza, la amistad, la lucha contra la adversidad, la soledad, la valentía son valores puestos en obra de gran sentido lírico.

 

Pedro Páramo de Juan Rulfo. (1955). Novela considerada precursora del realismo mágico que luego se extenderá en la novela hispanoamericana (su representante más universal será García Márquez). En ella los elementos reales e irreales, pasado y presente, fantásticos, míticos o sueños tienen cabida en el mismo plano, lo que dificulta, lógicamente la comprensión de la historia. Esta se inicia en primera persona que cuenta lo que va encontrándose al regresar a su pueblo, Comala, para reclamar a su padre lo que le corresponde. Lo hace por la promesa hecha a su madre en el lecho de muerte.

 

Matar un ruiseñor de Harper Lee. (Zeta 416 pág.).

Novela que recrea la vida en un pueblecito del sur de Estados Unidos (Maycomb), en los años treinta. Este pequeño mundo, con sus alegrías y tristezas, va siendo descubierto por los ojos infantiles de la protagonista (Scout). En su aparente simplicidad temática se descubre un mundo cálido, tierno y profundo a la vez. Una novela que nos habla de la dignidad de la persona. El racismo, la educación de los niños, son temas maravillosamente tratado en esa historia en la que no pasa nada y pasan muchas cosas, que se lee con agrado de principio a fin. Al tratarse de una historia de niños es muy asequible para cualquier público pero indudablemente es el lector adulto el que sacará partido al fondo de la narración.

 

La verdad sobre el caso Savolta de Eduardo Mendoza. (1975) (RBA 432 pág.). Novela de 1975 que rompe el mediocre panorama literario español del momento. Aunque con rasgos de novela experimental, hay una preocupación por la trama -resolver el caso el asesinato de un industrial catalán que vende armas a los aliados durante la Primera Guerra Mundial-, un lenguaje cuidado con variedad de técnicas narrativas. Es una novela distintas a otras del autor, famoso por sus novelas parodias como Sin noticias de Gurb o La aventura del tocador de señoras.

 

 

El futuro que nos espera

Fahrenheit 451 de Ray Bradbury (1953. Bambú. 189 pág.) Una de las primeras "distopías" (el mundo del futuro cuando algo terrible ha sucedido porque la sociedad no es tan perfecto como la pretenden mostrar) donde los bomberos queman libros, porque hacen pensar y eso no es bueno para la felicidad del hombre. Un tema muy actual. El protagonista es uno de esos bomberos, Guy Montag, al que una joven vecina le plantea cuestiones que le hacen reflexionar sobre el mundo que esconden los libros.

 

El hombre que fue Jueves de G. K. Chesterton. (1908). Novela ingeniosa e inclasificable de Chesterton; mezcla de novela policíaca, de espías, apocalíptica... Se desarrolla la trama en un ficticio suburbio londinense -Saffron Park- en el que el agente Gabriel Syme es reclutado por Scotland Yard para desentrañar una trama anarquista y para ello deberá infiltrarse en una de sus reuniones secretas. Gracias a su facilidad de palabra e ingenio, Syme consigue ser elegido representante local del Consejo de Anarquistas y recibe el nombre de Jueves. Pero pronto descubre que el resto de los miembros son también policías infiltrados y que todo se trata de un plan ideado por Domingo, el enigmático líder del Consejo. Con el fino sentido del humor de Chesterton lanza sus venablos envenenados contra la filosofía de Schopenhauer, encarnada en el profesor de Worms, contra el pensamiento de Nietzsche o la ideología anarquista emergente de su tiempo. Según Chesterton, se trataba de un nuevo tipo de novela, una historia en la que se tipifican pensamientos modernos, pero no con argumentos, sino con incidentes simbólicos: una comedia alegórica.

 

1984 de George Orwell. (1949). El autor de Rebelión en la granja -una ácida crítica a sistema político soviético- continúa profundizando en los regímenes totalitarios (desde una visión también de izquierdas profundamente desencantada y desesperanzada). En esta ocasión el protagonista, Winston Smith, decide rebelarse ante un sistema que controla la totalidad de los movimientos de sus ciudadanos y castiga incluso a aquellos que delinquen con el pensamiento. Consciente de las terribles consecuencias que puede acarrear la disidencia, Winston se une a la ambigua Hermandad por mediación del líder O'Brien. Paulatinamente, sin embargo, nuestro protagonista va comprendiendo que ni la Hermandad ni O'Brien son lo que aparentan, y que la rebelión, al cabo, quizá sea un objetivo inalcanzable. Por su magnífico análisis del poder y de las relaciones y dependencias que crea en los individuos, es una de las novelas más inquietantes y atractivas de este siglo.

 

Un mundo feliz de Aldous Huxley. (1949). Coincide Huxley y Orwell en la misma visión desesperanzada del mundo y del hombre. Paradógicamente, los dos escriben el mismo año sendas novelas visionarias que presentan mundos impensables entonces y terriblemente cercanos hoy. En esta ocasión, el título nos habla de un mundo utópico, donde la Humanidad ha conseguido aislar aquello que provocaba infelicidad y conflicto en los hombre -hambre, guerra, enfermedades- y todos viven felices. Los seres humanos son creados en probetas y en serie; y desde que son fecundados se decide a que grupo pertenecerán: si serán un Epsilon, dedicados a las tareas manuales, feos y vestidos de caqui, si serán Gamma, Beta... o pertenecerán al grupo Alpha, el de los científicos, los bellos, lo mejor y que son quienes deciden el futuro del planeta.

 

 

La evolución del teatro contemporáneo

Casa de muñecas de Henry Ibsen. 1879. Drama.

La importancia de llamarse Ernesto de Óscar Wilde. 1895. Comedia.

Cyrano de Bergerac de Edmond Rostand. 1897. Drama.

Esperando a Godot. de Samuel Beckett. (1953)

La evitable ascensión de Arturo Ui. B. Bretch. (1941)

Seis personajes en busca de un autor de Luigi Pirandello. (1921)

 

Novelas autobiográficas, relatos personales y testimonios


Réquiem por Nagasaki de Paul Glynn (Palabra. 207 pág.). Una biografía novelada de la impresionante historia del médico radiólogo japonés Nagai, sobre quien cayó la bomba atómica en Nagasaki, y sobrevivió. Imprescindible.

Takashi Nagai (1908-1951) fue un científico japonés casado y con dos hijos. Impulsó generosamente la medicina moderna en su país a costa de su propia salud. El ejercicio de la radiología le supuso una leucemia que no le impidió sin embargo continuar con una vida de intenso trabajo. Sobrevivió seis años a la bomba atómica de Nagasaki, la mayor parte de ellos postrado en una cama. Escribió libros, ayudó a muchas personas y fue considerado un héroe nacional en su país. El hecho clave de su vida como adulto, y que explica su fuerza interior, fue su conversión al catolicismo. Impulsado por la lectura de los Pensamientos de Pascal, persiguió la verdad sin descanso, con valentía y honradez. Pasó del sintoísmo al racionalismo ateo y más tarde, resueltas sus dudas y aclaradas las relaciones entre la fe y la razón, y arrastrado por el ejemplo de vida de los cristianos que conocía, abrazó con todas las consecuencias su vocación. La suya es una historia verdaderamente impresionante y conmovedora. Fue un ejemplo de amor a la ciencia y al trabajo y de devoción a su país; luego, con la fe, fue también un modelo de caridad, de esposo y padre, de sentido positivo y de esperanza. Supo mantenerse firme en unas condiciones humanamente durísimas, encontró sentido a su dolor y fue luz para todos los que le rodeaban. Y todo con gran sencillez. Ni siquiera la bomba atómica, de terribles consecuencias como narran con detalle algunas páginas estremecedoras de este libro, le arrancó de su corazón el perdón y la alegría.

 

Cisnes salvajes de Jung Chang (Circe. 554 pág.). La historia de China en el siglo XX a través de tres generaciones (abuela, madre, hija). Historia que cautiva desde el comienzo.

La hija: Jung Chang abandonó China en 1978, a la edad de 26 años, para trasladarse a Gran Bretaña y continuar sus estudios. En 1982 se doctoró en Lingüística y en la actualidad imparte clases en la Universidad de York.

La madre: Abanderada de la revolución comunista que cae en desgracia en un momento por la arbitrariedad de la Revolución Cultural, lo que resume una buena parte de la historia reciente de China, todavía muy desconocida.

La abuela: Yu fang, fue concubina de uno de los generales de los señores de la guerra, durante el periodo de decadencia del imperio manchú. La descripción de su agitada vida coincide con los años en los que todavía perviven algunas ceremonias tradicionales. Algunas de estas costumbres eran claramente denigratorias para la mujer. Por ejemplo, el analfabetismo se consideraba una muestra de virtud en las mujeres de la clase inferior y la mujer se valoraba como una mercancía en el matrimonio.

Cisnes salvajes es una crónica dura de leer, pero apasionante y enriquecedora. Todos los personajes proceden de la vida misma, y muchos encarnan las posturas positivas y negativas que trae consigo una revolución. El ejemplo moral de la familia de la autora -muy unida, a pesar de las contrariedades- hace que la novela tenga un mensaje positivo y esperanzador. Además, Chang deja que sean esas experiencias personales -sin disquisiciones teóricas ni lamentos- las que reflejen con exactitud la sufrida historia colectiva de todo un pueblo. Por encima de los sufrimientos padecidos, la mayoría inhumanos, Jung Chang ha querido dejar constancia de la fortaleza e integridad de gran parte del pueblo chino: "Rodeada de sufrimiento, muerte y desolación, había contemplado la indestructible capacidad humana para sobrevivir y buscar la felicidad". [Aceprensa]

 

Roma dulce hogar de Scott Hahn y Kimberly (Rialp. 200 pág.). [Aceprensa]

Relato autobiográfico de un joven matrimonio estadounidense que, queriendo ser mejores presbiterianos -son además pastores y teólogos-, llegan a ser católicos por convencimiento. Si otras conversiones son el paso de la increencia a la fe, esta es el despliegue de una postura inicial profundamente religiosa, unida a arraigados prejuicios anticatólicos. Scott, prometedor teólogo presbiteriano, y su esposa Kimberly comparten un serio interés por el estudio de la Sagrada Escritura y un mismo afán de dar una proyección cristiana a su matrimonio. Y será ese deseo de profundizar en la fe lo que acabará llevándoles a la Iglesia católica.

Destaca su gran honradez intelectual, favorecida por una conducta recta. Es sintomático, por ejemplo, que, bastante antes de hacerse católicos, decidan abandonar el uso de anticonceptivos tras estudiar el asunto y convencerse de que -por una vez- la Iglesia católica tenía razón. Después, en un proceso sembrado de lucha interior y dudas, pero siempre presidido por el amor a la verdad, irán comprendiendo esos puntos doctrinales -como la doctrina de la justificación, el papel del Papa, la Virgen María...- que suelen ser obstáculo para un protestante. Es un libro sumamente ameno, plagado de anécdotas, muchas de ellas divertidas.

 

El baile tras la tormenta de José Miguel Cejas (Rialp. 287 pág.).

Veintitrés historias biográficas de toda clase de personas que defendieron sus convicciones frente al comunismos (algunos también frente al nazismo) en los países bálticos durante la ocupación de sus tierras hasta la liberación tras la caída del Muro y sus consecuencias. Muy bueno.

El autor, José Miguel Cejas, trata los aspectos más crudos con suavidad y quitar toda amargura a unos relatos de disidentes, de personas oprimidas por el régimen comunista que sufrieron persecución, hambre y falta de libertad. El autor recogió estos testimonios de primera mano, y resultan apasionantes porque en ellos late la vida, el triunfo de la libertad y de la fe sobre su negación. Son tan variados como los habitantes de cualquier país: artistas, sacerdotes, escritores, políticos, profesores… Y varias generaciones de una familia aparecen sintetizadas en relatos entretenidos, llenos de vida y optimismo.El sufrimiento se redime y la alegría se palpa: la cárcel, la pérdida del trabajo, interrogatorios, vigilancia y tortura aparecen junto con la fortaleza de la fe, la tenacidad, el orgullo por la familia. Y nada de esto se relata con acritud o amargura. Por eso los relatos son edificantes y cada uno es una aventura.

 

Confesiones de San Agustín de Hipona, traducido por Pedro Antonio Urbina (Palabra. 305 pág.).

Una fantástica traducción al castellano actual del relato autobiográfico de la vida de San Agustín. Es el recorrido de su alma hasta encontrarse con Dios, una conversión que tarda años. Manifiesta sus tentaciones, el dejarse llevar por la pasión, su afición al estudio de la filosofía para descubrir la verdad; cuenta la amistad que le une a sus compañeros... Agustín se gana al lector, que se siente cercano a él y a quien le interesan todos los detalles de su vida apasionante. Han pasado más de quince siglos y esta emocionante aventura sigue sin envejecer y no envejecerá, porque es verdad.

"Recibe el libro de mis confesiones... Créeme, no por lo que otros digan de mí, sino por lo que yo digo en este libro." (San Agustín, que nace Tagaste (Argelia) en 354 y fallece en Hipona en 430 durante el asedio de los vándalos a esta ciudad romana del norte de África).

 

Caminando por valles oscuros. Memorias de un jesuita en el Gulag soviético de Walter J. Ciszek (Arcaduz. 254 pág.). El jesuita norteamericano de origen polaco Walter Ciszek (1904-1984) entró con nombre falso en 1940 en Rusia y en 1941 fue descubierto y detenido. Pasó cinco años en la Lubianka –la sede del NKVD– y nueve años más en un campo de trabajos forzados, condenado por ser “espía del Vaticano”. Liberado en 1955, con restricción de movimientos, prosiguió su labor pastoral clandestina en tres ciudades siberianas, hasta que en 1963 fue devuelto a Estados Unidos, canjeado por un espía soviético apresado en este país.

 

Últimos testigos de Svetlana Alexiévch Premio Nobel de literatura 2015. (Debate. 336 pág.). A finales de la década de los 80 la autora recogió los testimonios de aquellos que vivieron de niños (entre los seis y los catorce años) la barbarie nazi en la invasión de Bielorrusia durante la II Guerra Mundial.

 

Con ojos nuevos de Alessandra Borghese. (Rialp. 172 págs.). Alessandra Borghese narra en estas páginas su redescubrimiento de la fe católica. A pesar de pertenecer a una de las familias más ilustres de la nobleza romana, su vida ha estado marcada por la tragedia. A los 16 años tuvo que sufrir el suicidio de su novio de entonces. Más tarde viaja a Nueva York, donde coincidirá con su amiga Gloria, con quien comparte aficiones y ocio. Su matrimonio con el hijo de un famoso naviero, adicto a la cocaína, durará escasamente dos años.

Aunque nunca llegó a perder la fe, reconoce que "vivía como si Dios no existiera". El despertar se produjo después del reencuentro con su amiga Gloria. Gracias a su ejemplo, Alessandra cambia de vida radicalmente. "Con ojos nuevos" constituye un bello testimonio, así como un magnífico ejemplo de la alegría cristiana.

 

 

Frank Capra. El hombre delante del título (autobiografía de Frank Capra) de Frank Capra. (T&D. 582 págs.). Es imposible sintetizar en pocas líneas este libro, sin duda una de las mejores obras que se han escrito sobre el séptimo arte. Y es que en ella, el director de obras maestras como Sucedió una noche, Vive como quieras o ¡Qué bello es vivir!, además de contar su vida, desarrolla una crónica apasionante de la historia del cine norteamericano, ofrece un vigoroso tratado sobre dirección de cine -a partir de su famosa idea "un hombre, una película"- y, sobre todo, expone su atractiva filosofía vital. Todo ello, narrado con la misma frescura de sus películas, encarnado en infinitas anécdotas y con un tono amable y veraz a la vez, comprensivo hacia todo el mundo, pero que no escamotea las sombras propias y ajenas. El principal atractivo de este libro es que desvela, de primera mano, los secretos de este gran hombre y gran cineasta, nacido en Sicilia en 1897, en el seno de una familia campesina, y muerto en California en 1991, que encarnó en su vida y en su obra el sueño americano. Ganó tres Oscars al mejor director, fue el primer cineasta que situó su nombre antes del título de sus películas y se convirtió en uno de los directores más populares de la historia.

 

Más grandes que el amor de Dominique Lapierre. (Seix Barral. 390 págs.).

Un día hallándose de paso en Nueva York, Dominique Lapierre lee en un periódico una noticia sorprendente: «La Madre Teresa de Calcuta ha abierto, en pleno corazón de las calles más calientes de Manhattan, un hogar para acoger a las víctimas del sida sin recursos». Se precipita a la dirección indicada, y encuentra allí una aventura humana, médica y científica como quizá no se ha visto otra en el mundo. Ésta será la encuesta de su vida. Durante tres años forzará la puerta de los laboratorios de investigación, reconstruirá la caza de virus más formidable de la reciente historia médica, compartirá la embriaguez de los descubridores de los invisibles agentes mortales, revivirá la jadeante carrera en pos del primer medicamento eficaz contra el mal y será testigo del prodigioso impulso de generosidad y de compasión de los que cuidan a los enfermos, del valor y de la esperanza de éstos.

 

La ciudad de la alegría de Dominique Lapierre. (T&D. 582 págs.).

Un sacerdote francés, un joven médico norteamericano, una enfermera de Assam y un ex campesino indio que se gana la vida tirando de un rickshaw se encuentran un día bajo las cataratas del monzón y se instalan en el alucinante decorado de un barrio de Calcuta para cuidar, ayudar, salvar. Condenados a ser héroes, pelearán, lucharán y vencerán en medio de las inundaciones, las ratas, los escorpiones, los eunucos, los dioses, las fiestas y las setenta mil «luces del mundo» que pueblan La Ciudad de la Alegría.

Su epopeya es un canto de amor y fraternidad; un reportaje desgarrador sobre la capacidad del ser humano de superar el sufrimiento, la miseria y la desgracia, que sigue más vigente que nunca en el veinticinco aniversario de su publicación.

 

 

Novelas históricas


Quo Vadis? de Henryk Sienkiewicz, premio Nobel polaco (Anaya. 670 pág.). Novela histórica de ciudad de Roma en la época de Nerón y la llegada de los primeros cristianos a la Ciudad Eterna. Nos encontramos en el año 63 d.C., en tiempos de Nerón. El joven Vinicio visita a su tío Petronio, uno de los favoritos de Nerón, para que le ayude a conseguir a Ligia, una rehén del ejército romano que vive con una familia que la considera su hija adoptiva. Sin embargo, Vinicio no sabe que la bella Ligia de la que se ha enamorado es cristiana, ni que sólo podrá casarse con ella si se convierte al cristianismo. Pero la historia va más allá de una compleja novela de amor, retrata el contraste entre la aristocracia romana, con sus excesos y frivolidades, y los primeros cristianos, perseguidos y martirizados por un Nerón desenfrenado que llegó a acusarles del incendio de Roma.

 

A Sangre y Fuego (Trilogía polaca) de Henryk Sienkiewicz (Ciudadela. 424 pág.). La obra maestra de Nobel polaco situada en la época de esplendor y decadencia de la Polonia del siglo XVII, el mayor país de Europa. Los otros dos volúmenes son: El Diluvio y Un héroe polaco. Todo ello nos cuenta bajo una historia de aventuras, amores, traiciones y lealtades hasta lo indecible. La primera obra comienza con la historia de un oficial polaco llamado Juan Skrzetuski, que se enamora de la princesa Elena Kurcewiczówna mientras estalla la Rebelión de los cosacos contra el poder de la nobleza polaca. Por ello, el protagonista tiene que posponer sus deseos anteponiendo a estos su deber. Serán sus nobles amigos quienes saldrán al paso y le ayudarán en sus objetivos.

 

Fouché, el genio tenebroso de Stefan Zweig. (Juventud). Biografía novela de Joseph Fouché (1759-1820), uno de los personajes más controvertidos de la Revolución Francesa de quien Napoleón, en sus memorias escribió: "Si la traición tuviese un nombre, ese sería Fouché". Hipócrita, tenebroso y maquiavélico, cínico, sibilino, intrigante, tránsfuga profesional, abyecto y amoral. Sobrevivió y traicionó a todos: Luis XVI y María Antonieta; Robespierre; Napoleón... Con una magistral capacidad de análisis y su habitual y deslumbrante talento para recrear atmósferas y espacios del pasado, Zweig traza el retrato psicológico de este personaje que es, a la vez, el apasionante relato de una época que va de la Revolución Francesa hasta la decadencia y postrimerías del imperio napoleónico.

Biografía novelada impresionante sobre uno de los personajes más sorprendentes de la Revolución Francesa. Otra magnífica obra suya: Momentos estelares de la Humanidad.

 

Stalingrado de Antony Beevor. (1998. Booket). Estamos ante una obra espectacular, fruto de una profunda investigación sobre una de las batallas decisivas y cruentas (tanto en el largo asedio como en sus consecuencias) de las Segunda Guerra Mundial. La visión que nos propone de la batalla es tan completa que uno puede conocer las decisiones del alto mando alemán y ruso, y luego bajar al campo de batalla y compartir con los soldados de ambos bandos sus miedos, sus pensamientos más íntimos y sus esperanzas.

 

La reina sin nombre de María Gudín. (Zeta 480 pág.). Novela de fondo histórico cuya acción se desarrolla en la Hispania visigoda durante la segunda mitad del siglo VI. Una niña huérfana es acogida por los albiones, un pueblo que en el siglo VI habitaba los montes del noroeste de España. Conocida por ellos como Jana, aprenderá los secretos de las artes curativas de la mano del druida Enol y participará activamente en los conflictos territoriales de su época. Su ímpetu la situará en el trono de Albión junto al rey Aster, su gran y único amor. No obstante, pronto descubrirá su ascendencia real y será reclamada y raptada por su verdadero pueblo: los godos. Es la primera novela de la trilogía sobre la Hispania visigoda: Hijos de un rey godo y El astro nocturna, la completan.

Cambia de escenario con su última novela, Mar Abierta, una historia de amor, misterio y aventuras en una Inglaterra asolada por la guerra civil y un Caribe infestado de bucaneros y corsarios.

 

Púrpura y negro de J. P. Gallagher (Palabra. 192 págs.). Roma, II Guerra Mundial. Un jovial sacerdote irlandés, Hugh O'Flaherty, que trabaja en el Vaticano se dedica a cobijar a personas (judíos, aliados, etc.) perseguidas por los nazis. El poderoso Kapler, jefe de la GESTAPO, le pondrá en su punto de mira e intentará acabar con él. Una intrigante historia basada en hechos reales y magníficamente interpretada en el cine (bajo el título Escarlata y negro) por Gregory Peck en 1981.

 

Fabiola o la Iglesia de las catacumbas de Nicholas Wiseman. (Gaviota. 368 pág.). Novela de ficción de ambientación histórica escrita con este prestigioso intelectual y cardenal. Situada en de la época de las más duras persecuciones religiosas del imperio romano. En concreto, el edito de 303 por parte del emperador Diocleciano en el que fueron martirizados una pobre ciega, Santa Cecilia; una rica patricia romana, Santa Inés;  San Pancracio, de San Tarsicio y de San Sebastián. La protagonista del libro es Fabiola, la rica hija del procónsul Fabio, que se convierte al cristianismo, como se convierten también la mayor parte de todos los personajes pa­ganos, incluso Fulvio, perseguidor de los cristianos que atenta contra la vida de Fabiola, a cuyas grandes riquezas aspiraba. La topografía cristiana es exacta, como lo es también la descripción de las costumbres de estos cristianos primitivos.

 

Médico de cuerpos y almas: san Lucas, el tercer evangelista en la Roma Imperial de Taylor Cadwell (Martínez de la Roca. 752 págs.). Cuenta la vida de sanador, Lucano, más conocido como el evangelista San Lucas. Una novela que plasma la decadencia y crueldad de una sociedad frente a los valores que porta el protagonista.

 

La Rosa Blanca. Los estudiantes que se alzaron contra Hitler de José Mª García Pelegrín. (Libros Libres. 200 págs.).

«El nombre alemán permanecerá para siempre mancillado si la juventud alemana no se alza para vengar y expiar al mismo tiempo; para aniquilar a sus opresores y construir una nueva Europa espiritual.» Con Alemania inmersa en la Segunda Guerra Mundial, y conscientes de su responsabilidad, un grupo de universitarios de poco más de 20 años de edad y un catedrático, Kurt Huber, se alzaron contra Hitler, bajo el nombre de la Rosa Blanca, con su única arma: la palabra. Las Hojas que repartieron por Munich y otras ciudades alemanas mantuvieron en jaque durante meses a los jerarcas nacionalsocialistas. Los principales miembros de este movimiento fueron condenados a muerte. Con sus vidas dieron testimonio de que el nacionalsocialismo no había conseguido adormecer la conciencia de todos los alemanes.

 

El mozárabe de Jesús Sánchez Adalid. (Zeta Bolsillo. 816 pág.).

En el año 929 el emir de Córdoba Abd al-Rahman III se erige como califa, y la España musulmana inicia una etapa de esplendor inigualable. Allí coinciden Asbag y Abuámir, seres de distinto origen, fe y vocación. Asbag, el mozárabe, es un erudito con dotes diplomáticas y será consejero de personajes emblemáticos. El destino de Abuámir no será menos sorprendente. Este joven, atractivo, vividor y ambicioso, desarrollará una fulgurante carrera hasta convertirse en el temido Almanzor.

 

Leonor de Aquitania de Regine Pernoud. (Acantilado. 272 pág.).

Leonor de Aquitania (1124-1204), dos veces reina, madre y abuela de reyes y reinas de toda Europa, es uno de los personajes más influyentes y poderosos de su historia. Su extraordinaria formación, su habilidad e inteligencia, así como su belleza perenne, la convirtieron en una mujer excepcional que no dejó indiferente a ninguno de los cronistas, eclesiásticos o laicos que se relacionaron con ella. Régine Pernoud traza una biografía apasionante, pero contenidamente apasionada y reconocida como un texto de referencia, de una mujer que fue central en la historia europea.

 

 

 

 

 

 

Novelas de aventuras


El niño 44 de Tom Rob Smith (Espasa. 528 pág.). Novela de acción y suspense situada en la Unión Soviética en el año que muere Stalin. Además de ser adictivo, describe muy bien en ambiente de la época. En la siguiente novela del mismo protagonista, El discurso secreto, mejora la técnica narrativa.

 

La playa de los ahogados de Domingo Villar (Siruela. 448 pág.). Novela policíaca que transcurre en los alrededores de Vigo. Los protagonistas son dos agentes, un gallego y un aragonés, tan interesantes como la misma trama.

 

El caso de la sirvienta desaparecida de Tarquin Hall (Rocabolsillo. 288 pág.). Novela policíaca, protagonizada por el simpático detective Vish Puri. Ambientada en la India actual, nos sirve para conocer su cultura. Del mismo protagonista es  El caso del hombre que murió riendo. El protagonista es Vish Puri, el detective más avispado de la India, al menos eso piensa de sí mismo, emplea sus dotes detectivescas a lo Sherlock Holmes para resolver los casos más variopintos. A pesar de que sus métodos están algo anticuados ante la modernidad galopante que está transformando a su país, son sorprendentemente efectivos. Un día, Puri recibe la visita de un prominente abogado punjabí acusado de la desaparición de una sirvienta que trabajaba en su casa. Desde su destartalado despacho, y con la ayuda de su pintoresco equipo de colaboradores, Puri -que se mueve como pez en el agua entre los estratos sociales más dispares- viajará al Rajastán, donde reside su cliente, para iniciar la investigación. Escrito con sentido del humor, muestra la rica sociedad india tan llena de contrastes.

 

Diez negritos de Agatha Christie. Una de las más conocidas obras de la novela policíaca escrita por esta autora. La trama consiste en que diez personas implicadas en diversos asesinatos de los que han salido huyendo de la justicia, son invitadas a pasar un fin de semana en una isla. Empieza a ser asesinadas una a una siguiendo las estrofas de una canción infantil que da título al libro.

Otras célebres novelas de esta autora son: Asesinato en el Orient Express, Muerte en el Nilo, El asesinato de Roger Ackroyd, Un cadáver en la biblioteca...

 

La caza del submarino ruso de Tom Clancy (Plaza y Janés. 384 pág.). Tom Clancy es un experto creador de best-seller que luego son llevados con el mismo éxito al cine. Conocidas son también, Juego de patriotas, El Cardenal del Kremlin, Peligro inminente, Pánico nuclear, etc. Novela trepidantes para pasar el rato de con una lectura entretenida. La trama de esta novela está situada en la época de la guerra fría. Un oficial de la marina soviética trata de desertar a los Estados Unidos complicándose notablemente la acción. Inspirada en sucesos reales, Clancy, como en sus novelas, realiza una notable tarea de documentación que le da verosimilitud a sus historias.

 

¿Dónde están los niños? de Mary Higgins Clark (Debolsillo. 288 pág.). Nancy Harmon, joven casada y madre de dos hijos, es acusada injustamente del asesinato de los pequeños, pero el fiscal debe retirar los cargos tras la desaparición del único testigo. La pesadilla se vuelve más aterradora cuando el marido de Nancy se suicida y ella, destrozada, se traslada a Cape Cod. En su nueva residencia, Nancy conoce a Ray Eldredge, con quien se casa. Nancy da a luz nuevamente a dos hijos, a quienes cuida con exagerada precaución. Cierto día los niños desaparecen, y la culpabilidad recae, una vez más, en Nancy. Además alguien envía al periódico local información sobre los terribles sucesos de su pasado, así como fotografías recientes de Nancy.

Especialista en novelas de tensión, tiene otras obras conocidas como: No llores más my Lady, El ojo avizor, Mientras mi preciosa duerme, Misterio en alta mar, etc.

 

Rescate en el tiempo de Michael Crichton. (Debolsillo. 672 pág.). La multinacional ITC desarrolla, bajo el máximo secreto, una revolucionaria y misteriosa tecnología basada en los últimos avances de la física cuántica. Sin embargo, la crítica situación financiera de la empresa la obliga a obtener resultados inmediatos para atraer nuevos inversores. La opción más clara es acelerar el Proyecto Dordogne, de cara al público un proyecto arqueológico para desenterrar las ruinas de un monasterio medieval en Francia pero, en realidad, un arriesgado experimento para poner a prueba una tecnología que permite viajar en el tiempo. Pero cuando se trata de teletransportar personas de un siglo a otro, el menor fallo o descuido puede traer consigo consecuencias imprevisibles y pavorosas. Michael Crichton también es autor de Parque Jurásico y Presa.

 

La promesa de Friedrich Dürrenmatt. (Navona 166 pág.).

Nos encontramos en Suiza, en el cantón de Zurich. Gritli Moser aparece asesinada en el bosque. Era sólo una niña con un vestido rojo. El comisario Matthäi promete a sus padres encontrar al asesino, sin pensar que con esta promesa está condicionando su entera existencia. La tarea de los detectives no es nunca tan sencilla como la plantean las novelas, y en el camino de Matthäi aparecen un buhonero, un dibujo, un psiquiatra, un viaje frustrado a Jordania y hasta un gigante, pero lo que no aparece es el hilo rojo que conduce a la solución del enigma. El final es un tanto inesperado.

La visita de la vieja dama de Friedrich Dürrenmatt. Obra teatral escrita en 1955. En ella, una vieja dama, convertida en multimillonaria, regresa un día al pueblo del que se vio obligada a marcharse hace más de cuarenta años. Vuelve para vengarse de un hombre que, en su juventud, la abandonó con una hija y la condenó al arroyo. Crítica despiadada a la deshumanización y corrupción de la sociedad contemporánea.

 

Sé lo que estás pensando de John Vernon (Rocabolsillo. 432 pág.). Es una buena novela del género policiaco. David Gurney es un detective de éxito que decide dejar la policía y retirarse al campo con su esposa, Madeleine, con la que está pasando una temporada de crisis. Llega un día una llamada de un viejo compañero de la universidad para pedirle ayuda pues recibe amenazas anónimas de alguien que "incluso saber lo que piensa". A pesar de la oposición de su esposa, decide ayudar a su aterrado amigo. Se verá envuelto en el caso más complicado de su carrera, un caso en el que pondrá en peligro, sin pretenderlo, su vida y la de su esposa. Con una trama muy bien construida, y dosificando la intriga, Vernon consigue en su primera novela enganchar al lector, ponerle en tensión, hasta llegar a encogerle el corazón en unas cuarenta últimas páginas espectaculares. Tendrá secuelas esta novela aunque su calidad decrece (No abras los ojos y Deja en paz al diablo). No obstante, en sus dos últimas, No confíes en Peter Pan y Controlaré tus sueños, vuelve a engancharnos.

 

Novela costumbrista


Vida e insólitas aventuras del soldado Iván Chonkin de Vladímir Voinóvich (Libros del Asteroide. 376 pág.). La novela cuenta un disparatado argumento: poco tiempo antes de que comience la II Guerra Mundial, un avión del Ejército Rojo realiza un aterrizaje de emergencia en una remota aldea de la Unión Soviética. El avión queda abandonado, pues el ejército no dispone de efectivos para su traslado. A fin de resguardar al avión del pillaje, destinan a un soldado para que vigile el aparato. Hasta esa aldea parte Iván Chonkin, un soldado que está a punto de terminar el servicio militar. El autor emplea múltiples escenas humorísticas, utilizando personajes verosímiles, para describir la vida cotidiana en la Unión Soviética. Ridiculiza algunos pilares del pensamiento comunista, especialmente la insistencia en el control ideológico de la población. Novela satírica en la que critica el empeño en construir una sociedad utópica, olvidándose de las grandezas y miserias del pueblo, el verdadero protagonista.

 

Reencuentro de Fred Uhlman (Tusquets. 122 pág.).

Dos jóvenes de dieciséis años son compañeros de clase y amigos inseparables. Hans es judío y Konradin, un rico aristócrata.

Esa amistad finaliza un año después. Estamos en la Alemania de 1933, y, tras el ascenso de Hitler al poder, Konradin formará parte de la fuerzas armadas nazis mientras Hans viaja hacia el exilio.

Muchos años después, instalado ya en Estados Unidos, donde Hans intenta olvidar el episodio que los separó amargamente, «reencuentra» al amigo perdido.

Esta pequeña obra maestra resurge hoy con la misma capacidad de conmover que cuando se publicó por primera vez en 1960. Pronto fue traducida y leída en el mundo entero.

 

Retorno a Brideshead de Evelyn Waugh (Tusquets. 345 pág.).

Durante la segunda guerra mundial un oficial inglés, Charles Ryder, llega con sus soldados a una vieja y abandonada mansión. Una vez instalado el campamento el oficial empieza a recordar su estancia en esa casa y sus tormentosas relaciones con la noble familia inglesa que la habitaba veinte años atrás. Compuesta entonces por el matrimonio y sus cuatro hijos, recuerda los esfuerzos de la madre, de fuertes convicciones católicas, por educar y mantener unida la familia y los distintos y tortuosos caminos que recorre cada miembro. Es una magistral novela, dura en ocasiones, que retrata con profundidad unos personajes que reflejan con nitidez la sociedad y ambientes de la época.

Escribió una notable novela histórica, Helena, sobre la emperatriz romana. También una hiriente y mordaz crítica a la superficialidad en la novela ¡Noticia bomba!

 

La nieta del señor Linh de Philippe Claudel. (Salamandra 126 pág.). Breve y conmovedora novela. Cuenta la llegada de un anciano, refugiado de una lejana guerra que le ha robado todo salvo a su nieta, un bebé llamado Sang Diu, al que arrulla con una vieja nana infantil que recitaran durante generaciones, las mujeres de la familia. Llega un frío día de diciembre tras un agotador viaje en barco a un desconocido país europeo. Allí no conoce a nadie, y menos que hablen su lengua.  Instalado en un piso de acogida, el señor Linh sólo se preocupa por su nieta, su única razón de existir, hasta que conoce al señor Bark, un hombre robusto y afable cuya mujer ha fallecido recientemente. Un afecto espontáneo surge entre estos dos solitarios que hablan distintas lenguas, pero que son capaces de comprenderse en silencio y a través de pequeños gestos. Ambos se encuentran regularmente en un banco del parque hasta que, una mañana, los servicios sociales conducen al señor Linh a un hospicio que no está autorizado a abandonar. El señor Linh consigue, sin embargo, escapar con Sang Diu y adentrarse en la ciudad desconocida, decidido a encontrar a su único amigo. Su coraje y determinación lo conducirán a un inesperado y conmovedor desenlace.

 

La sombra del ciprés es alargada de Miguel Delibes. (Destino 312 pág.).

Pedro, el protagonista, es huérfano desde su niñez. A instancias de su tío y tutor viene a parar para su educación al hogar sombrío de don Mateo Lesmes, en la austera y recoleta ciudad de Ávila. Preceptor esforzado pero pésimo pedagogo, don Mateo educará al muchacho en la creencia de que para ser feliz, o al menos para no ser desgraciado, hay que evitar toda relación con el mundo, toda emoción o todo afecto. Sólo la vitalidad y juventud del protagonista podrán, años después, ayudarle a superar el pesimismo inculcado. Sin embargo, los acontecimientos parecen obligarle a recordar lo aprendido... Delibes, con un impecable estilo que asombra aún más por cuanto se trata de su primera novela, consigue una espléndida obra donde la muerte, que rodea y golpea constantemente al protagonista, es vencida, finalmente, por la esperanza.

 

Señora de rojo sobre fondo gris de Miguel Delibes. Esta puede considerarse la última novela de Delibes. Escrita en recuerdo de su mujer fallecida es una lección de amor humano. Cuenta la historia de un prestigioso pintor que, sumido en una grave crisis creativa, va hilando ante su hija sus recuerdos más íntimos en un monólogo que es a la vez homenaje y exorcismo. Su relato se centra en dos acontecimientos: la detención de dos de sus hijos por motivos políticos y, fundamentalmente, la enfermedad y muerte de su mujer, Ana, a los cuarenta y ocho años. Ana contagiaba una sensación de belleza y plenitud que cobró un verdadero alcance sobre el fondo gris de lo cotidiano y los sinsabores de la enfermedad. Historia de un amor en carrera desenfrenada hacia la muerte y sobrecogedora semblanza de un personaje femenino, Señora de rojo sobre fondo gris es una profunda lección de humanismo y madurez artística que sólo Miguel Delibes podía ofrecernos.

 

El bosque animado de Wenceslao Fernández Flórez. (Espasa. 218 pág.).

Este, nos dice el autor, es el libro de la fraga de Cecebre. San Salvador de Cecebre es una parroquia de Galicia, rugosa, frondosa y amena. Cuando un hombre consigue llevar a la fraga un alma atenta se entera de muchas historias... Entonces se comprende que existe otro alma allí, infinitas almas: que está animado el bosque entero. Afinando su mirada poética el autor ha logrado captar todas esas historias y comunicarlas en esta novela deliciosa y profunda. El lector que se acerca a ella descubrirá bajo la seductora y mágica narración los latidos ocultos del alma humana en consonancia con la naturaleza. Todos los seres vivos, además de los hombres, son importantes y tienen sus pequeñas historias que narrar: los topos, el tímido Furi y la decida Linda, la solitaria luciérnaga Luci, los árboles centenarios como el recio Carballo, el eucalipto o el pino, el poste de teléfono engreído y aristocrático...

Un libro precioso para quien quiera presumir de sensibilidad.

 

La fórmula preferida del profesor de Yoko Ogawa. (Funambulista. 299 pág.).

A partir de un trabajo como asistenta, la narradora y su hijo de diez años empezaron una relación muy especial con un anciano profesor de matemáticas que, debido a un accidente, tenía una autonomía de memoria de ochenta minutos. Las vidas cotidianas de los personajes se despliegan con calma y emoción contenida. No conocemos los nombres de los protagonistas excepto el apelativo que el profesor de matemáticas pone al niño: Root, raíz cuadrada. Las manías y cualidades del profesor –sus preguntas repetitivas, su facilidad para encontrar vínculos entre números que comparten los mismos secretos, su afición a los números primos, su admiración por el cero, etc.–, dan pie a que se vayan introduciendo conceptos matemáticos en la narración, algo que se hace con oportunidad, claridad y buen humor. El mayor gancho está en el talante del profesor: su preocupación continua por el niño que pasa por encima de sus limitaciones de memoria; su capacidad de transmitir sus conocimientos con entusiasmo y su alegría con los progresos de sus ocasionales alumnos; la visión de sus propias investigaciones como un “mirar a hurtadillas el cuaderno de Dios y copiar”

 

La presa de Kenzaburo Oé. (Anagrama. 100 pág.). Novela corta del escritor japonés que recibió el Premio Nobel en 1994. Cuenta, de modo lírico, el terrible trato que recibió un prisionero negro estadounidense, único superviviente de un avión enemigo que se estrella cerca de una aldea perdida de Japón.

 

La comedia humana de William Saroyan. (Acantilado. 216 pág.). Homer Macauley trabaja como mensajero para una compañía de telégrafos y se convierte en testigo de la vida cotidiana de los habitantes de Ithaca, una pequeña población del valle de San Joaquin, en California, que ve como muchos de sus soldados, en plena Segunda Guerra Mundial, no regresan del frente. Cada telegrama que entrega es el nuevo anuncio de una nueva víctima, una ventana que se cierra en el entorno familiar del desaparecido y, a la vez, un paso más en su conocimiento del mundo y del comportamiento humano. La comedia humana es la más célebre de las novelas de Saroyan y, en ella, la vitalidad y la candidez dibujan un inolvidable alegato contra lo absurdo de todas las guerras.

Me llamo Aram (Acantilado. 152 pág.) son catorce relatos protagonizados por Aram Garoghlanian, un muchacho norteamericano de familia armenia que sabe extraer de cada experiencia una lección vital llena de sentido del humor y agudeza. Aram recuerda su infancia y adolescencia en Fresno, California, con una mirada llena de acentos líricos que sabe llegar hasta el fondo de un conjunto de personajes de lo más pintoresco.

 

Aparición del eterno femenino contada por S.M. el rey de Álvaro Pombo. (Anagrama. 191 pág.).

Dos primos inseparables de unos doce años, el Ceporro y el Chino, viven en el gran piso de su abuela, después de la guerra civil. Don Rodolfo, que fue sparring de Uzcudun, les da clases de gimnasia y boxeo. Al fondo, ecos de la Segunda Guerra Mundial, el mariscal Rommel y el Imperio Nipón. De repente aparece una niña alemana, huérfana, refugiada, y lenta y decisivamente todo cambia, como nos cuenta Ceporro, que es quien tiene la palabra y, por tanto, es el Rey. Además de la bellísima historia de adiós a la infancia y de la colorida «galería de secundarios», habitual en Pombo, el gran acierto estilístico de este libro es el hallazgo de la voz del narrador, el tratamiento de las peculiaridades léxicas y sintácticas del modo que tiene Ceporro, charlatán infatigable, de narrar las cosas.

 

 

Ciencia ficción, que tampoco contienen tanta ficción


El marciano de Andy Weir (Ediciones B. 408 pág.) El libro, más interesante que la película.

El amo del mundo de Robert H. Benson. (Palabra. 288 págs.).

La esfera y la cruz de G. K. Chesterton. (Valdemar. 384 págs.).

El hombre que fue Jueves de G.K. Chesterton. (Alianza. 215 págs.).

Los libros de Terramar de Ursula K. Le Guin. (Minotauro) El primer libro, "Un mago de Terramar", inicia una serie de novelas de ficción, aventuras y magia que, escritas en 1968, suponen el inicio de un género que se ha repetido hasta la saciedad. Resultan curiosos leer en estas páginas el encontramos las ideas que más tarde desarrollarán de forma más comercial libros como "Harry Potter".

Sin noticias de Gurb de Eduardo Mendoza. (Seix Barral. 192 págs.).

 

Cuentos


Crónicas marcianas de Ray Bradbury (Minotauro. 263 pág.).

Flor de leyendas de Alejandro Casona. (Espasa. 147 pág.).

 

Teatro


La importancia de llamarse Ernesto de Dorian Gray.

Historia de una escalera de Antonio Buero Vallejo. (Espasa. 160 págs.).

Los árboles mueren de pie de Alejandro Casona. (Espasa. 111 págs.).

Eloísa está debajo de un almendro de Enrique Jardiel Poncela. (Vicens Vives. 192 págs.).

Tres sombreros de copa de Miguel Mihura. (Espasa. 100 pág.).

La venganza de Don Mendo de Pedro Muñoz Seca. (Ćátedra. 240 pág.).

 

Ensayos


Cine y misterio humano de Juan José Muñoz. (Rialp. 288 pág.).

“La gran potencia educadora de nuestro tiempo es, sin duda, el cine.” (Julián Marías).

Quienes aterrizamos en este planeta tras el baby boom de los sesenta hemos aprendido, en gran parte, qué es el hombre viendo cine y televisión. Desde pequeños se nos abrió esa ventana mágica que nos transportaba a nuevos mundos, a otras épocas, países y personajes. Hemos nacido inmersos en la máquina de los sueños. Nuestra imaginación es fundamentalmente cinematográfica. Nuestras poses, nuestros gestos tienen algo de inconsciente sabor a celuloide.

No supone mucho esfuerzo advertir que el cine nos ha ensanchado la realidad o, al menos, nuestra imagen de lo real, y ha ampliado nuestra experiencia virtual de la vida.

Lo único que pretende este manual –destinado tanto a guionistas, estudiantes de comunicación y filósofos, como al amplio mundo de los amantes del cine– es intentar contestar a las siguientes cuestiones: ¿Cómo se manifiesta la persona a través de las narraciones cinematográficas? ¿Se puede saber quién es el ser humano a través del cine? ¿Tiene alguna relación lo que muestran las ficciones audiovisuales con lo que dice la Filosofía del hombre?

 

De Casablanca a Solas  de Juan José Muñoz. (Eiunsa. 188 pág.).

Este libro (destinado, como el anterior, a guionistas, estudiantes de comunicación y amantes del cine), pretende mostrar que la creatividad no es un asunto meramente artístico, y que la ética no es una barrera para el profesional de cine y televisión. Para ello se analizan más de treinta películas que muestran todas las variantes de las vivencias humanas.
   ¿Por qué emociona el final de Casablanca? ¿Por qué cuando Ilsa se despide de Rick en el aeropuerto nos queda un buen sabor de boca? Sin duda por su alto valor ético, puesto que lo que da calidad a las obras maestras es la unión de ética y estética.
   A lo largo de estas páginas desfilan temas como el conflicto entre ética pública y privada (Primary Colors), el descubrimiento de los valores (Los Miserables), las experiencias de dominio (El gran dictador, Tiempos modernos, La lintena roja) y las de encuentro (Luces de la ciudad, Tres colores: Rojo…) las técnicas de persuasión (El acorazado Potemkin y Mar adentro), el amor sentimental (Un tranvía llamado deseo y Los puentes de Madison), el enigma de la homosexualidad (Philadelphia y Las horas), la representación audiovisual del sexo y la violencia (París, Texas, Un perro andaluz, Pulp Fiction y Dogville), y la violencia de género en el cine (Solas y Te doy mis ojos).

 


Padres


Novelas que requieren una formación cultural y humana más profunda, una mayor experiencia vital (no es lo mismo tener 20 que 45 años), así como ensayos sobre la familia.


Novelas


Intemperie de Jesús Carrasco (Seix Barral. 268 pág.). Primera novela con la que se ha consagrado como escritor. Novela dura, con tintes tremendistas y apocalípticos que transcurre en la tierra extremeña del autor.


La tierra que pisamos de Jesús Carrasco (Seix Barral. 268 pág.). Su segunda novela, cambia el tema pero no el estilo.


El insólito peregrinaje de Harold Fry de Rachel Joyce (Salamandra. 336 pág.).


Las nieves azules de Piotr Bednarski (Malpaso. 144 pág.).


La sonata a Kreutzer de León Tolstoi (Alianza. 144 pág.). Pózdnyshev, el protagonista de este intenso relato, explica a un compañero de viaje las razones que lo impulsaron a matar a su mujer.


La legión perdida de Santiago Posteguillo (Planeta. 1.140 pág.). Tercera entrega de la trilogía sobre Trajano.


Vida y destino de Vasili Grossman. (Círculo de lectores 1.100 pág.). Obra grandiosa en la que se narra la resistencia rusa al avance nazi. Lo hace profundizando en la psicología de los personajes como los grandes escritores rusos.


El dragón de Shanghai de Qiu Xiaolong (Tusquets. 336 pág.) Novela policíaca, la última de la autora, que sitúa la trama en la China post-comunista. Las escribe en EE. UU., claro, pues no deja muy bien a los actuales gobernantes.


El secreto de Gray Mountain de John Grisham (Plaza y Janés. 480 pág.) La última de Grisham. Una joven abogada es despedida por recortes de personal y busca ejercer su profesión enfrentándose a las compañías mineras.


Una letra femenina azul pálido de Franz Werfel (Anagrama. 144 pág.) El protagonista recibe un día de 1936 una carta de una antigua mujer con la que estuvo a punto de casarse. Le lleva a reflexionar sobre la vida vacía que lleva.


La brigada de Anne Capestan de Sophie Hennaf (Alfaguara. 304 págs.). Novela policíaca agradable de leer. Al mando de una brigada de policías con historiales conflictivos y caracteres difíciles ponen a la peculiar comisaria de la policía judicial de París Anne Capestan. Les encargan una serie de viejos casos no resueltos, olvidados y sin ninguna trascendencia, aparentemente. Tendrán que descubrir poco ellos mismos el verdadero motivo de esta nueva brigada policial. Como se preveía, dado su éxito comercial, acaba de aparecer el segundo libro de esta nueva serie de novela negra, titulado Aviso de muerte. En este caso, la brigada, lejos de ser aceptados por los demás policías por la resolución del caso anterior, son vistos como traidores. En medio de ese estado de frustración les cae un caso: el asesinato de un comisario que era el padre del ex-marido de Anne Capesta a quien ella siempre odió. Simultaneamente, un señor de Provenza encuentra escrito su nombre en un monumento a los caídos, lo que entiende como una premonición.


Le llamé Corbata de Milena Michiko Flasar (Siruela. 128 págs.). Interesante novela sobre el mundo de los marginados de la sociedad japonesa. En este caso, un joven veinteañero hikikomori (esos niños japoneses, y no tan niños, que se pasan años encerrados en su habitación) se encuentra día tras día, en el mismo banco de un parque, con un salaryman, un oficinista mucho mayor que él. ¿Qué hacen allí, fuera de sus habituales refugios? Poco a poco van contándose sus vidas.


La mujer de la libreta roja de Antoine Laurain (Salamandra. 160 págs.). Un librero se encuentra un bolso de mujer abandonado con unos curiosos objetos en su interior. Se lanza a la búsqueda de su dueña. De ese estilo, pero mejor y más elaborada es la novela: El lector del tren de las 6.27 de Jean-Paul Didierlaurent (Booket. 208 págs.).


La impaciencia del corazón de Stefan Zweig (Acantilado. 472 pág.). En los años ya inminentes a estallar la Primera Guerra Mundial, el joven y apuesto teniente  Anton Hofmiller consigue una invitación para una fiesta en el conocido castillo del rico y excéntrico magnate húngaro Lajos von Kekesfalva. Allí vive con Edith, su hija adolescente que sufre parálisis crónica, y a la que agravia sin intención el teniente. Para reparar esa ofensa acude con frecuencia a visitar a la pobre chica por la que siente una profunda lástima. No es consciente de que lo que en ella brota es un amor apasionado que será el único motivo por el que seguir viviendo y no lanzarse al vacío desde la torre del palacio. Se produce poco a poco una tensa situación entre los jóvenes. Hofmiller, que sólo siente compasión por la joven Edith, decidirá ocultar sus verdaderos sentimientos y le hará tener esperanzas en una pronta recuperación. Llega incluso a prometerse con ella, pero no reconoce su noviazgo en público. Como un criminal en la oscuridad, Hofmiller se refugiará en la guerra, de donde regresará como un auténtico héroe. La impaciencia del corazón es uno de los mejores libros de Zweig, un sobrecogedor retrato de la insondable naturaleza humana que atrapará al lector desde la primera página. Una novela sobre la importancia de educar los sentimientos.


Veinticuatro horas en la vida de una mujer de Stefan Zweig (Acantilado. 100 pág.). En una apacible pensión de la Riviera, cerca de Mónaco, apenas diez años antes de la Gran Guerra, salta la noticia de que Madame Henriette, la respetable esposa de un comerciante y madre de dos hijas, se ha fugado con un atractivo joven al que apenas acaba de conocer la noche anterior y que se instalaba en la misma pensión. La acción escandaliza a todos salvo al narrador y a una extraña viejecita que plantea la cuestión que aparece en la contraportada del libro: "¿Usted no encuentra, pues, odioso, despreciable, que una mujer abandone a su marido y a sus hijas para seguir a un hombre cualquiera, del que nada sabe, ni siquiera si es digno de su amor? ¿Puede usted realmente excusar una conducta tan atolondrada y liviana en una mujer que, además, no es ya una jovencita y que siquiera por amor a sus hijas hubiese debido preocuparse de su propia dignidad?" Es una gran novela, de pocas páginas, que se lee de un tirón.


Por favor, cuida de mamá de Kyung Sook Shin (Debolsillo. 240 pág.). Un anciano pierde a su madre en el metro de Seúl yendo de visita, desde el pueblo, a casa de sus hijas. Comienza una intensa búsqueda por parte de los miembros de la familia. Durante ella se van abriendo sentimientos e historias que habían guardado en su corazón desde hacía muchos años tanto padres como hijos. Una novela muy interesante que, aunque dirigida a un público adulto, no les vendría mal leer a esos hijos adultos demasiado centrados en sus cosas.


Las tres heridas de Paloma Sánchez-Garnica (Planeta. 640 pág.). Ernesto, un maduro escritor en busca de su gran novela, encuentra en el Rastro una foto de un joven matrimonio de Móstoles fechada pocos días después del estallido de la guerra civil. A partir de ella decide investigar qué fue de esos sonrientes jóvenes. Lentamente irá atando sutiles cabos que enlazaran aquella época con la actual. Es interesante que, además del odio y la maldad, aparezca también el perdón y la reconciliación. El título de la novela, hace referencia al poema, así titulado, de Miguel Hernández.


La gangrena de Mecedes Salisachs (Booket. 187 pág.). La gangrena, novela ganadora del Premio Planeta 1975, narra la vida de Carlos Hondero desde su niñez en los años de la Dictadura hasta la época de los años 70, en que ha acabado por convertirse en un hombre rico y poderoso. En el curso de este medio siglo, en dos líneas paralelas que a menudo se hacen convergentes, se va desarrollando de una parte la compleja historia personal del protagonista; de otra, la historia misma de España, reflejada en la ciudad de Barcelona.


Donde el corazón te lleve de Susanna Tamaro (Booket. 187 pág.). La más conocida novela de esta autora italiana. Son las cartas de una abuela a su joven nieta a modo de diario donde va repasando su vida. Supone un reflejo de las contradicciones que viven muchas personas de hoy debido a su falta de madurez, atolondramiento, irreflexión, educación rigorista -también religiosa-, que provocará una serie de fracasos, principalmente en su matrimonio.

La narración está salpicada de pequeños pormenores familiares sobre los años de convivencia entre abuela y nieta. Son detalles emotivos, que favorecen un estilo intimista y auténtico, el apto para la confesión sentimental. La abuela utiliza las cartas para poder avanzar a partir de ahora sin mentiras en la vida, tomando como único termómetro para juzgar sus momentos confusos la voz de la conciencia y los susurros del corazón.


Sostiene Pereira de Antonio Tabucci (Anagrama. 192 pág.). Esta interesante y peculiar novela, mezcla de literatura y filosofía, nos cuenta la historia de un hombre gris, que vivía en Portugal en la época de la guerra civil española. Es un personaje común y corriente: de mediana edad, gordo, con una enfermedad del corazón a la que hace poco caso, que vive muy solo y que extraña terriblemente a su mujer; tanto, que siempre habla con su retrato. Aunque conscientemente trata de no pensar ni en política ni en religión para no involucrarse, no puede evitar hacerse reflexiones de vez en cuando. Conoce a un joven y una chica comprometidos con la política europea y que, cuando necesitan algo de Pereira se lo sacan a través de la conciencia o de la adulación. Así va cambiando también un poco la personalidad de Pereira, o acaso  aflorase la que tiene escondida, hasta una profunda toma de conciencia que hará cambiar totalmente su vida. La novela está escrita como si fuera una declaración judicial. Tanto el personaje como la novela no se olvidan fácilmente.


Nunca me abandones de Kazuo Ishiguro. (Anagrama. 360 págs.). Segunda obra del autor de Los restos del día cambia de registro en esta novela. En un ambiente cerrado, que parece ser un internado de un colegio inglés, se desarrolla la vida aparentemente normal de unas colegialas que van descubriendo la belleza y secretos de la vida. Con terrible crudeza no muestra que no son sino unas criaturas de laboratorio destinadas a proporcionar órganos jóvenes y sanos para prolongar vidas ajenas.


La carretera de Cormac McCarthy. (Mondadori. 210 págs.).

Un padre y un hijo sobreviven a unas durísimas condiciones de vida en un mundo devastado. La tierra ha sufrido un cataclismo del que apenas hay supervivientes, quienes libran entre sí una encarnizada lucha por la subsistencia. Años después se trasladan hacia el sur con la esperanza de encontrar mejores condiciones de vida y personas buenas. Pero lo que hallan es siempre muerte, hambre, desolación. La principal obsesión es conseguir alimento. Y, también, darse compañía y transmitirse cariño. El padre contagia al hijo la confianza de que encontrarán tarde o temprano la compañía de los buenos, aunque su experiencia haya sido encontrar personas sin escrúpulos. Esta esperanza les mantiene en pie y les hace superar las numerosas dificultades que van encontrando en su peregrinaje. La novela funciona como una apocalíptica alegoría.


Asesinos sin rostro de Henning Mankell (Tusquets. 304 pág.).

En este histórico primer encuentro con sus lectores, el inspector Wallander debe resolver un caso casi tan complicado como su vida personal. Mientras procura desenmascarar a los despiadados asesinos de una anciana que ha muerto con la palabra "extranjero" en la boca antes de que los prejuicios raciales latentes en la comunidad desaten una ola de violencia vengadora, Wallander debe enfrentar el abandono de su esposa, la hostilidad de su hija, la demencia senil de su padre y hasta su propio deterioro físico a causa del exceso de alcohol y comida barata y la falta de sueño. Wallander terminarán por hallar la inesperada solución del caso, pero sus problemas familiares no acabarán con este libro. Por no hablar de los de su país, arrojado a una nueva era en la que, como cree el inspector, "la inquietud aumentará bajo el cielo".

La serie protagonizada por este singular inspector sigue a lo largo de maś de diez libros: Asesinos sin rostro, Los perros de Riga, La leona blanca, La quinta mujer, etc.


Muerte en Estambul de Petros Márkaris (Tusquets 459 pág.).

Tras la boda de su hija Katerina, el comisario Kostas Jaritos decide tomarse unos días de descanso y viajar con Adrianí, su temperamental mujer, a Estambul, ciudad estrechamente relacionada con la historia de Grecia. Así pues, mezclado con cientos de turistas, Jaritos se lanza a admirar iglesias, mezquitas y palacios mientras degusta la gastronomía del lugar y discute no sólo con su mujer sino también con los miembros del grupo con el que viaja. Sin embargo, todo se tuerce cuando algo aparentemente tan nimio como la desaparición de una anciana en un pueblo de Grecia se convierte de pronto en un caso de asesinato, pues informan a Jaritos de que han encontrado muerto a un pariente de esa anciana... y de que ésta se dirige a Estambul. Jaritos tendrá que trabajar codo con codo con el suspicaz comisario turco Murat, e irá internándose en la pequeña comunidad que conforman los griegos que todavía, tras el éxodo masivo que protagonizaron en 1955, permanecen en la ciudad.

Es curioso el contraste de mentalidad y ambiente entre el comisario Jaritos con el inpector Wallander. La serie de comisario Jaritos también es extensa: La muerte de Ulises, Con el agua al cuello, Suicidio perfecto, etc.


El alquimista impaciente de Lorenzo Silva (Destino. 288 pág.).

Presentamos aquí otra serie detectivesca. Esta vez protagonizada por el sargento de la Guardia Civil Ruben Bevilacqua y su ayudante Virgina Chamorro. En esta novela, en un motel cerca de Guadalajara yace un hombre muerto: el ingeniero Trinidad Soler, un aparente hombre de familia respetable empleado en una central nuclear cercana. Pero las apariencias engañan, y alguien recuerda haberlo visto la noche anterior acompañado de una rubia de marcado acento ruso. La investigación del caso pronto les llevará a rebasar la mera pesquisa policial para adentrarse en el lado oscuro del ingeniero nuclear. Su insospechada vida secreta desvelará un entramado de dinero, prostitución y sucios manejos empresariales que se extienden de Madrid a Málaga, de Guadalajara a la Costa del Sol. Pero como en la alquimia, la clave está en la paciencia: la que necesitarán los investigadores para resolver el caso, pero también la que les faltó a los personajes involucrados en la historia.


El último encuentro de Sándor Márai (Salamandra. 192 pág.).

Un pequeño castillo de caza en Hungría, al pie de los Cárpatos, donde alguna vez se celebraron elegantes veladas y cuyos salones decorados al estilo francés se llenaban de música, ha cambiado radicalmente de aspecto. El esplendor de antaño ya no existe, todo anuncia el final de una época. Dos hombres mayores, que de jóvenes habían sido amigos inseparables, se citan a cenar tras cuarenta años sin verse. Uno ha pasado mucho tiempo en Extremo Oriente, el otro, en cambio, ha permanecido en su propiedad. Pero ambos han vivido a la espera de este momento, pues entre ellos se interpone un secreto de una fuerza singular. Todo converge en un duelo sin armas, cuyo punto en común es el recuerdo imborrable de una mujer. La tensión aumenta, línea tras línea, hasta que se hace casi insoportable. Los protagonistas se empeñan en hurgar hasta en lo más recóndito de sus almas, allí donde se encuentran esas verdades cuyo descubrimiento provoca un insoslayable dolor.


El baile de Irène Némirovsky. (Salamandra. 94 pág.).

Un libro seco, sintético, sin sobras: en su brevedad consigue mezclar la rivalidad madre-hija (aparece el tema de la educación y de las relaciones entre las generaciones), la hipocresía social (que nunca deja de estar de moda), el vértigo de la riqueza improvisada (que no logra improvisar modales ni formación), la venganza sin medida del adolescente; y todo ello pasando sin solución de continuidad de la imaginación a la realidad. Un drama cruel de resentimiento, ambición, y amor fallido. Una incisiva historia sobre las apariencias y la estupidez, que se lee con agrado.

Otros libros interesantes de esta misma incisiva y corrosiva autora judía (aunque convertida al catolicismo pocos años antes de morir en Auschwitz) son Suite francesa, El ardor de la sangre y Los bienes de este mundo, publicados póstumamente.


La Cripta de los Capuchinos de Joseph Roth. (Acantilado. 224 pág.).

El protagonista de La Cripta de los Capuchinos, heredero de una familia de orígenes humildes ennoblecida por Francisco José, describe su vida en la Viena deslumbrante en los albores de la Primera Guerra Mundial. A los últimos estertores del imperio de los Habsburgo siguen los días trágicos de la guerra y de una posguerra gris y violenta. Antes de que los nazis entren en Viena, el joven Trotta, símbolo de un mundo en declive, baja a la cripta a la que alude el título de la novela, el panteón imperial austríaco, donde confesará su fracaso. La Cripta de los Capuchinos (escrita en 1938) es tanto la novela del declive de Austria como estado soberano -la finis Austriae- como la desaparición definitiva de un mundo. La extrema depuración del talento narrativo de Roth y su capacidad y precisión de observador han convertido esta novela en una obra de referencia.


Las uvas de la ira de John Steinbeck. (Alianza 656 pág.). Distinguida con el Premio Pulitzer en 1940, Las uvas de la ira describe el drama de la emigración de los componentes de la familia Joad, que, obligados por el polvo y la sequía, se ven arrastrados a abandonar sus tierras, junto con otros miles de personas de Oklahoma y Texas, rumbo a la "tierra prometida" de California. Allí, sin embargo, las expectativas de este ejército de desposeídos no se verán cumplidas. Entre las versiones cinematográficas que ha conocido esta novela destaca la memorable protagonizada por Henry Fonda y dirigida por John Ford.


Cuentos


Cuentos de Antón Chejov. (Alba. 765 págs.).

Cuentos completos de Flannery O'Connor. (Lumen. 846 págs.).

Cuentos completos de Óscar Wilde. (Austral. 368 págs.).

Cuentos completos de Roald Dahl.

 

Ensayos


Tres breves ensayos de C. S. Lewis sobre el dolor, el amor y el auto engaño.

Una pena en observación de C. S. Lewis. (Anagrama. 104 págs.).

Un magnífico ensayo fruto de la experiencia de ver morir a su amada. Es un emotivo libro lleno de recuerdos y evocaciones, un encontrarse con esa enigmática voluntad divina y con la trascendencia y fuerza redentora del amor.

 

Mientras no tengamos rostro de C. S. Lewis. (Rialp. 296 págs.).

Recreación libre y profunda de mito del amor entre Psique y Eros.

 

Cartas del diablo a su sobrino de C. S. Lewis. (Rialp. 144 págs.).

Contiene en tono humorístico, los consejos de un experimentado diablo a su sobrino que tiene como encargo, por primera vez, velar por un alma para llevarla al infierno.

 

Como una novela de Daniel Pennac. (Anagrama. 169 págs.).

 

 


Madres y abuelas


Son novelas sobre la vida misma, con sus dificultades, alegrías y tristezas, pero con una visión de fondo optimista sobre el hombre.


Flores para la señora Harris. de Paul Gallico (Maeva. 304 págs.). Una simpática mujer de la limpieza londinense tiene un capricho: comprarse un vestido Dior en París. Y a por ello se dirige. Una pequeña obra maestra de la sencillez. Y bastante divertida.


La quincena de septiembre de R. C. Sherriff (Palabra. 368 pág.). Escrito hace 80 años, cuenta el viaje en tren hacia la costa de una familia y sus dos semanas de vacaciones yendo a la playa cada día. No pasan grandes cosas, pero es una novela que sabe captar la belleza de lo cotidiano.


La niña del arrozal de José Luis Olaizola (Planeta. 254 pág.). Al autor de esta novela le pidieron que cediera los derechos de traducción al tailandés de un conocido libro suyo para, con los beneficios, ayudar en una casa de acogida de niñas que habían rescatado de la prostitución. Se quedó tan sorprendido por la petición que decidió crear una ONG con esa finalidad. Este libro es la historia de una de esas niñas.


Un encuentro inesperado de Jennifer Fulwiler (Palabra. 384 págs.). Una mujer a la que le sonríe la vida tiene su primer hijo. Ese momento supone el derrumbe de los principios sobre los que había sustentado su vida.

Contada por ella misma, narra cómo siendo una persona feliz, pues tiene todo lo que hoy puede desearse (amor, dinero, reconocimiento), siente que camina sobre el vacío existencial. En su proceso personal hacia la fe católica son muy interesantes las reflexiones que hace sobre los "derechos de la mujer" impuestos por el feminismo radical, del que, por descontado, ella los consideraba pilares innegociables.


El despertar de la señorita Prim de Natalia Sanmartín (Planeta. 352 pág.). Una moderna joven a la que se le van rompiendo sus esquemas con su nuevo trabajo. Una sutil y divertida crítica social.


 

Katrina de Sally Salminem (Palabra. 528 pág.). Katrina, una bella joven de familia acomodada, decide casarse con un hombre al que acaba de conocer para salir al mundo.


El libro de la señorita Buncle de D. E. Stevenson (Alba. 378 pág.). Los devastadores efectos de la publicación de un inocente libro en un pueblecito inglés. Divertido libro de humor inglés. Como tuvo éxito continuó con otras dos, también divertidas, pero menos ingeniosas: El matrimonio de la señorita Buncle y Las dos señoras Abbott.


Un árbol crece en Brooklyn de Betty Smith (Lumen. 512 pág.). Cómo salir adelante en la vida cuando todo lo tienes en contra. Situada en la época de la gran depresión norteamericana.


Abril encantado de Elizabeth von Arnim (Alfaguara. 312 pág.) Cuatro mujeres londinense se van a Italia a descansar de sus maridos... Una historia divertida llena de curiosas moralejas y equívocos.


Llenos de vida de John Fante (Anagrama. 160 pág.) Los sufrimientos de unos padres primerizos.


Qué pequeño es el mundo de Martin Suter (Asteroide. 368 pág.). Una fría ejecutiva suiza decide no aplicar el método que le ha hecho rica –quitar de en medio todo lo que no sea eficiente– con un anciano y querido empleado.


Hetty de Hetty Verolme (Almuzara. 256 pág.). La protagonista, una chica de doce años, cuenta su historia de la deportación que sufrió junto con su familia a un campo de concentración. Entre tonos de gris. Ruta Sepetys (Maeva. 304 págs.). es otra historia similar; esta vez a Siberia en los años 50, de una familia de lituanos.


La dama de blanco de Wilkie Collins (Montesinos. 816 pág.). Novela epistolar, es una de las mejores de misterio e intriga del siglo XIX. Cuenta la historia de un joven profesor de dibujo Walter Hartright que viaja a Cumberland para dar clases a dos jóvenes y ricas herederas, las hermanas Laura y Marian Fairlie. Laura se enamora de él pero los agradables días en Limmeridge House acaban con la llegada del prometido de Laura, Sir Percival Glyde. Éste alberga la intención de arrebatarle toda su herencia y cuenta con la ayuda del siniestro conde Fosco para llevar a cabo sus planes. Sólo se interpone en su camino una misteriosa dama vestida de blanco que, al parecer, ha escapado de un sanatorio mental. Del mismo estilo literario, pero diferente trama es La piedra lunar, del mimo autor.


Muerte, ¿dónde está tu victoria? de Daniel-Rops (Encuentro. 427 pág.). A través de la vida de Laura, el autor se enfrenta a realidades como el pecado, la muerte, la injusticia, la felicidad, la libertad o la acción de Dios en la existencia de los hombres. La novela es un retrato de la protagonista y de su entorno, sobre todo en los aspectos que van forjando su personalidad y sus motivaciones más íntimas. Los acontecimientos principales de la existencia de Laura se describen con un ritmo ágil y sostenido. Lo más destacado es la hondura con que el autor refleja las tensiones interiores que la protagonista sufre, en su costosa lucha entre los reclamos de la conciencia y su actitud de rebeldía ante las dificultades. Y, como telón de fondo, la búsqueda de la felicidad. Daniel-Rops muestra magníficamente la complejidad del ser humano: su capacidad para lo mejor y para lo peor.


84, Charing Cross Road de Helene Hanff (Anagrama. 128 pág.). Simpática historia a través de una relación de cartas comerciales entre una estadounidense amante de los libros y una librería inglesa donde escribe para pedirlos cuya dirección es el título del libro.


La tropa del arco iris de Andrea Hirata (Temas de hoy. 416 pág.). Este el libro que prometió el autor a su maestra de quince años en la escuela más pobre e increíble que se puede imaginar. Son diez chavales y dos maestros (uno, anciano y enfermo, y otra, una joven de quince años) que sueñan con salir de la pobreza en la que está sumergida los habitantes de una isla de Indonesia. Son doce historias llenas de alegría, dolor, lágrimas, rabia, esfuerzo e ilusión. En este enlace tenéis un breve reportaje sobre la novela.


En lugar seguro de Wallace Stegner. (Asteroide. 378 pág.). Cuando dos jóvenes parejas se conocen durante la Gran Depresión surge entre ellas una amistad que durará toda la vida. Son muchas las cosas que inicialmente comparten: Charity Lang y Sally Morgan están esperando su primer hijo, y sus maridos Sid y Larry están dando sus primeros pasos como profesores de Literatura en la Universidad de Wisconsin, aunque su relación se va haciendo más compleja a medida que comparten décadas de lealtad, amor, fragilidad y desacuerdos. Treinta y cuatro años más tarde del inicio de esta amistad los Morgan visitan la colonia de veraneo de sus amigos en Vermont para el que saben será su último fin de semana junto a Charity. Durante esa visita Larry rememora todos sus años de amistad: las alegrías, las penas, las ilusiones y también los sueños que quedaron por cumplir; pero por encima del relato de los hechos late una profunda reflexión sobre el amor y la amistad, sobre los intentos de cuatro personas por hacer frente a las tribulaciones de la vida.


El tiempo entre costuras de María Dueñas. (Planeta. 640 pág.). La joven modista Sira Quiroga abandona Madrid en los meses previos al alzamiento, arrastrada por el amor desbocado hacia un hombre a quien apenas conoce. Juntos se instalan en Tánger, una ciudad mundana, exótica y vibrante donde todo lo impensable puede hacerse realidad. Incluso, la traición y el abandono. Sola y acuciada por deudas ajenas, Sira se traslada a Tetuán, la capital del Protectorado español en Marruecos. Con argucias inconfesables y ayudada por amistades de reputación dudosa, forja una nueva identidad y logra poner en marcha un selecto atelier en el que atiende a clientas de orígenes remotos y presentes insospechados. A partir de entonces, con la contienda española recién terminada y la europea a punto de comenzar, el destino de la protagonista queda ligado a un puñado de personajes históricos entre los que destacan Juan Luis Beigbeder —el enigmático y escasamente conocido ministro de Asuntos Exteriores del primer franquismo—, su amante, la excéntrica Rosalinda Fox, y el agregado naval Alan Hillgarth, jefe de la inteligencia británica en España durante la segunda guerra mundial. Entre todos ellos la empujarán hacia un arriesgado compromiso en el que las telas, las puntadas y los patrones de su oficio se convertirán en la fachada visible de algo mucho más turbio y peligroso.


Dulce hogar de Dorothy Canfield Fisher (Palabra. 368 págs.). Un infortunado accidente provoca un cambio de papeles en la vida del matrimonio Knapp. Agradable y simpática novela que toca temas tan actuales como la conciliación de la vida familiar y laboral, la igualdad, los roles del hombre y la mujer en la familia, la educación de los hijos, etc. fue escrita, sorprendentemente, en 1924. Hasta ahora no se había traducido al castellano. Plantea los problemas de una familia en la que ambos cónyuges están frustrados por las funciones que les ha tocado desarrollar. Evangeline es una obsesiva ama de casa cuyo perfeccionismo hace infelices a sus hijos. Sin darse cuenta, vive desencantada y aburrida, aunque se considera una buena madre y esposa. Lester, su marido, poeta y soñador, tampoco es feliz, ni en casa ni en el trabajo. Un accidente cambia la vida de toda la familia al propiciar un radical cambio de papeles: él se ve obligado a quedarse en casa en una silla de ruedas y ella debe ponerse a trabajar fuera del hogar para ganar el sustento de la familia.


La librería ambulante de Christopher Morley (Periferia. 184 pág.). En los años veinte del siglo pasado, un excéntrico librero ambulante, un complejo carromato -mitad vivienda, mitad biblioteca- tirado por caballos, decide venderlo a una madura señorita cansada de la vida rural y monótona: "Ya va siendo hora de vivir alguna aventura". Comedia costumbrista llena de humor, humanidad y amor por los libros.


Viento del Este, viento del Oeste de Pearl S. Buck. (DeBolsillo. 256 págs.). La joven Kwei-lan, hija de un rico patriarca chino, acaba de contraer matrimonio. Su marido, cuya exquisita educación ancestral se ha desvanecido por influencia de la cultura occidental, rechaza inicialmente a la esposa. Nuevas costumbres y usos, algunos en contradicción con aquellas convicciones en las que fue educada, deberá aceptar la esposa paulatinamente si desea conseguir el amor de su marido y comprender las difíciles situaciones familiares que provoca el contacto entre las culturas de Oriente y Occidente. Pearl S. Buck recibió el Premio Nobel en 1938, fue hija de un misionero que pasó la mayor parte de su vida en China. De la observación de esa cultura son también las obras: La madre, La promesa, La buena tierra y La estirpe del dragón.


Un buen partido de Vikram Seth. (Anagrama 715 pág.). «Tú también te casarás con quien yo diga», le dice la señora Rupa Mehra a su hija Lata al principio de esta historia. Desde ese momento, la búsqueda de un buen partido para Lata se convierte en el motor de este extraordinario fresco de la India de los años cincuenta, un país que aún restaña las heridas de su reciente independencia; donde los esfuerzos modernizadores tropiezan con las ancestrales costumbres y donde los matrimonios se concertan por intereses familiares. Un historia de personajes que viven, sienten, aman, odian y luchan por escapar o alcanzar su destino.


Los restos del día de Kazuo Ishiguro. (Anagrama. 256 págs.). Inglaterra, julio de 1956. Stevens, el narrador, durante treinta años ha sido mayordomo de Darlington Hall. Lord Darlington murió hace tres años, y la propiedad pertenece ahora a un norteamericano. El mayordomo, por primera vez en su vida, hará un viaje. Su nuevo patrón regresará por unas semanas a su país, y le ha ofrecido al mayordomo su coche, que fuera de Lord Darlington, para que disfrute de unas vacaciones. Y Stevens, en el antiguo, lento y señorial auto de sus patrones, cruzará durante días Inglaterra rumbo a Weymouth, donde vive la señora Benn, antigua ama de llaves de Darlington Hall. Y jornada a jornada, Ishiguro desplegará ante el lector una novela perfecta de luces y claroscuros, de máscaras que apenas se deslizan para desvelar una realidad mucho más amarga que los amables paisajes que el mayordomo deja atrás.

La película, de título "Lo que queda del día", se ha convertido en un clásico del cine.

 

 


 

 

 



Literatura
infantil

(9 a 12 años)


Literatura
juvenil

(13 a 17 años)


Literatura
adultos

(mayores de 18 años)

Otras selecciones:

Obras clásicas de la Literatura Universal
(Clasificados por siglos)

Biblioteca de obras de espiritualidad
(Libros básicos de la Fe Católica)

.



PORTADA


CORREO